Ir a contenido

Las funciones ejecutivas: Pueden ser frías o calientes

Por Philip D. Zelazo

Todos sabemos que es mucho más difícil analizar las cosas durante una discusión acalorada o cuando estamos frustrados o enojados. ¿Por qué? ¿Qué está sucediendo en nuestro cerebro? Para entender por qué los niños y los adultos toman decisiones de manera diferente dependiendo de la importancia de lo que está en juego, ayuda aprender lo que son las funciones ejecutivas calientes y frías.

Las calientes hacen referencia a las habilidades de autocontrol que usamos en situaciones donde las emociones están a flor de piel. Las funciones ejecutivas frías se refieren a las destrezas que usamos cuando las emociones no son un factor importante.

Puede que sepa por experiencia personal lo difícil que puede ser resistir la tentación. O permanecer atento a una actividad aburrida. O eliminar un antiguo hábito. O no reaccionar con enojo durante una discusión acalorada. A mí me pasa.

Todos ellos son ejemplos de autorregulación intencionada. Todos requieren un esfuerzo coordinado y consciente para lograrlo. Eran más difíciles de lograr cuando yo era pequeño y fueron muy frustrantes cuando era un adolescente. Y en ocasiones siguen siendo un reto para mí como adulto.

Siempre me han fascinado las habilidades de la función ejecutiva necesarias para lograr este tipo de esfuerzo. Como científico, he estudiado cómo el cerebro desarrolla estas habilidades. Mi investigación también contempla cómo las emociones y otros factores pueden afectar la manera en que usamos tres habilidades básicas de la función ejecutiva:

  1. Flexibilidad cognitiva: Pensar de manera flexible sobre algo, incluyendo ver las cosas desde otro punto de vista

  2. Memoria funcional: Mantener información en la mente y trabajar con ella, como cuando sumamos mentalmente dos números

  3. Control inhibitorio: Evitar reacciones impulsivas y resistir la distracción

Cuando un investigador o un especialista clínico quiere evaluar las habilidades de la función ejecutiva, usualmente hace pruebas en las que no está en juego nada importante. Es por eso que las llaman habilidades de la función ejecutiva “frías”. Por ejemplo, una prueba de memoria funcional ampliamente usada pide a los niños que recuerden una lista de números y que luego los digan en el orden contrario, del último al primero.

Sin duda, esta prueba es difícil, pero no involucra demasiado a las emociones.

¿Qué ocurre en nuestros cerebros cuando lo que está en riesgo es importante? Usamos las habilidades de la función ejecutiva “calientes” para ayudarnos a controlar nuestras reacciones emocionales. Las habilidades como el pensamiento flexible también nos ayudan a descubrir cómo abordar o evitar cosas que realmente nos importan.

Los laboratorios como el mío usan escáneres cerebrales para ver las diferentes vías que usa el cerebro cuando lo que está en juego es importante o cuando no lo es. Las habilidades de la función ejecutiva calientes y frías dependen de partes del cerebro que están muy relacionadas. Comúnmente trabajan juntas para permitirnos resolver problemas, lograr una meta y aprender eficientemente. El cerebro puede pasar de una a otra rápidamente.

La prueba del marshmallow con una modificación

Ángela Prencipe y yo realizamos un estudio con niños pequeños que ilustra la diferencia entre las funciones ejecutivas frías y calientes. Para hacerlo, revisamos la famosa prueba del marshmallow e introdujimos una modificación.

En nuestro estudio, niños de 3 años se sentaron en una mesa pequeña con Ángela, una estudiante de doctorado que les pedía que la ayudaran a resolver un problema. Ángela puede comerse una golosina ahora, o si ella espera hasta que ellos terminen de jugar, puede comerse cuatro golosinas. ¿Qué debería hacer Ángela?

La mayoría de los niños le dijeron a Ángela que debía esperar y recibir más golosinas. Una sabia elección. Sin embargo, cuando se les ofrecía la misma opción a los niños de 3 años (¿quieres comer una golosina ahora o cuatro golosinas luego?), por lo general ellos elegían comer una golosina ¡ahora!

Los niños de 3 años dieron un buen consejo a otros cuando la condición de la función ejecutiva era fría (decidir por Ángela), pero no siguieron ese buen consejo ellos mismos cuando la condición de la función ejecutiva era caliente (decidir para ellos). Cayeron en la tentación.

Por lo general, es más fácil pensar objetivamente cuando se trata de una decisión difícil para un extraño, que cuando es una decisión que nos afecta a nosotros. Eso se debe a que las consecuencias de la decisión de esa persona no nos afectan personalmente. Podemos despreocuparnos.

Las habilidades de la función ejecutiva calientes nos permiten pensar en nuestras decisiones importantes con más objetividad. Esas habilidades nos pueden ayudar a resistir la tentación en beneficio de una meta más importante.

Saber sobre las funciones ejecutivas cálidas y frías nos ayuda a entender ese fenómeno. Los niños necesitan un cierto nivel de habilidades de la función ejecutiva frías para sopesar las alternativas de Ángela (más luego, versus menos ahora) y decidir esperar para obtener una recompensa mayor. Pueden fácilmente imaginar que pronto ella estará más contenta teniendo más. La mayoría de los niños de 3 años ya tienen esas habilidades.

Pero cuando deciden para ellos, estos niños no solo tienen que sopesar la misma información (más luego, versus menos ahora), sino que además tienen que resistirse a la tentación (¡golosinas ahora!). Este es un reto demasiado grande para la mayoría de los niños de 3 años de edad. Sus funciones ejecutivas calientes no pueden manejarlo. Comúnmente optan por la gratificación inmediata.

Distinciones similares entre las funciones ejecutivas cálidas y frías también pueden verse en niños mayores. Piense en las decisiones riesgosas y los adolescentes. Un contexto emocional como la presión de los compañeros ayuda a explicar por qué algunos adolescentes deciden beber y conducir aun cuando saben que no deberían.

Como científico estoy muy interesando en esas situaciones. Pero también com padre estoy muy interesado. ¿Cómo podemos ayudar a nuestros hijos a tomar buenas decisiones?

Ayudar a los niños a mejorar las habilidades de las funciones ejecutivas calientes y frías

Desarrollar estrategias con antelación puede ser de ayuda. Los juegos de roles pueden ayudar a los niños a prepararse para situaciones estresantes. Practicar qué hacer o decir podría facilitar que nuestros hijos tomen la decisión que esperamos que hagan.

De hecho, tanto las habilidades ejecutivas calientes como las frías pueden mejorarse con la práctica. Una manera de ayudar a practicar esas habilidades es reduciendo las exigencias que ponemos en el funcionamiento ejecutivo de los niños pequeños para que la tarea sea difícil, pero no demasiado difícil. Esto puede ser tan sencillo como dar una instrucción a la vez. O eliminar las distracciones atractivas e importantes para que los niños no tengan que esforzarse mucho para permanecer atentos.

Los padres pueden proporcionar oportunidades para practicar y desarrollar las habilidades de la función ejecutiva en situaciones en que los niños puedan controlarlas. Eso les permite practicar con éxito sus habilidades.

A medida que las habilidades de la función ejecutiva mejoran con la práctica, el desafío puede aumentarse. Eso ayudará a fortalecer esas habilidades aún más. De esta forma, los padres pueden ayudar a los niños a adquirir intencionalmente habilidades de autorregulación. Estas habilidades calientes y frías los ayudarán a resolver una gran variedad de problemas, desde tener un buen rendimiento en la escuela hasta tomar decisiones inteligentes como adolescentes.

Las opiniones, puntos de vista, información y cualquier contenido en los blogs de Understood.org son responsabilidad únicamente del escritor del blog y no reflejan necesariamente los puntos de vista, valores, opiniones y creencias, ni están avaladas por Understood.

Díganos qué le interesa

Vea sus recomendaciones

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Vea sus recomendaciones

Comparta

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Descargue Wunder en App Store

función ejecutiva

Comparta Las funciones ejecutivas: Pueden ser frías o calientes

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Las funciones ejecutivas: Pueden ser frías o calientes

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom