Ir a contenido

8 maneras como controlo la ansiedad que me causa mi discalculia

Lo recuerdo como si hubiera sido ayer. La sensación de sentir a 20 estudiantes mirándome mientras estaba parada frente a la pizarra.

Temas relacionados

Podía escuchar a mis compañeros de clase murmurando entre ellos. Ellos sabían la respuesta del problema de matemáticas que estaba escrito en la pizarra. Quizás yo también la sabía, pero no la podía articular. Me quedé quieta, mi mente pensaba a toda velocidad mientras sujetaba el marcador con tanta fuerza que mis nudillos se pusieron blancos.

Después de esos momentos que sentí interminables, mi maestra finalmente me permitió sentarme, dejando sin contestar el problema de matemáticas y yo sintiéndome una fracasada. Esto ocurrió varias veces durante mis primeros años escolares. Cada vez me provocaba mucha ansiedad.

Tengo y problemas con las matemáticas. No es una sorpresa que la ansiedad lo empeora. Sentirme preocupada o temerosa de fracasar hace que aprender matemáticas sea más difícil de lo que ya es.

Aunque con los años he sido capaz de controlar mi ansiedad a través de prácticas y estrategias que he aprendido. Ahora que soy una estudiante universitaria continúo utilizando esas estrategias.

Estrategia #1: Detenerse y descansar la mente

Cuando me siento ansiosa, una de mis estrategias favoritas es simplemente tomar un breve descanso para detenerme y tranquilizar mi mente.

En la clase de matemáticas de bachillerato, en ocasiones me sentía tan ansiosa que estaba al borde de las lágrimas. Cuando eso ocurría, cerraba mi cuaderno o hacía a un lado mi tarea. Después, cerraba los ojos y tan solo me concentraba en mi respiración durante varios minutos. Eso me ayudaba a despejar mi mente y podía volver a enfocarme en hacer mis deberes.

Estrategia #2: Dar un paseo

A veces, cuando no es suficiente descansar estando sentada me voy a pasear.

En la clase de matemáticas me levantaba sin hacer ruido y me iba al pasillo. Caminaba y me movía un rato para intentar alejar mi ansiedad. Por supuesto, siempre le informaba con antelación a mi maestra de matemáticas para que entendiera lo que estaba ocurriendo. Acordamos que yo usaría una seña cuando necesitara salir del salón.

Estrategia #3: Enfocarse en “los 3 positivos”

Otra herramienta que a veces uso es algo llamado “los 3 positivos”.

Cuando me siento ansiosa, a menudo tengo pensamientos negativos sobre mí misma y mis habilidades. Mi mente me dice que “no soy lo suficientemente buena o no soy lo suficientemente inteligente o que nunca seré una buena estudiante.

Temas relacionados

Cuando esto ocurre, escribo en una nota adhesiva o una hoja de papel tres cosas positivas sobre mí misma y las leo a lo largo del día. Sé que suena insignificante, pero me ayuda a recordarme que soy lista, trabajadora, fuerte y capaz.

Estrategia #4: Dormir y comer bien

Ocuparme de lo básico realmente me ayuda cuando tengo ansiedad. Por lo que siempre intento dormir lo suficiente y comer un desayuno balanceado. Durante el día, también como comidas ligeras para tener energía y estar de buen humor.

Estrategia #5: Comer un caramelo de menta

Siempre llevo conmigo caramelos de menta. Cuando me siento ansiosa debido a las matemáticas, me como uno y su sabor y aroma mentolado me ayudan a tranquilizarme. Mis compañeros de bachillerato me llamaban la “chica de la menta”.

Estrategia #6: Hablar con un amigo o maestro de confianza

Cuando me siento muy abrumada, hablar con un maestro o amigo de confianza también me ayuda. En el bachillerato podía hablar con mi maestra de educación especial, que siempre era agradable y muy paciente conmigo. Ella me recordaba las estrategias que me habían servido en el pasado. Y tenía unos cuantos buenos amigos que podían darme un abrazo cuando lo necesitaba.

Estrategia #7: Identificar la causa de la ansiedad

Con los años también ha sido importante para mí reconocer muy específicamente lo que me pone ansiosa. Levantar la mano en clase, resolver problemas frente a mis compañeros, presentar un examen, sé que todas esas cosas me generan ansiedad. Al identificar mis temores, he podido trabajar en ellos.

Estrategia #8: Saber cuándo es demasiado

Sin importar lo que haga, sé que no puedo eliminar todos mis sentimientos de ansiedad. Es por ello que algunas veces tengo que tomar distancia y decir que algo es demasiado para mí.

Recientemente me retiré del curso de álgebra de la universidad porque me estaba causando demasiado ansiedad. Sabía que necesitaba más ayuda con el material y me sentía saturada con otros cursos. A pesar de que me entristecía retirarme, conocía mis límites y que tenía que cuidarme. No quería ponerme en una situación que me perjudicara.

Cuando tienes ansiedad debido a las dificultades de aprendizaje, no se trata de darse por vencido. Se trata de encontrar un camino diferente. Este verano cursaré otra vez álgebra en la universidad pero me inscribiré en menos materias y estaré más preparada mentalmente.

Investigue más sobre la conexión entre la ansiedad y las dificultades de aprendizaje y de atención. Conozca más acerca de los temores comunes que tienen los chicos con dificultades de aprendizaje y de atención. Y lea sobre sobre cómo el IEP y el plan 504 plan pueden incluir apoyo emocional en la escuela.

Las opiniones, puntos de vista, información y cualquier contenido en los blogs de Understood.org son responsabilidad únicamente del escritor del blog y no necesariamente reflejan nuestros puntos de vista, valores, opiniones y creencias, ni están avaladas por Understood.

Díganos qué le interesa

Vea sus recomendaciones

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Vea sus recomendaciones

Comparta

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Descargue Wunder en App Store

discalculia

Comparta 8 maneras como controlo la ansiedad que me causa mi discalculia

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta 8 maneras como controlo la ansiedad que me causa mi discalculia

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom