Ir a contenido

Cómo ayudar a su hijo en el proceso de buscar empleo

De un vistazo

  • Los adultos jóvenes con dificultades de aprendizaje y de atención pueden necesitar ayuda con el proceso para buscar empleo.

  • Es importante que su hijo personalice su currículum vitae para cada empleo al que solicite.

  • Las conexiones personales pueden ayudar a su hijo a averiguar sobre empleos, pero puede que necesite ayuda para ponerse en contacto.

Buscar un empleo excelente que sea “real” puede ser difícil para cualquiera. Pero los jóvenes con dificultades de aprendizaje y de atención pueden enfrentarse a retos adicionales.

Puede que su hijo tenga problemas para tener un plan de búsqueda o para saber cuándo debe de darle seguimiento. También puede serles difícil explicar sus habilidades y destrezas en una solicitud por escrito.

Pero con un poco de ayuda, su hijo puede vencer esas dificultades. Mientras avanza en los pasos para encontrar un trabajo indicados a continuación, usted puede darle una mano.

Averiguar los empleos disponibles

Los listados de empleos en línea son una fuente importante de información. Asegúrese que su hijo sepa dónde y cómo encontrarlos. Pero muchos trabajos no se ofrecen en línea. Una de las mejore maneras para que su hijo (o cualquier persona) encuentre trabajo es preguntando entre amigos y conocidos.

Sugiérale hacer una lista de todas las personas que conoce que estén relacionadas con el área que a él le interesa. La lista también debe incluir a los amigos y colegas que usted conoce.

Aunque no haya un empleo disponible, una entrevista informativa puede ser una buena manera para averiguar sobre una compañía, y le dará ventajas a su hijo si se abren posiciones en el futuro.

Si su hijo va a intentar entrar al campo laboral inmediatamente después de terminar bachillerato, podrá tener acceso a un instructor laboral o al consejero. Esta persona puede tener contactos que lo ayuden en su búsqueda.

Si ya terminó la universidad, puede buscar ayuda en el centro de profesiones de su universidad. Allí podrá tener acceso a las redes de alumnos graduados y a ofertas de trabajo aunque ya no forme parte del campus.

Relacionarse con las personas puede ser especialmente difícil si su hijo tiene dificultades con las habilidades sociales o si se le complica hacer conversación.Saber exactamente cómo superarlo puede ayudarle a sentirse más seguro.

Escribir un Currículum Vitae específico y una carta de presentación

Aprender a presentarse por escrito puede parecer abrumador. Y puede ser especialmente difícil para los adultos jóvenes que tienen problemas para organizar sus pensamientos o para comenzar tareas.

Cuando su hijo esté elaborando su currículum vítae por primera vez, puede ser útil tener un empleo en mente. Seleccione un anuncio de un empleo prometedor y haga una lista de todos los requisitos que menciona. Estos pueden incluir habilidades, experiencia o características personales.

Discutan sus ideas para decidir qué cualidades de la lista su hijo puede demostrar que posee. Puede incluir otros empleos, trabajo de voluntariado, cursos relacionados y actividades extracurriculares.

Estas sugerencias pueden ser un buen punto de partida para realizar el borrador de un currículum vitae y una carta de presentación. Las cosas básicas no tienen que variar al solicitar diferentes empleos, pero su hijo debe personalizar tanto el currículum como la carta de presentación para cada empleo que solicite.

Asegúrese que su hijo utilice palabras claves en su currículum para cada solicitud de empleo, teniendo en consideración los requisitos mencionados. La carta de presentación deberá explicar brevemente porqué está interesado en ese empleo en particular y porqué está capacitado para desempeñarlo.

Asegúrese que alguien revise el currículum vitae y la carta de presentación de su hijo antes de enviarlos.

Conseguir referencias y tenerlas listas

Su hijo debe decidir a quién pedirá referencias. Probablemente necesitará al menos dos adultos que puedan hablar positivamente sobre sus habilidades y su ética laboral.

Ayude a su hijo a pensar en las personas a quien puede recurrir. Es ideal utilizar como referencias a empleadores pasados. Los maestros también son una opción, preferiblemente si la asignatura que enseñan está relacionada con el empleo. Los amigos de la familia son la última opción.

Puede ser útil tener las referencias por escrito. De esa manera los potenciales empleadores no tendrán que localizar a las personas. Sin embargo, algunos querrán hacer preguntas específicas, por lo que será aconsejable que su hijo también tenga a mano los teléfonos y las direcciones de correo electrónico actuales.

Realizar una conexión personal

En algunas industrias, como las ventas al por menor y los restaurantes, es suficiente con presentarse y pedir hablar con el gerente encargado de la contratación de personal. Si su hijo se siente a gusto con este método, asegúrese de que lleve una copia de su currículum vitae.

También es aconsejable vestirse de manera apropiada, sobretodo si tiene problemas para leer las situaciones sociales. Y si el pensamiento flexible es un problema, usted podría querer explicarle lo que debe de hacer si llega allí y el gerente no puede hablar con él.

Si el gerente entrega a su hijo una solicitud, hágale saber que probablemente podrá completarla en la casa (haga una fotocopia para tener otra en caso de que se equivoque al completarla).

Practicar la entrevista

Saber qué esperar puede ayudar a su hijo a desempeñarse mejor en la entrevista, especialmente si se pone nervioso en situaciones sociales. Quizás quiera buscar en la Internet las preguntas comunes en las entrevistas. Si es posible, pida a un amigo que simule una entrevista. Idealmente sería una persona que su hijo no conozca bien.

¿Su hijo debería revelar sus dificultades de aprendizaje y de atención durante la entrevista? No está obligado a hacerlo. Si consigue una oferta, siempre tendrá la oportunidad de comentarlo posteriormente con el departamento de Recursos Humanos.

Sin embargo, su hijo podría querer hablar sobre su dificultad durante la entrevista. Si es así, él necesita explicar las estrategias que emplea para manejarla y dar un ejemplo de cómo ha tenido éxito al emplear esas estrategias.

Hacer un seguimiento de manera adecuada

Si su hijo tiene dificultades con la organización, es aconsejable recordarle que envie una nota de agradecimiento o un correo electrónico después de su entrevista. En una semana aproximadamente, él podrá darle seguimiento enviando otro correo electrónico y así también demostrar su interés.

A medida que su hijo avanza en la búsqueda, sugiérale que continúe actualizando su lista de contactos, reuniéndose con personas y buscando más de un empleo a la vez. Mientras más se de a conocer, más oportunidades tendrá de encontrar trabajo.

Encontrar el empleo adecuado puede tomar tiempo. Anime a su hijo a que persevere. Y considere orientarlo hacia recursos como NCLD ebook, Getting a Job 101.

Puntos clave

  • Discutan y anoten las ideas para ayudar a su hijo a que comience a escribir su currículum vitae.

  • Practicar preguntas comunes en las entrevistas desarrolla la seguridad.

  • Su hijo no tiene porqué revelar sus dificultades de aprendizaje y de atención antes de ser contratado.

Díganos qué le interesa

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Comparta

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Descargue Wunder en App Store

Comparta Cómo ayudar a su hijo en el proceso de buscar empleo

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Cómo ayudar a su hijo en el proceso de buscar empleo

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom