Ir a contenido

Los expertos opinan: “¿Los juegos para ‘entrenar el cerebro’ ayudan a los niños con TDAH y dificultades del funcionamiento ejecutivo?”

Por El equipo de Understood

Si su hijo tiene TDAH, tal vez usted sienta curiosidad por las terapias alternativas para mejorar sus síntomas. Una búsqueda en Internet probablemente resultará en juegos y aplicaciones comerciales que aseguran mejorar la memoria funcional y la atención. Pero ¿esos juegos para “entrenar el cerebro” funcionan realmente? A continuación, la opinión de cuatro expertos.

¿Cómo “entrenan” el cerebro esos juegos exactamente?

Ellen Braaten (PhD), directora del programa Learning and Emotional Assessment en Massachusetts General Hospital: Depende de lo que usted entienda por “entrenar”. Cualquier juego que de alguna manera sea un desafío, “entrena” al cerebro para aprender algo nuevo. Por lo tanto, no es exactamente una mentira cuando una compañía afirma que su juego o dispositivo está entrenando al cerebro para aprender.

La mayoría de esos juegos están diseñados para “enseñar” a los niños a prestar atención a un tipo de estímulo, o para recordar cierto tipo de información. Pero lo que realmente importa es si esa habilidad se extiende a otra cosa. Aprender cómo memorizar cierto tipo de lista en un juego no significa necesariamente que su hijo recordará mejor las instrucciones que recibe en la escuela.

Sean Smith (PhD), profesor de educación especial en University of Kansas: Estos juegos y aplicaciones que se encuentran en la red anuncian mejorar la memoria y desarrollar la atención. Para lograrlo, los usuarios deben enfrentarse a una serie de retos. A menudo se les pide a los jugadores que recuerden y reproduzcan una secuencia de formas, colores u objetos en un lapso de tiempo determinado.

Si el jugador lo logra, avanza hacia una serie de desafíos nuevos y más complicados, es recompensado con insignias y recibe información que muestra cuánto ha mejorado en la resolución de problemas o en el pensamiento flexible.

Sheldon Horowitz (EdD), director de investigación y recursos para el aprendizaje en National Center for Learning Disabilities: Los juegos involucran a los niños en una variedad de tareas como recordar secuencias, completar patrones, cambiar de una actividad a otra y organizar cosas por categoría.

Las tareas suelen brindar mucha retroalimentación visual y auditiva. Con el tiempo se vuelven más complicadas y ofrecen menos indicaciones, a medida que el niño hace las tareas con más facilidad y puede trabajar por periodos de tiempo más largos.

Elizabeth Harstad (MD, MPH), pediatra del desarrollo y el comportamiento en Boston Children’s Hospital: Existen varias teorías sobre cómo los juegos para “entrenar el cerebro” pueden funcionar para el TDAH, pero se necesita más investigación para demostrar que realmente funcionan.

Muchos tratamientos que las personas identifican como “juegos” son programas que usan neuroretroalimentación, una terapia que asegura modificar el patrón de actividad de las ondas cerebrales. Y eso a su vez supuestamente modifica el comportamiento. Sin embargo, estos programas son diferentes de los videojuegos y aplicaciones comerciales diseñadas con fines de entretenimiento.

¿Los juegos de entrenamiento cerebral ofrecen algún beneficio específico?

Sean Smith: Los juegos para entrenar el cerebro parece que hacen algo bien: Permiten que los usuarios mejoren su eficiencia en la tarea que están realizando. Los estudios de investigación muestran de manera consistente que los “jugadores” tienen una mejoría a corto plazo y específicamente en la tarea asociada con el juego.

Sin embargo, y esto es clave, los estudios también han reportado consistentemente que las mejorías no son generalizadas. Eso significa que no mejora la memoria general del usuario, su atención, su inteligencia u otras habilidades cognitivas.

Por lo tanto, si el objetivo es recordar el orden en que se muestra una serie de formas geométricas en determinado juego, está muy bien: Los juegos para entrenar el cerebro proporcionan este beneficio. Pero si usted espera que esas habilidades puedan ser usadas para organizar un horario o crear una lista de pasos para hacer una tarea, terminará decepcionado.

Ellen Braaten: Existen estudios que muestran cierto beneficio en el área de la memoria funcional. No obstante, es complicado medir si la mejoría va más allá del objetivo específico del juego.

Los videojuegos han sido presentados como una manera de practicar las habilidades para resolver problemas, memorizar y concentrarse. Cualquier juego ayuda a cualquier persona a aprender habilidades para solucionar problemas. Pero eso no significa que sean un tratamiento para el TDAH. En realidad, no existe evidencia de que los videojuegos benefician a los niños que tienen TDAH.

Sheldon Horowitz: Si funcionan como se pretende, esos juegos reforzarían ciertas habilidades en los niños con TDAH, como la memoria funcional y la atención. También desarrollarían la habilidad para permanecer enfocados cuando hay distracciones.

La gran pregunta es: ¿Funcionan? Si la respuesta es afirmativa, ¿para quién y por cuánto tiempo? Y lo que es más importante: ¿Funcionan en ciertas situaciones pero no en otras? ¿Y las habilidades se transfieren al mundo real?

¿Es perjudicial usar los juegos para entrenar el cerebro?

Elizabeth Harstad: Es muy improbable que los “juegos cerebrales” perjudiquen a su hijo. Sin embargo, el tiempo y el esfuerzo que le dedica a esos juegos puede significar menos tiempo y esfuerzo disponible para intervenciones con más sustento.

Ellen Braaten: No perjudica intentar cualquier cosa que sea divertida (¡mientras no sea peligrosa!) El único problema es si el juego se convierte en una obsesión.

Sin embargo, hay que tener en cuenta ciertas cosas. Primero, no es verdad si el “juego” promete curarlo todo (la atención, la memoria, la hiperactividad). Esas dificultades son complicadas. Como mucho, un juego podría ayudar con un tipo muy específico de memoria funcional o con una manera específica de resolver problemas.

Segundo, no gaste un montón dinero en ningún juego que no sea de uso generalizado. Si se hubiera encontrado un tratamiento que funciona muy bien, muchas personas lo estarían usando.

Finalmente, muchos niños con TDAH suelen tener dificultad con las transiciones, y puede que se enfoquen excesivamente en cosas que les interesan. Dependiendo de lo divertido que sean los juegos, puede que usted tenga que fijar límites en el tiempo que su hijo los usa.

Sean Smith: Si usted está consciente de sus limitaciones, los juegos para entrenar el cerebro nos son dañinos. A menudo los niños los encuentran divertidos, competitivos, complicados y desafiantes.

Sin embargo, el tiempo es un recurso limitado. El tiempo que su hijo le dedica a jugar esos juegos significará menos tiempo para estrategias e intervenciones cuyos beneficios han sido comprobados. Aunque algunos de estos juegos son gratuitos, el costo es otro factor a considerar. Algunos de los juegos más populares tienen una tarifa mensual y costos adicionales para tener acceso a ciertas funciones, niveles, información y juegos.

En general, los juegos para entrenar el cerebro son como muchas otras aplicaciones de juegos disponibles en el mercado. Son divertidos, adictivos, desafiantes y su objetivo está limitado al esparcimiento.

Otras cosas que puede hacer

Díganos qué le interesa

Vea sus recomendaciones

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Vea sus recomendaciones

Comparta

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Descargue Wunder en App Store

Comparta Los expertos opinan: “¿Los juegos para ‘entrenar el cerebro’ ayudan a los niños con TDAH y dificultades del funcionamiento ejecutivo?”

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Los expertos opinan: “¿Los juegos para ‘entrenar el cerebro’ ayudan a los niños con TDAH y dificultades del funcionamiento ejecutivo?”

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom