Ir a contenido

4 razones por las cuales los resultados de la evaluación de su hijo pueden diferir

Por El equipo de Understood

De un vistazo

  • En ocasiones las evaluaciones de un mismo niño pueden producir resultados diferentes.

  • Los factores como el estado de ánimo del niño y las pruebas utilizadas pueden afectar los resultados.

  • Las recomendaciones de diferentes evaluadores pueden también ser diferentes.

Existen muchas razones para que crea que es necesario que su hijo sea evaluado. Y ya sea que escoja una evaluación realizada por la escuela pública o una evaluación privada, existen muchas razones para que usted quiera una segunda evaluación.

Si ambas evaluaciones son realizadas correctamente, probablemente los resultados y las recomendaciones serán parecidas. Pero en ocasiones los comentarios de diferentes evaluaciones pueden variar. Estos son algunos de los factores que pueden estar en juego.

1. Cómo se sentía su hijo cuando fue evaluado

Cómo se sienta su hijo puede afectar los resultados de la evaluación.

Supongamos que está contento, alerta y bien descansado cuando realiza la prueba. Entonces es más probable que sus habilidades sean evaluadas más certeramente. Pero si no ha dormido bien, está distraído, enojado o incluso hambriento, las mediciones pueden que no sean tan acertadas.

Antes de que su hijo sea evaluado, es recomendable explicarle de qué trata la evaluación. No es un castigo o un examen con calificación. Es sólo una manera de determinar las áreas donde no tiene problemas y las áreas en las que podría necesitar ayuda adicional. Y es una herramienta para averiguar qué tipo de ayuda funcionará mejor.

La clave en esto es que su hijo seguirá su estado emocional como ejemplo. Si usted se siente cómodo, entonces probablemente él se sienta también cómodo.

Para los niños pequeños que no han sido evaluados anteriormente, procure que la explicación sea breve y sencilla. Para los chicos mayores sea muy directo y esté calmado para ayudarlos a sentirse más relajados. Y permita que su hijo haga preguntas si las tiene.

También es importante que su hijo haya dormido bien antes de la evaluación. También asegúrese que haya comido lo suficiente.

2. Las pruebas específicas usadas

Los evaluadores pueden seleccionar diferentes pruebas para evaluar las destrezas y limitaciones del niño. Existen docenas de pruebas diferentes que pueden ser usadas para reunir información sobre lectura, matemáticas, ortografía y expresión escrita. Cada medición muestra habilidades de manera ligeramente diferente.

Algunos evaluadores pueden preferir un tipo de prueba. Otros prefieren diferentes maneras para medir las mismas habilidades. Y algunas pruebas serán de más utilidad que otras para entender porqué un niño tiene problemas en un área en particular.

Si usted solicita una segunda evaluación, es importante que informe al examinador sobre las mediciones usadas la primera vez. Si la segunda evaluación utiliza la misma versión de la misma prueba que su hijo ya presentó, eso significa que ya conoce las preguntas. En algunos casos, esto puede invalidar sus respuestas la segunda vez.

Compartir esa lista también lo ayudará a asegurarse que su hijo no pierda ser evaluado en un área importante. También asegúrese de incluir los resultados de la primera evaluación cuando comparta la lista.

3. La época del año

La evaluación también se ve afectada por el momento del año escolar en que se realice. Al comienzo del año escolar puede ser que su hijo no haya practicado completamente algunas habilidades.

Como resultado, los resultados de las evaluaciones podrían subestimar sus habilidades en ciertas áreas. Pero puede mejorarlas o dominarlas por completo a lo largo del año escolar.

4. Cómo se llegó a las recomendaciones

Si su hijo fue evaluado en la escuela, el equipo de evaluación, el cual lo incluye a usted, discutirá recomendaciones una vez que la evaluación haya sido completada.

Probablemente las recomendaciones sean sobre el enfoque general que el equipo cree podría ayudar a su hijo. Puede que no mencionen un programa en específico.

Por ejemplo, el equipo puede sugerir que su hijo trabaje individualmente con un especialista en lectura tres veces a la semana durante 30 minutos para desarrollar las habilidades de conciencia fonémica, pero no mencionar el nombre de un programa en particular.

Si si hijo obtiene una evaluación privada, el evaluador (o evaluadores) puede recomendar un curso de acción. Esa sugerencia probablamente incluirá programas específicos.

En otras palabras, la recomendación de una evaluación puede que no sea tan específica como la recomendación de otra. Y en algunos casos, incluso las recomendaciones que suenan diferente pueden en realidad ser muy parecidas.

Por ejemplo, un reporte podría recomendar que su hijo reciba instrucción a través de un programa de lenguaje multisensorial estructurado. Otro podría recomendar sesiones individuales usando el sistema de lectura Wilson. Este sistema es uno de varios programas de lenguaje multisensorial estructurado disponibles.

Factores que no deberían afectar los resultados de la evaluación de su hijo

Existen algunos factores que usted podría pensar que afectan el desempeño de su hijo variándolo de una evaluación a otra, pero que generalmente no lo afectan. Estos incluyen:

  • Ambientes diferentes. Algunas pruebas pueden llevarse a cabo en la escuela, otras en consultorios médicos. Pero la mayoría de los niños se ajustarán a un nuevo lugar en cuestión de minutos. Un evaluador experimentado sabrá cómo hacerlos sentir cómodos e incluirá en su reporte cualquier inquietud que tenga.

  • Diferentes examinadores. Dependiendo del tipo de prueba que se vaya a hacer, su hijo podría ser examinado por una persona que ha visto antes en la escuela. O puede que sea examinado por desconocidos. De nuevo, los examinadores experimentados ayudarán a su hijo a sentirse cómodo.

  • Diferentes niveles de observación. Cuando la evaluación la realiza la escuela, los evaluadores pueden observar a su hijo en diferentes situaciones y obtener información de sus maestros y de otras personas que pueden comentar sobre los registros escolares y su desempeño en el pasado. Un evaluador privado tal vez no pueda ir a la escuela pero comúnmente intentará reunir información similar de los maestros de su hijo y la escuela.

Las evaluaciones son importantes para encontrar la mejor manera de ayudar a su hijo. Ese es el objetivo tanto de las evaluaciones públicas como las privadas. Aprenda más sobre qué esperar de una evaluación. Conozca más acerca de qué significan los resultados de las evaluaciones.

Puntos clave

  • Explicar la meta final de la evaluación puede ayudarlo a sentirse más cómodo acerca de la evaluación.

  • Los evaluadores experimentados pueden ayudar para que su hijo se sienta mejor sin importar el ambiente de la evaluación.

  • Es importante asegurarse que un segundo evaluador conozca exactamente qué pruebas se le hicieron a su hijo la primera vez.

Díganos qué le interesa

Vea sus recomendaciones

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Vea sus recomendaciones

Comparta

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Descargue Wunder en App Store

Comparta 4 razones por las cuales los resultados de la evaluación de su hijo pueden diferir

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta 4 razones por las cuales los resultados de la evaluación de su hijo pueden diferir

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom