Ir a contenido
  • Dificultades en la escuela
  • Hablar y entender

Puntos de vista: Cómo asegurarse de que las familias hispanas y negras se sientan escuchadas por la escuela

Preguntas realizadas por Tara Drinks

Este artículo forma parte de

Take N.O.T.E.

Una herramienta simple y paso a paso para ayudar a averiguar si las dificultades que usted está observando podrían ser señales de una diferencia en la manera de pensar y aprender

6 respuestas

Se trata de una experiencia común. Familias de estudiantes hispanos y negros que no se sienten ni bienvenidas ni escuchadas en la escuela. Y maestros que no están conscientes de los prejuicios que afectan la manera en que interactúan con los estudiantes y las familias.

Esta situación puede dificultar que padres y maestros se comuniquen cuando un niño tiene problemas en la escuela. Las familias pueden tener dificultades para plantear sus preocupaciones con respecto a su hijo y lograr que la escuela las escuche y haga algo.

Para ayudar con esto, contactamos a seis expertos y maestros que colaboran con Understood (página disponible solo en inglés). Sabemos que la experiencia de cada quien es diferente. Sin embargo, aquí encontrará algunas recomendaciones generales para padres y educadores sobre cómo asegurarse de que las familias hispanas y negras sean escuchadas.

Kareem Neal, MA

Para educadores: Conozca a sus estudiantes hispanos y negros a un nivel real. No haga suposiciones. Conocer a sus estudiantes lo ayudará a sentirse más cómodo al comunicarse con sus familias.

Yo no me sentía cómodo comunicándome con las familias de mis estudiantes hispanos hasta que conocí realmente a los estudiantes y a su cultura. Una vez que uno se siente cómodo puede ser uno mismo, y eso es lo que quieren las personas. No quieren que usted sea como ellos, quieren sentir que pueden confiar y creer en usted.

Para familias: Hable con los maestros de algo que le llamó la atención al conversar con su hijo acerca de la escuela. Los maestros, lamentablemente, tienen prejuicios. Algunos maestros asumen que las personas hispanas y negras no se preocupan de la enseñanza de sus hijos a menos que surja un problema.

Ese prejuicio suele desaparecer cuando los maestros se dan cuenta de que los padres son parte activa de la educación de sus estudiantes. Para ser claros, este es un problema del maestro, no de los padres. Pero si los padres todavía no tienen una buena relación con los maestros, esa es la mejor manera de comenzar.

Kareem Neal (MA) es maestro de educación especial en Phoenix.

Kara Ball, MEd

Para educadores: La comunicación es en dos direcciones, y muchas veces nosotros los educadores lo olvidamos. Queremos que las familias sean abiertas y nos apoyen cuando nos acercamos con alguna inquietud. A cambio, nosotros debemos ofrecer el mismo apoyo y respeto cuando las familias se acercan a nosotros.

Antes de las reuniones, envíe a los padres una presentación preliminar de lo que quiere discutir para que las familias estén preparadas. Sea flexible en cuanto al horario en que está disponible para conversar, y recuerde que toma tiempo ganarse la confianza de las personas.

Para familias: Si algo le preocupa, trate de hablar primero con el maestro de su hijo antes de contactar a alguien de la administración de la escuela. Use frases como: “Me preocupa…”, “¿puede darme algún consejo sobre…?” o “parece que esto no está funcionando…”

Kara Ball (MEd) es educadora STEM en las escuelas públicas de la ciudad de Baltimore.

Brian Thomas, MS

Para educadores: Escuche más de lo que habla. Intente hacer preguntas abiertas. Por ejemplo: “Cuando hablé con Martín, me dijo que su maestro de matemáticas no lo entiende. ¿Qué ha observado usted en la casa? ¿Con quién se relaciona Martín en la escuela? ¿Qué lo ayudaría a abrirse en la escuela sin sentirse incómodo, y que a usted también le parezca bien explorar? ¿Cómo describiría a su hijo cuando se siente cómodo y satisfecho?”.

Para familias: Intente ser específico diciendo cosas como: “¿Puedo mencionarle cuáles son las dos cosas más importantes para mi hijo?”. O, “estas son las tres cosas que me ayudaría que la escuela entendiera”.

A menos que usted se lo diga a los maestros, ellos no sabrán detalles importantes, como que usted trabaja hasta tarde o que a veces su hijo no tiene un lugar tranquilo para estudiar después de las 7 p.m.

Tal vez también quiera preguntar: “¿Podría ponerme en contacto con otros padres que estén experimentando algunas de las mismas dificultades? Nos ayudaría saber que no somos los únicos”.

Brian Thomas (MS) es subdirector de Mary Institute and Saint Louis Country Day School (MICDS) en Missouri.

Shivohn N. García, PhD

Para educadores: Todos los padres, sin importar el idioma que hablen, quieren asegurarse de que usted entiende a su hijo. Esto es especialmente importante cuando usted no habla el mismo idioma que ellos.

Los educadores puede que quieran enfocarse de inmediato en las dificultades para comunicarse. En lugar de eso, haga un esfuerzo por enfocarse en lo que usted tiene en común con las familias: el niño. Antes de hablar de lo que lo preocupa, inicie la conversación hablando de las cualidades positivas que usted ha observado en el estudiante en la escuela.

Para familias: Si su familia no habla inglés en la casa, pida al maestro que utilice una app de traducción. Esto puede ser útil si usted tiene dificultad para entender al maestro o si cree que el maestro tiene dificultad para entenderlo a usted.

También puede solicitar a la escuela que haya un intérprete en cosas como las reuniones del IEP. Usted es el experto en su hijo, y los maestros pueden aprender de usted para ayudar a su hijo de manera más eficaz.

Shivohn García es directora sénior del equipo de evaluación de impacto de Understood.

Rayma Griffin, MA, MEd

Para educadores: No haga suposiciones. Haga preguntas y escuche las respuestas. Infórmese sobre las necesidades particulares de las familias de sus estudiantes.

Pregúnteles cómo imaginan la colaboración entre ustedes para ayudar a su hijo. Averigüe cómo prefieren comunicarse (teléfono, email, en persona). Y siempre dé a las familias la oportunidad de dar su opinión. La buena comunicación funciona en ambos direcciones. Requiere confianza, la cual se basa en la comprensión y el respeto mutuo.

Para familias: Informe a los maestros acerca de las fortalezas, necesidades e intereses de su hijo. Proporcione detalles sobre su vida familiar y las tradiciones que son parte importante de la identidad de su hijo.

Hable sobre lo que funciona para usted cuando tiene que apoyar o disciplinar a su hijo. Sea honesto sobre cualquier obstáculo que esté enfrentando su hijo, como no tener tiempo para terminar los deberes escolares debido a su horario de trabajo. Trate de solucionar estos problemas en colaboración con el maestro.

Rayma Griffin (MEd) tiene 40 años trabajando con niños que piensan y aprenden de manera diferente en el aula y como administradora.

Timothy King, EdD

Para educadores: Esté preparado para escuchar. Los educadores solemos hacer un gran trabajo hablando, pero realmente nos cuesta mucho escuchar. Escuchar atentamente a las familias de los estudiantes hispanos y negros lo ayudará a atender mejor las necesidades diversas de esos estudiantes.

Nuestro papel es garantizar la seguridad y el bienestar de nuestros estudiantes. Si usted ve que un estudiante está siendo tratado o disciplinado de manera injusta, abogue por él. Diríjase directamente a la persona que está a cargo en ese momento. Cuando lo haga, refiérase al procedimiento disciplinario y señale dónde se dejó de seguir el proceso.

Por último, brinde información sobre prejuicios en el proceso de disciplinar a estudiantes de minorías y abogue por un cambio. Esté siempre preparado para llevar esta conversación a personas de mayor jerarquía en la escuela.

Para familias: Inicie la conversación con los maestros hablando de las metas que usted tiene para su hijo. Esta es una buena manera de enfocarse en una solución, en lugar de que piensen que usted está divagando o desahogándose. Concentrarse en la meta final también puede ayudarlo a mencionar sus preocupaciones sin que parezca un enfrentamiento directo.

Tim King (EdD) es director estatal del programa para estudiantes con discapacidades emocionales y de conducta en Florida.

Temas relacionados

  • Dificultades en la escuela
  • Hablar y entender

Díganos qué le interesa

Vea sus recomendaciones

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Vea sus recomendaciones

Comparta

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Descargue Wunder en App Store

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Más información sobre Wunder

Comparta Puntos de vista: Cómo asegurarse de que las familias hispanas y negras se sientan escuchadas por la escuela

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Puntos de vista: Cómo asegurarse de que las familias hispanas y negras se sientan escuchadas por la escuela

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom