Ir a contenido

9 maneras de mostrar empatía cuando su hijo tiene dificultades

Por Amanda Morin

Este artículo forma parte de

Take N.O.T.E.

Una herramienta simple y paso a paso para ayudar a averiguar si las dificultades que usted está observando podrían ser señales de una diferencia en la manera de pensar y aprender

No siempre es fácil responder con empatía al comportamiento de su hijo. Pero cuando usted le demuestra que lo entiende y respeta sus necesidades, lo está ayudando a permanecer motivado y desarrollar autoestima. Además, lo está ayudando a tener confianza en usted. Estas son sugerencias para responder con empatía.

1. Utilice la “regla de platino”, no la “regla de oro”

Usted probablemente aprendió la “regla de oro”: Trata a los otros de la manera en que te gustaría que te traten. Pero la empatía se basa en la “regla de platino”: Trata a los otros de la manera en que ellos quieren (y necesitan) ser tratados”.

Hacer eso no significa que usted está cediendo a los “caprichos” de su hijo o que lo está consintiendo. Significa que está tomando en consideración sus sentimientos y dificultades al tratar de ayudarlo. Se enfoca en entender lo que él realmente necesita de usted, en lugar de lo que usted piensa que él necesita.

2. No suponga, pregunte

A menudo los niños dan pistas no verbales sobre cómo se sienten o con qué están teniendo problemas. Es importante ser sensible a esas señales. No obstante, es igualmente importante preguntar a su hijo directamente cómo se siente y qué necesita. Darle la oportunidad de expresarse lo convierte en un participante activo en su desarrollo y aprendizaje.

3. Intente dejar de lado sus propias frustraciones y juicios

Ya sea que su hijo esté teniendo un arranque de rabia o contándole una situación difícil en la escuela, usted va a tener su propia reacción. Responder con empatía significa ignorar su reacción y dejar que la reacción de su hijo sea lo más importante.

Eso no significa que usted tenga que esconder sus sentimientos. Tampoco significa que deba estar de acuerdo con él o aceptar su comportamiento. Tan solo significa que lo está escuchando e intentando ver las cosas a través de sus ojos.

4. Use afirmaciones usando “yo” para evitar culpar al otro

Es importante que reconozca sus sentimientos, al igual que los de su hijo. Eso fomenta que su hijo tome en cuenta sus emociones y demuestre empatía. Pero las afirmaciones que usan “tú” pueden ponerlo a la defensiva y que no quiera escucharlo a usted. Las afirmaciones que usan “yo” permiten hablar sobre situaciones sin culpar al otro.

Por ejemplo, usted podría estar tentado a decir: “Estás gritando y no estás escuchando ni una palabra de lo que te estoy diciendo”. Pero esta reacción demuestra más empatía: “Sé que estás enojado. Pero cuando gritas y hablas al mismo tiempo que yo, siento que no escuchas lo que estoy diciendo”.

5. No se apresure en intentar arreglarlo

Muchos padres están tan acostumbrados a arreglar las cosas que de inmediato intentan encontrar soluciones. Eso podría hacerlo sentir mejor a usted, pero puede que no beneficie a su hijo. Solo intente escuchar y entender cuál es el problema.

Tal vez su hijo ni siquiera desea que usted resuelva el problema. Eso es algo que usted puede discutir con él después de escucharlo. Que él solucione el problema puede ser una buena oportunidad para que practique abogar por sí mismo.

6. Tenga en cuenta su necesidad de hacer una pausa

En ocasiones es difícil permanecer tranquilo porque su hijo vuelca su frustración en usted. Es apropiado que le diga que usted necesita retirarse.

Intente decir algo como: “Me está costando controlarme y no gritar y me parece que a ti también. Creo que ambos necesitamos hacer una pausa para calmarnos. Me retiraré, pero regresaré cuando me sienta más tranquilo y pueda escucharte”. Reaccionar de esa manera refuerza en su hijo conductas de autocontrol y consideración.

7. Haga preguntas abiertas

Una pregunta abierta es aquella que no puede ser contestada usando solo una palabra o frase. Es empática porque permite que su hijo diga lo que está pensando, sin sentir que usted ya evaluó la situación.

Por ejemplo, preguntar: “¿Tuviste algún problema hoy?” invita a conversar más que decir: “Parece que tuviste un mal día en la escuela. ¿Es cierto?”. También ayuda a que usted explore el problema y las soluciones con más profundidad.

8. Escuche activamente lo que su hijo dice

La empatía requiere escuchar activamente. Eso significa dar a su hijo toda su atención y escuchar tanto sus palabras como su tono de voz. Cuando escucha activamente, usted reflexiona y dice con sus propias palabras lo que cree que él dijo.

Puede ser una buena idea terminar con algo como: “¿Lo entendí?” o “¿es eso lo que estás diciéndome?”. Eso permite que su hijo corrija cualquier malentendido. También demuestra respeto por sus sentimientos y su opinión.

9. Valide los sentimientos de su hijo

Responder con empatía significa encontrar una manera de decir a su hijo que tiene sentido lo que siente. Cuando usted siente empatía, le demuestra que tiene derecho a sentirse como se siente.

Puede que usted no esté de acuerdo con las decisiones de su hijo. Incluso puede que piense que su reacción es exagerada. Pero es importante reconocer que la manera en que se está sintiendo es real para él. Sus actos puede que no sean apropiados, pero sus sentimientos no están ni bien ni mal.

Díganos qué le interesa

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Comparta

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Descargue Wunder en App Store

Comparta 9 maneras de mostrar empatía cuando su hijo tiene dificultades

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta 9 maneras de mostrar empatía cuando su hijo tiene dificultades

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom