Ir a contenido

¿Qué debo hacer si mi hijo dice: “Soy tonto”?

Por El equipo de Understood

De un vistazo

  • Es importante la forma en que usted responda si su hijo dice “soy tonto” o “soy estúpido”.

  • Reconozca los sentimientos de su hijo y trate de mantener la calma.

  • Evite respuestas como “eso no es cierto” o “no digas eso”.

Escuchar a su hijo decir: “Soy tonto” o “soy estúpido” puede ser una de las cosas más dolorosas. Su reacción inmediata podría ser: “¡No, no lo eres!”. ¿Pero es una buena manera de responder?

La forma en que usted responda puede afectar la autoestima y motivación de su hijo. A continuación, cinco expertos reflexionan sobre qué hacer si su hijo dice que es tonto.

¿Cuál es la mejor forma de reaccionar?

Mark Griffin (PhD): Reconozca los sentimientos de su hijo. No debe ignorar sus preocupaciones o simplemente decirle: “¡Eso no es verdad!”. Su hijo sabe que usted dirá algo positivo porque después de todo, ¡ese es su trabajo! Destaque las fortalezas de su hijo y proporcione razones concretas que expliquen por qué mejorarán las cosas.

Donna Volpitta (EdD): Enfóquese en la idea de que ese sentimiento es una reacción ante una situación y no una característica de su hijo. No se trata de ser inteligente o no. Su hijo se está sintiendo frustrado por cosas específicas. Trate de entender cuáles son.

Bob Cunningham (EdM): La mejor forma de reaccionar depende en gran parte de la situación. Supongamos que su hijo está teniendo problemas con una actividad como la tarea. En ese caso, una respuesta práctica como: “Sé que esto es complicado, pero tú puedes hacerlo”, generalmente es lo que funciona mejor.

Sin embargo, a veces los niños afirman ser tontos o sentirse estúpidos aparentemente de la nada. O puede que lo mencionen varias veces durante un par de días. En esos casos, tener una breve conversación suele ayudar.

En cualquiera de estos casos, una respuesta demasiado emocional de su parte no suele mejorar la situación. Es importante ser comprensivo y afectuoso, pero es igual de importante ser realista. De lo contrario, lo que usted diga puede que no le parezca creíble a su hijo.

Annie Fox (MEd): Antes de molestarse y correr el riesgo de reaccionar de manera exagerada, recuerde que el contexto lo es todo. Adopte el papel de detective con la misión de averiguar tanto como sea posible antes de opinar.

Por ejemplo, ¿”soy tonto” refleja los verdaderos sentimientos de su hijo? ¿O es solo que estaba frustrado por algo en particular? ¿Está repitiendo un insulto que escuchó de un compañero de clase o de un hermano? Hable tranquilamente con su hijo y averigüe tanto como pueda.

¿Qué puede decir que sea útil?

Bob Cunningham: Diga algo como: “Siento mucho que estés pasando por un mal momento. Sé que es frustrante, pero eso no significa que seas tonto”. Si su hijo estaba reaccionando a algo difícil, generalmente usted puede dejarlo así y seguir adelante.

Si requiere una conversación más larga, puede iniciarla diciendo: “Me entristece que digas eso porque sé que no es cierto. Eres excelente en básquetbol, en arte y en matemáticas. Entonces dime ¿por qué te sientes así?”. Esto iniciará la conversación y le permitirá entender qué es lo que está ocurriendo.

Donna Volpitta: Responda con calma al comentario de su hijo diciéndole: “¿Qué te hace sentir así?”. Al hacerlo, usted está iniciando la conversación y a partir de allí, puede enfocarse en comprender los sentimientos de su hijo y hacer algo.

Jenn Osen-Foss (MAT): Use afirmaciones en primera persona como: “Yo no creo que eso sea cierto”. Si su hijo está en primaria, explíquele que tener dificultades con algo no significa que no sea inteligente. Si es mayor, hable sobre sus desafíos específicos más detalladamente.

Mark Griffin: Use respuestas claras y motivadoras. Usted también puede reconocer las dificultades que tiene su hijo en algunas áreas.

Asegúrese de reforzar las fortalezas de su hijo regularmente. Los elogios sinceros hacen maravillas en los niños. Usted podría decir cosas como: “Eres un niño muy listo que a veces tiene problemas en lectura. Sabes más de deportes que cualquiera de la familia y puedes arreglar cualquier cosa en la casa”.

Annie Fox: Pregunte a su hijo qué quiere decir con la palabra “tonto”. Una vez que le quede claro lo que significa para su hijo, pregúntele: “¿Qué te está haciendo sentir de esa manera?” O ¿qué pasó que te hizo sentir ‘tonto’?”. Preguntar en un tono tranquilo, respetuoso y abierto puede hacer sentir más cómodo a su hijo y favorecer una charla más abierta.

También recuerde a su hijo que hay diferentes maneras de ser “inteligente” y diferentes fortalezas de aprendizaje.

¿Qué debería evitar decir?

Donna Volpitta: Su reacción natural cuando su hijo dice: “Soy tonto” puede que sea “no, no lo eres”. Pero eso no ayuda mucho. No invita a una discusión, más bien la termina. Además, usted no va a cambiar los sentimientos de su hijo contradiciéndolo.

Bob Cunningham: Cuando su hijo no se siente seguro de sí mismo, es tentador hablar de sus propias dificultades o las de sus hermanos o amigos. Esto por lo general no mejora la situación. Es más beneficioso enfocarse en la frustración o los sentimientos de su hijo.

Jenn Osen-Foss: Intente no sonar acusatorio, como al exclamar: “¡No digas eso!”. Tenga en cuenta su tono de voz cuando responda. Evite levantar la voz o regañarlo. Eso puede debilitar el mensaje que intenta transmitir. También evite decirle: “Estás equivocado”.

Mark Griffin: Afirmaciones cortas y sencillas como “soy tu padre y te amo” pueden no ser de ayuda . Los niños necesitan saber por qué usted piensa que en realidad no son “tontos” sino capaces. Si ellos no creen que son inteligentes, necesitarán que constantemente le refuercen por qué usted piensa que sí lo son. Quieren ejemplos concretos a los que aferrarse durante sus momentos difíciles.

Dé a su hijo ejemplos de cuando ha hecho algo bien. Cuanto más específico sea, mejor. Los niños a menudo sienten que sus desafíos son abrumadores y que nunca lograrán superarlos. Es importante reconocer cuando algo es un desafío, pero que no es imposible de lograr.

Para más ideas, obtenga recomendaciones sobre cómo hablar con su hijo con empatía.

Puntos clave

  • Trate de averiguar por qué su hijo dice que es “tonto”.

  • Los elogios sinceros hacen maravillas: “Eres un niño inteligente que a veces tiene dificultad con esto en particular”.

  • Recuérdele sus fortalezas con ejemplos específicos de cosas que su hijo hace bien.

Díganos qué le interesa

Vea sus recomendaciones

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Vea sus recomendaciones

Comparta

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Descargue Wunder en App Store

Comparta ¿Qué debo hacer si mi hijo dice: “Soy tonto”?

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta ¿Qué debo hacer si mi hijo dice: “Soy tonto”?

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom