Ir a contenido

Adolescentes con TDAH y conducir: 8 recomendaciones de un especialista en manejo

Temas relacionados

Los conductores adolescentes tienen que aprender muchas habilidades nuevas, como determinar qué tan lejos se encuentra un automóvil en movimiento y anticipar qué harán los otros conductores. Aprender a manejar puede que sea más difícil para los adolescentes con TDAH, y que necesiten estrategias diferentes y mucha práctica.

Existe un tipo especial de instructor de manejo que trabaja con conductores principiantes que tienen TDAH. Estos profesionales son conocidos como especialistas en rehabilitación de manejo (o especialistas en rehabilitación de conductores). Estas son ocho recomendaciones de la especialista certificada en rehabilitación de manejo Amanda Plourde para ayudar a los adolescentes con TDAH a conducir sin peligro.

1. Practicar el escaneo activo

Conducir requiere saber lo que está ocurriendo delante, detrás y al lado. Esta habilidad se llama escaneo activo. Para desarrollarla, haga que los adolescentes describan lo que sucede a su alrededor cuando vayan juntos en el auto.

Proporcione ejemplos de cosas específicas en qué fijarse, como cruces peatonales, luces direccionales, señales de detención y calles laterales de donde podrían aparecer automóviles.

También puede comentar las decisiones que usted vaya tomando mientras conduce. Por ejemplo: “El semáforo está cambiando a amarillo, así que voy a detenerme”. O, “el automóvil de adelante está señalando que girará a la izquierda, así que reduciré la velocidad”.

2. Hablar sobre las intersecciones

Las intersecciones pueden ser confusas. Hay diferentes tipos (semáforos y señales de detención) y distintas reglas sobre quién tiene preferencia y en qué momento. Disminuya la velocidad antes de llegar a una intersección y explique qué hay que hacer. Asegúrese de que los adolescentes entiendan conceptos como “preferencia”, “prioridad”, “ceder el paso” y desde qué carril pueden cruzar.

3. Usar adhesivos en el volante

Cuando están sucediendo muchas cosas, puede que sea difícil incluso recordar hacia dónde hay que girar el volante. Utilice etiquetas o notas adhesivas como recordatorios. Marque el lado derecho del volante con un adhesivo para que los adolescentes sepan cuál es el lado derecho y cuál el izquierdo. También puede poner uno en la posición de las 12 horas de la rueda del volante.

4. Seguir rutas familiares

Los chicos con TDAH suelen tener problemas para planear y pensar las cosas de distintas maneras. Por esto es útil que al principio se apeguen a las rutas que les son familiares. De esa manera podrán enfocarse en desarrollar habilidades sin sentirse estresados por tener que averiguar una nueva ruta. Por ejemplo, pueden practicar doblar a la izquierda en la misma intersección antes de lidiar con intersecciones desconocidas.

5. Reducir las distracciones

Ya es suficientemente difícil para un principiante prestar atención a la carretera. Agregue música y otros pasajeros, y concentrarse será aún más difícil.

La ley estatal suele restringir el número y tipo de pasajeros que los conductores novatos pueden llevar. Pero usted puede extender estos límites por más tiempo o añadir otras restricciones.

Temas relacionados

6. Practicar más

Una vez que los adolescentes obtienen su licencia de conducir, la mayoría de los estados exigen un número determinado de horas de manejo antes de que puedan presentar el examen práctico. Algunos estados requieren incluso varias horas de instrucción formal de manejo. Tal vez las familias quieran duplicar la cantidad de horas para que los adolescentes con TDAH tengan más tiempo para desarrollar sus habilidades antes de que conduzcan solos.

Intente espaciar las clases de manejo. En lugar de dos veces por semana durante tres semanas, prográmelas cada 15 días durante 12 semanas. Esto les da más tiempo a los adolescentes para desarrollar sus habilidades entre cada lección.

7. Vigilar el uso de medicamentos

En el caso de los adolescentes que toman medicación para el TDAH, asegúrese de que el medicamento esté activo mientras conducen. Pregunte al médico si la dosis o la frecuencia necesitan ajustarse para que el medicamento sea efectivo cuando el chico maneja.

8. Preguntar al instructor sobre su experiencia con el TDAH

Ayuda que el instructor de manejo de los adolescentes con TDAH entienda de qué se trata el TDAH. Pregúntele si tiene experiencia enseñando a adolescentes que tienen TDAH.

Si el instructor tiene experiencia, pregúntele cómo les fue a sus estudiantes con TDAH. Los adolescentes con un IEP pueden mostrárselo al instructor, y así darle ideas para diseñar las clases a la medida de sus necesidades.

Otras maneras de ayudar a los conductores adolescentes con TDAH

A medida que los adolescentes van aprendiendo nuevas habilidades para conducir, introduzca gradualmente nuevas situaciones. Esto incluye conducir de noche, cuando llueve o nieva y conducir en carreteras o autopistas.

Tenga en cuenta que mientras algunos adolescentes están ansiosos por aprender a conducir, a otros puede atemorizarlos. Hable abiertamente con los adolescentes sobre si se sienten preparados. Es un gran desafío, y presionar puede hacerlo más difícil.

Mientras más apoyados se sientan los adolescentes, más probable es que desarrollen la seguridad en sí mismos y las habilidades necesarias para ser buenos conductores.

Díganos qué le interesa

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Comparta

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Descargue Wunder en App Store

Comparta Adolescentes con TDAH y conducir: 8 recomendaciones de un especialista en manejo

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Adolescentes con TDAH y conducir: 8 recomendaciones de un especialista en manejo

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom