Ir a contenido

Uso indebido, compartir y abuso de la medicación para el TDAH: Lo que necesita saber

Por El equipo de Understood

De un vistazo

  • Si los niños o los jóvenes comparten, usan indebidamente o abusan de la medicación para el TDAH, por lo general se trata del tipo de medicamento que es estimulante.

  • La mayoría de los chicos no se comportan así, pero es importante entender los posibles riesgos.

  • Hay algunas cosas importantes que puede hacer para asegurarse que su hijo solo usa la medicación para el TDAH como es debido.

Puede que haya escuchado sobre chicos que comparten, usan indebidamente o abusan de la medicación para el TDAH y le preocupe lo que podría hacer su hijo. Compartir, usar indebidamente o abusar de la medicación para el trastorno por déficit de atención (también conocido como TDA), sí ocurre, especialmente a nivel de bachillerato y la universidad. Y aunque no existen datos confiables acerca de qué tan frecuente sucede, la mayoría de los chicos no actúan de esa manera.

Temas relacionados

Para entender mejor el problema necesita tener información sobre los dos tipos de medicamentos para el TDAH. Los que más se prescriben son los medicamentos estimulantes porque usualmente son los más efectivos. Sin embargo, cuando a un chico no le funcionan el médico puede que el médico sugiera probar con un medicamento que no es estimulante.

Hay estudios que muestran que ambos tipos son seguros cuando se usan de la manera en que han sido prescritos y bajo supervisión médica. Pero los estimulantes son los que se comparten, se usan indebidamente y se abusan más frecuentemente.

Aprender todo lo que pueda sobre la medicación para el TDAH puede ayudarlo a reducir los riesgos de su hijo. También puede ayudarlo a que hable con su hijo acerca de cómo usar la medicación que le han prescrito sin correr peligro.

Cómo los chicos podrían compartir, usar indebidamente o abusar de los medicamentos para el TDAH

El término “uso indebido” hace referencia a algo muy específico, significa usar una dosis más alta que la prescrita o usar la dosis correcta más frecuentemente de lo prescrito. Esto aplica tanto a los chicos que tienen una prescripción como a los que no. Usted también puede que haya escuchado acerca de chicos que regalan o venden pastillas que requieren receta médica a chicos que no tienen prescripción médica.

El término “abuso” se refiere a una conducta que es mucho más grave que el uso indebido. Se trata de abusar del fármaco al punto que interfiere con el funcionamiento. Y puede conducir a la adicción, lo cual significa el uso compulsivo de esa substancia en dosis más altas que la prescrita.

No hay datos confiables sobre cuántos chicos o cuán frecuentemente comparten o usan indebidamente medicamentos estimulantes para el TDAH. Sin embargo, los expertos reportan que algunos adolescentes y jóvenes con TDAH los están usando por razones diferentes a los de controlar los síntomas del TDAH.

Cuando los estudiantes obtienen pastillas a través de chicos que tienen prescripción o usan indebidamente su propia receta, usualmente usan las pastillas cuando se sienten agotados. Ese aumento de energía y concentración puede que lo ayude cuando tienen muchos exámenes, cuando están trabajando en un proyecto grande o tratando de terminar un trabajo que tenían que haber entregado hace tiempo.

Usar pastillas de esa manera, sin supervisión médica, puede ser peligroso. Esto es particularmente cierto si las dosis son muy altas o si se toman más con mayor frecuencia de lo recetado.

Otra cosa que los chicos hacen a veces es tomar medicamentos para el TDAH antes de ir a una fiesta. Puede que lo hagan para permanecer alertas cuando beben alcohol. Pero eso puede causar que ingieran peligrosamente grandes cantidades de alcohol sin darse cuenta de cuánto los está afectando.

Existe la posibilidad de que el uso indebido puede conducir al abuso e incluso a la adicción. No existen datos confiables sobre cuántos chicos abusan de los medicamentos para el TDAH o se vuelven adictos. Pero puede suceder si los niños lo toman en dosis más altas y con mayor frecuencia de lo establecido como seguro en la receta médica.

Cómo el uso indebido de los medicamentos estimulantes afecta a los chicos

Existe una diferencia entre cómo afecta el medicamento a los adolescentes y jóvenes que tienen TDAH y a los que no lo tienen. En los que no tienen TDAH, el medicamento estimula la concentración y la atención rápidamente y durante un breve lapso de tiempo.

En la mayoría de los chicos con TDAH que toman medicamentos estimulantes de la manera en que se los recetaron se obtienen buenos resultados (del 70% al 80%, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades). Cuando el medicamento está activo en el cuerpo, puede ayudar a reducir los síntomas del TDAH mejorando la comunicación entre diferentes partes del cerebro. Eso puede mejorar las habilidades de la función ejecutiva, como la .

Temas relacionados

Cuando eso ocurre, los chicos con TDAH están más concentrados y son más capaces de mantenerse organizados y enfocados en lo que están haciendo. También están más motivados en terminar tareas que no les interesan, pero que tienen que hacer.

Pero ingerir más medicamento o más frecuentemente de lo que fue prescrito puede provocar efectos secundarios desagradables. Eso sucede igual para chicos con o sin TDAH. Puede generar que se sientan inquietos o que su ritmo cardíaco aumente temporalmente.

Esas sensaciones pueden ser un obstáculo para concentrarse. Demasiado medicamento también puede causar que los chicos estén despiertos en la noche por más tiempo del que desearían, causando que estén agotados al día siguiente.

Para la mayoría de los chicos esa experiencia es suficiente para evitar que tomen dosis altas en el futuro. Pero hay algunos chicos a los que les gusta la sensación y continúan buscándola. Estos son los jóvenes que pueden estar en riesgo de convertirse en adictos.

Es importante saber que el gobierno de los Estados Unidos tiene controles estrictos sobre los medicamentos estimulantes, así como los tiene sobre los medicamentos para el dolor. El propósito de este control es reducir la posibilidad de abuso y adicción. Tenga presente que los estados tienen sus propias leyes, además de las leyes federales.

Los médicos solo pueden recetar medicación para un mes. Y cada mes tienen que autorizar a la farmacia para que le proporcione al cliente medicamentos para un mes adicional.

Obtener medicación para el TDAH sin tener un diagnóstico adecuado

Hay casos donde los chicos son diagnosticados erróneamente con TDAH y obtienen medicamentos sin tener en realidad TDAH. Algunos chicos puede que intenten aparentar síntomas de TDAH para conseguir recetas sabiendo que no tienen esa condición.

Nadie debería obtener medicina para el TDAH sin que un médico o un profesional en el área de la salud mental con el entrenamiento adecuado para este tipo tipo de evaluación haya realizado una evaluación completa. Algunos (pero no todos) de los pediatras, psicólogos clínicos y psiquiatras han recibido este entrenamiento. Una evaluación completa para el TDAH tarda de dos a tres horas y necesita información proporcionada por los familiares y los maestros.

Las evaluaciones privadas realizadas por un profesional entrenado pueden ser costosas, y puede que no estén cubiertas por su seguro médico. Pero hay recursos para ayudarlo a encontrar evaluaciones privadas gratuitas o a bajo costo.

Cómo ayudar a su hijo a evitar los riesgos de la medicación para el TDAH

El uso indebido y el abuso de los medicamentos para el TDAH es un problema grave. Pero hay pasos que usted puede seguir para minimizar el riesgo.

  • Asegúrese que su hijo haya tenido una evaluación completa antes de considerar el uso de cualquier medicación.

  • Mantenga los medicamentos en un lugar seguro de la casa donde los visitantes no los puedan ver, y usted pueda vigilar que sean usados como fueron recetados.

  • Si su hijo ya no vive en la casa, adviértale que guarde su medicamento en un lugar seguro. Eso incluye no dejarlo en un lugar donde pueda ser robado fácilmente. También ayúdelo a entender la importancia de no dárselo a los amigos que quieran comprar o “pedir prestado” su medicamento.

  • Empiece a hablar con su hijo pronto y con frecuencia sobre el TDAH y los riesgos de compartir y vender medicamentos. Nunca es demasiado tarde para abordar ese tema, pero idealmente es mejor presentar esas ideas antes de que llegue a la escuela media. Explíquele que no cuente que está tomando medicamentos para el TDAH a otros chicos y que nunca los comparta.

  • Hable con su hijo sobre la ley. Si lo considera apropiado infórmelo de las posibles consecuencias legales. Los medicamentos para el TDAH son sustancias controladas que están clasificadas por el gobierno federal en la categoría Schedule 2. Esto significa que se consideran que tienen “un alto riesgo de abuso”.

  • También significa que es ilegal usarlos sin tener una prescripción o de maneras en las que no han sido recetados. Explíquele que dar fármacos de la categoría Schedule 2 a cualquiera es considerado “traficar” bajo la ley. Eso es cierto aún cuando la persona no pague por ellos. Los chicos que no tienen una prescripción, incluyendo los que tienen TDAH, también pueden meterse en problemas legales por poseer o ingerir medicación para el TDAH.

Explore otras cosas que los preadolescentes y los adolescentes necesitan entender sobre los medicamentos para el TDAH. Si su hijo es más pequeño, entérese cuáles son los temas a conversar con los estudiantes de primaria. Eso puede ayudarlos a que sean responsables con los medicamentos cuando crezcan.

Si sospecha que su hijo está compartiendo, usando indebidamente o abusando medicamentos estimulantes, hable con su médico. Comente sus preocupaciones y discuta maneras de ayudar a su hijo.

Es importante conocer los posibles riesgos para que pueda ayudar a su hijo a evitarlos. Pero también es importante tener presente que la mayoría de los chicos no tienen esos problemas con los medicamentos para el TDAH.

Understood no está afiliado con ninguna compañía farmacéutica.

Puntos clave

  • Los niños que no han recibido una evaluación completa para el TDAH no deberían tomar el medicamento. Para realizar una evaluación exhaustiva para el TDAH se necesita de un entrenamiento específico que no todas las personas que las realizan han recibido.

  • Entender los riesgos posibles y hablar de ellos con su hijo, puede ayudarlo a que no corra peligro.

  • Si sospecha que su hijo podría estar abusando, compartiendo o usando indebidamente el medicamento estimulante, hable con su médico.

Díganos qué le interesa

Vea sus recomendaciones

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Vea sus recomendaciones

Comparta

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Descargue Wunder en App Store

memoria funcional

Comparta Uso indebido, compartir y abuso de la medicación para el TDAH: Lo que necesita saber

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Uso indebido, compartir y abuso de la medicación para el TDAH: Lo que necesita saber

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom