Ir a contenido

El comportamiento de mi hijo está fuera de control. ¿Ahora qué?

Por El equipo de Understood

Puede ser frustrante y agotador cuando el comportamiento de su hijo pequeño es impredecible y descontrolado. No es fácil lidiar con los berrinches, las peleas y las llamadas de su escuela. Sin embargo, hay cosas que usted puede hacer para que la situación mejore.

Siga estos pasos para averiguar cuál es el problema, cómo manejarlo y saber si es necesario buscar ayuda.

1. Respire profundo

Cuando los niños se portan mal, puede que nos enojemos, nos pongamos tristes, e incluso que nos sintamos avergonzados.

El primer paso es asegurarnos de que nuestro enojo por lo que está sucediendo no sea tan grande como para que no podamos buscar una solución. Si lo necesita, haga una pausa para tranquilizarse. Recuerde que los niños se portan mal por muchas razones, y a menudo no tiene que ver con usted o su forma de educarlos.

2. Sea específico acerca del problema de conducta

Antes de buscar una solución, sea específico en cuanto a lo que desea resolver. Los niños puede que tengan dificultades con diversas cosas, así que empiece con la más importante.

Tal vez su hijo está creando problemas en la escuela o teniendo rabietas todos los días al llegar a la casa. Quizá está atacando a sus hermanos o a usted.

3. Trate de averiguar la causa

El comportamiento de su hijo puede que parezca impredecible, pero es posible que haya un patrón que lo explique. Tome notas de lo que está observando. ¿En qué momento del día ocurre? ¿Qué estaba haciendo su hijo antes de actuar de esa manera? ¿Quién estaba cerca?. (Puede usar este registro de frustración para dar seguimiento de su conducta).

Con el tiempo usted podría darse cuenta de que existen patrones. Tal vez su hijo se enoja cuando tiene hambre. En ese caso, tener algo de comer a la mano solucionará el problema.

A veces el motivo es sencillo, y otras un acertijo. Quizás tenga que contactar al maestro y a otros adultos de confianza. Tener más información lo ayudará a averiguar por qué su hijo está actuando de esa forma. (A lo mejor desea buscar información sobre las evaluaciones).

4. Pruebe un enfoque diferente

Nuestra primera reacción podría ser castigar de inmediato a los niños que se portan mal. El castigo podría ser quitar o prohibir algo que a su hijo le gusta. El asunto es que castigarlo no funciona, y puede causar resentimiento y que se comporte peor.

En lugar de eso, deje que las cosas se calmen, y luego ayude a su hijo a entender las consecuencias.

Supongamos que su hijo se enoja con usted y derrama jugo en el piso a propósito. Dígale que eso no está bien, y cuando la situación se calme haga que lo limpie. (Este enfoque es conocido como “consecuencias lógicas”).

También puede probar otras estrategias. Algunas familias utilizan un contrato de comportamiento para acordar ciertas reglas con sus hijos. Otras, prueban las técnicas de relajación para niños. También puede ayudar proporcionar elogios específicos.

5. Consiga ayuda si la necesita

¿Cómo puede saber si necesita ayuda? Lo mejor es confiar en sus instintos. Busque ayuda si se siente abrumado por el comportamiento de su hijo. Pedir ayuda no significa que es su culpa.

Puede ponerse en contacto con la escuela (utilice estos iniciadores de conversación para hablar con el maestro sobre el comportamiento de su hijo). O, hable con el médico de lo que está ocurriendo. Puede que le sugiera buscar terapia conductual u otro enfoque que funcione para su familia.

También puede hablar con los amigos o con otras familias. Tenga en cuenta que aunque esas personas podrían proporcionarle buenos consejos, es importante que tome con pinzas lo que otros le digan y confíe en su instinto.

Díganos qué le interesa

Vea sus recomendaciones

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Vea sus recomendaciones

Comparta

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Descargue Wunder en App Store

Comparta El comportamiento de mi hijo está fuera de control. ¿Ahora qué?

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta El comportamiento de mi hijo está fuera de control. ¿Ahora qué?

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom