Ir a contenido

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a manejar la ansiedad que le causa el inicio del año escolar?

Por John Piacentini (PhD)

Mi hijo está ansioso por el inicio del nuevo año escolar. Mientras más se aproxima el primer día de clase, más ansioso se siente. Ha estado portándose mal, haciendo berrinches y diciendo que no quiere regresar a la escuela. ¿Qué puedo hacer?

El inicio del nuevo año escolar puede ser un momento estresante para los estudiantes y sus familias. Los niños puede que se sientan nerviosos, especialmente si hay cambios con respecto al año anterior, como una nueva escuela, nuevos maestros o nuevos compañeros.

Cuando los niños se sienten ansiosos por el regreso a clases, es importante hablarles sobre la transición. Hágalo en un momento en que su hijo se encuentre relativamente tranquilo (evite hacerlo cuando esté enojado o preparándose para ir a la escuela en la mañana). Estas son algunas cosas que puede decirle:

  • “Pensemos cómo te puedo ayudar para que el regreso a la escuela sea más fácil”. Comience sugiriendo algunas ideas sencillas, como llevar una merienda especial o llevarlo al salón de clases durante los primeros días. Pero deje claro que no permitirá que se quede en casa sin ir a la escuela.

  • “¿Qué te gusta de la escuela?”. Hablen sobre experiencias de otros años escolares que fueron gratas. Resalte esos momentos positivos y utilícelos para recordarle que la escuela puede ser gratificante y divertida.

  • “¿Algo en particular del nuevo año escolar que te preocupa?”. ¿Le preocupa estar al nivel de sus compañeros de clase? ¿Llevarse bien con los maestros? ¿Hacer amigos? ¿Ser acosado? Estos son temores comunes en los niños, especialmente si han tenido dificultades en la escuela. Hablar sobre las cosas que le preocupan a su hijo puede facilitar que usted encuentre soluciones específicas a sus inquietudes.

Si su hijo hace un berrinche por tener que volver a la escuela, trate de permanecer tranquilo y evite alterarse o enojarse. Puede que esto sea difícil de lograr, pero tenga presente que los berrinches son un comportamiento para llamar la atención. Así que esfuércese por ignorar la pataleta y elogie a su hijo cuando actúe con calma. Luego pregúntele cuándo es un buen momento para hablar sobre lo que pasó.

La mejor manera de lidiar con la ansiedad causada por el regreso a clases es facilitando la transición. Estos son algunos pasos que pueden ayudarlos a los dos a sentirse menos ansiosos:

  • Proyecte confianza y comprensión. Puede parecer insignificante, pero a los niños los ayuda saber que los adultos entienden por lo que están pasando.“Veo que estás ansioso por el inicio del nuevo año escolar. Pero tengo confianza en ti y te voy a ayudar”.

  • Practique las rutinas de la mañana y de la noche. Inicie la transición a su horario escolar varias semanas antes de que empiece la escuela, incluyendo la hora de despertarse, de irse a la cama y de las comidas.

  • Dedique más tiempo para prepararse en la mañana. Esto es especialmente importante los primeros días de escuela. Le dará tiempo para lidiar con los berrinches u otras tácticas de evasión sin que su hijo llegue tarde a la escuela. Tener más tiempo puede además reducir su estrés y así podrá ayudar mejor a su hijo.

  • Tenga todo listo por adelantado. Reúna los útiles escolares que necesitará para el nuevo año escolar con suficiente antelación y organice la mochila. Intente conseguir su horario de clases. Incluso pueden ir juntos a la escuela antes del primer día de clase para localizar los salones de clases y su casillero.

  • Ofrézcale opciones. Permitir que los niños elijan la ropa que usarán o lo que desayunarán puede hacerlos sentir en control y entusiasmados de ir a la escuela. Usted puede seleccionar algunas opciones y dejar que su hijo escoja su favorita.

  • Busque ayuda. Trate de programar un reunión para que su hijo juegue con uno de sus compañeros de clase antes del inicio de clases. También es una buena oportunidad para que hable con otras familias sobre sus retos y logros relacionados con el inicio del año escolar, y recordar que usted no es el único.

Es muy común que los niños se preocupen y se sientan ansiosos cuando se aproxima el nuevo año escolar, pero también es posible que le preocupen otras cosas. Estas son algunas preguntas a considerar:

  • ¿Ha ocurrido algo recientemente que pudiera estar contribuyendo a su ansiedad? Esto podría incluir la enfermedad o pérdida de un miembro de la familia, o una pelea con un amigo cercano.

  • ¿Su hijo está durmiendo lo suficiente y comiendo adecuadamente?

  • ¿A su hijo le duele el estómago antes de ir a la escuela?

  • ¿Tiene dificultad para separarse de usted en otras situaciones? Por ejemplo, cuando lo deja con la niñera, con un familiar o amigo?

  • ¿Su hijo ha estado teniendo berrinches por otros motivos?

Hablar con su hijo y adoptar medidas para disminuir sus preocupaciones puede facilitar la transición del regreso a clases. Pero si estas estrategias no ayudan y las pataletas continúan o empeoran, este registro de ansiedad puede ser de utilidad para que anote lo que observa. Sus anotaciones serán de mucha ayuda si decide buscar ayuda con un profesional de la salud.

Díganos qué le interesa

Vea sus recomendaciones

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Vea sus recomendaciones

Comparta

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Descargue Wunder en App Store

Comparta ¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a manejar la ansiedad que le causa el inicio del año escolar?

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta ¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a manejar la ansiedad que le causa el inicio del año escolar?

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom