Ir a contenido

La importancia de evitar que los niños que piensan y aprenden de manera diferente se agoten

Por Lexi Walters Wright

De un vistazo

  • El agotamiento ocurre cuando los estudiantes enfrentan estrés o frustración constante, sin tener tiempo suficiente para recuperarse.

  • Maestros bien intencionados, familiares y profesionales puede que intenten mezclar el aprendizaje con las interacciones sociales.

  • Conocer las señales del agotamiento puede ayudarlo a encontrar maneras de minimizar el tiempo que su hijo dedica a “trabajar”.

Imagine jornadas de 14 horas con pocos descansos, montón de trabajo y mucho estrés. Eso no es algo tan inusual para muchos niños que piensan y aprenden de manera diferente. Entonces, ¿qué ocurre cuando se enfrentan a ello día tras día? Puede que se agoten.

Conozca qué significa el agotamiento para los niños que piensan y aprenden de manera diferente, y cómo ayudar a su hijo a evitarlo.

¿Qué es el agotamiento?

El agotamiento es un estado de cansancio mental, físico o emocional. Ocurre cuando los niños enfrentan estrés o frustración continuamente sin tener la oportunidad de relajarse y recuperarse.

Por supuesto, algo de estrés es necesario para que los niños progresen. Puede que los motive a establecer metas y alcanzarlas. El problema ocurre cuando el trabajo y el estrés son constantes.

Al principio, puede que los niños continúen haciendo bien las cosas que han estado intentando hacer. Pero luego puede que no descansen lo suficiente como para sentir que lo han logrado. Y puede que no tengan suficiente tiempo para recuperarse antes de iniciar su siguiente reto.

Y, eventualmente, eso tiene un costo. El estrés que sienten puede convertirse en ansiedad. Su agotamiento puede afectar su desempeño. Y sus niveles de motivación e interés pueden disminuir.

¿Cómo surge el agotamiento?

En ocasiones es difícil saber cómo es el día de su hijo o cuánto estrés podría estar sintiendo. Considere esta situación:

Un estudiante de sexto grado que tiene se levanta a las 6:45 a.m. y se va a la escuela a las 7:30 a.m. La primera clase comienza a las 8:15, pero él llega temprano para que el maestro de matemáticas lo ayude con los problemas de lógica.

“El agotamiento ocurre cuando los niños enfrentan estrés o frustración constantemente sin tener la oportunidad de relajarse y recuperarse”.

Su hijo tiene un día completo de actividades académicas en sus clases regulares de la escuela. Además, trabaja con un especialista en lectura dos veces por semana. Los maestros puede que olviden sus , y puede que él necesite ayuda adicional durante la clase. Por lo tanto, tiene que abogar por sus derechos a lo largo del día.

Después de la escuela pasa dos horas practicando fútbol o con la banda musical. Le encantan ambas actividades y le va bien en ambas. Pero cuando regresa a casa a las 6, tiene que dedicarle una o dos horas a hacer la tarea. Puede que tarde más tiempo que sus compañeros en terminar la tarea escolar. A menudo su día, el cual empieza a las 7 de la mañana, no termina hasta las 8 o 9 de la noche.

Al llegar el fin de semana está agotado. Llora por cosas sin importancia. Se queja enojado por tener que reunirse con su tutor. Y el lunes empieza una nueva semana con el mismo programa, estrés y frustración.

Puede que sea capaz de seguir adelante. Pero finalmente aparecen las señales de agotamiento. Posterga el momento de estudiar. No quiere ir al ensayo de la banda. Al final hace ambas cosas, pero no tiene energía ni entusiasmo por ninguna.

Factores de agotamiento para niños que piensan y aprenden de manera diferente

Los niños que no tienen diferencias del aprendizaje pueden sentirse agotados (puede que también conozca a muchos adultos a quienes les ocurre). Sin embargo, los niños que piensan y aprenden de manera diferente puede que sean más susceptibles de agotarse por varias razones:

Factores prácticos

  • Podrían tener que esforzarse más o durante más tiempo que sus compañeros para lograr resultados similares.

  • Puede que tengan que recibir instrucción adicional o terapia que se suma a un horario repleto de actividades.

  • Los niños que piensan y aprenden de manera diferente tienen que esforzarse más solo para enfocarse. Puede que pasen horas sentados trabajando y que no avancen mucho. Y aun así, estar extenuados cuando se levantan.

Factores emocionales

  • Los niños no pueden controlar o “apagar” sus diferencias en la manera de pensar y aprender Por lo que pueden sentir que son víctimas de las circunstancias además de sentirse estresados.

  • Su autoestima puede verse afectada al estar conscientes de sus diferencias. Esto puede hacer que se sientan menos motivados a esforzarse, y a su vez causar que perciban las tareas como más difíciles y tarden más tiempo en terminarlas.

  • Ellos saben lo que se siente fallar. Por lo que pueden sentirse más ansiosos sobre su desempeño, lo cual aumenta el estrés.

Factores sociales

  • Los niños que piensan y aprenden de manera diferente puede que tengan buenas relaciones con los adultos en su vida que intentan mantenerlos motivados. Pero eso puede ser contraproducente porque entonces los niños sienten más presión al tratar de no defraudarlos.

  • Los familiares y profesionales bien intencionados pueden ser excesivos en la cantidad de enseñanza que intentan incluir en cada tarea escolar, tutoría o sesión de terapia. En vez de sentir apoyo, estas relaciones pueden abrumarlos.

  • Sus amigos no pueden identificarse con lo que ellos experimentan. Por lo que los niños que piensan y aprenden de manera diferente pueden sentirse solos o aislados.

Cómo ayudar con el agotamiento

Ayudar a su hijo a administrar su tiempo y tomar descansos efectivos son dos maneras clave de evitar el agotamiento. Usted también puede observar signos de estrés en su estudiante de primaria, de escuela media o de bachillerato.

Usted también podría hablar de lo que está observando con el maestro de su hijo, con el equipo del IEP o con los tutores. Ellos puede que tengan ideas para reducir la cantidad de trabajo adicional que le están asignando. Y si piensa que el agotamiento de su hijo puede ser debido a problemas de ansiedad o depresión, hable con su doctor. Él podría recomendarle que lo discuta con un profesional de la salud mental.

Puntos clave

  • Los niños que piensan y aprenden de manera diferente puede que tengan que esforzarse más o durante más tiempo que sus compañeros para alcanzar logros similares.

  • Los amigos puede que no entiendan lo que están experimentando.

  • Si sospecha que su hijo está agotado, ayúdelo a administrar su tiempo más efectivamente y “descansar” más a menudo.

Díganos qué le interesa

Vea sus recomendaciones

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Vea sus recomendaciones

Comparta

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Descargue Wunder en App Store

dislexia

adaptaciones

Comparta La importancia de evitar que los niños que piensan y aprenden de manera diferente se agoten

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta La importancia de evitar que los niños que piensan y aprenden de manera diferente se agoten

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom