Ir a contenido
  • Dificultades en la escuela

Cómo hablar con el maestro de su hijo sobre el exceso de tarea

Por Amanda Morin

De un vistazo

  • Algunos niños tardan más que otros en terminar la tarea.

  • Usted puede hablar con el maestro para que la cantidad de tarea sea más razonable.

  • Para buscar soluciones, es mejor reunirse con el maestro en persona que comunicarse a través del correo electrónico.

¿Considera que a su hijo le asignan demasiada tarea ? Muchas escuelas siguen la regla de National Education Association (NEA) de 10 minutos de tarea al día por cada grado escolar. No obstante, a veces los estudiantes tardan más en terminar sus tareas diarias, especialmente los que piensan y aprenden de manera diferente.

¿Cómo hablar con los maestros sobre la cantidad de tarea que le asignan a su hijo? Estas son algunas sugerencias.

Encuentre la manera y el momento oportuno para comunicarse

Algunos maestros prefieren comunicarse por email, pero puede que no sea la mejor manera de hablar sobre problemas y soluciones.

Una reunión en persona con el maestro puede ser más productiva. Les permite intercambiar información y discutir estrategias en el momento, en lugar de esperar la correspondencia.

Si no es posible reunirse, sugiérale hablar por teléfono media hora cuando ambos puedan hacerlo sin interrupciones (asegúrese de que su hijo no esté presente).

Cuando solicite hablar con el maestro, infórmele el motivo: hay problemas en la casa relacionados con la tarea. De esa forma, el maestro podrá prepararse antes de la reunión sobre los hábitos de su hijo con la tarea.

Comuníquese con claridad

Enfóquese en lo que su hijo está haciendo, no en lo que el maestro está haciendo ni en cuáles son las reglas para las tareas. Proporcione detalles de lo que está viendo en la casa, pero no critique al maestro.

Por ejemplo, decirle: “Usted está mandando tanta tarea que mi hijo se pasa horas intentando terminarla”, puede sonar como si estuviera culpándolo. Además, no aclara cuáles son las dificultades de su hijo.

Intente decir algo como: “Puede que para algunos estudiantes no sea un problema la cantidad de tarea, pero mi hijo dedica más de 30 minutos en cada asignatura todas las noches”.

Estos son algunos ejemplos de cómo describir lo que usted está observando:

  • “Mi hijo tiene dificultades para entender las instrucciones de las hojas de trabajo y tarda una hora haciéndolas, en lugar de 20 minutos.

  • “A mi hijo le cuesta organizar sus ideas y se pasa toda la tarde respondiendo las preguntas”.

  • “Mi hijo pierde la concentración después de resolver dos páginas de problemas de matemáticas. Necesita dos horas para terminar todos los ejercicios”.

  • “Mi hijo lee muy despacio y tiene que quedarse despierto hasta tarde para poder terminar la tarea de lectura. A veces se pone a llorar”.

No se preocupe si no está seguro de cuál es el problema de su hijo, usted y el maestro pueden descubrirlo juntos al intercambiar información.

Oriéntese hacia la solución

El objetivo final es encontrar maneras de que su hijo haga la tarea. Pregunte al maestro qué soluciones han ayudado a otros estudiantes.

También aporte sus ideas y haga preguntas. No tema preguntar cosas como:

  • “¿Cuál es la cantidad máxima de tiempo que diariamente deberían dedicar los niños a hacer la tarea?”

  • “¿Puedo firmar la parte de la tarea que mi hijo no pudo terminar después de que trabajó cierta cantidad de tiempo?”

  • “¿Existen otras maneras de que mi hijo aprenda y demuestre que entiende, además de hacer la tarea?”

  • “Cómo se puede ajustar la cantidad de tarea según las necesidades de aprendizaje de mi hijo? ¿Podría tener más tiempo para realizar los problemas de matemáticas?”

  • “¿Mi hijo puede recibir más ayuda en la escuela? ¿Hay un lugar para hacer las tareas después de las clases, o usted tiene horas de consulta?”

  • “¿Habría una manera de asegurarse de que mi hijo entienda lo que tiene que hacer en la tarea antes de que se vaya de la escuela?”

Si usted quisiera probar ciertas estrategias o apoyos en particular, dígalo. Es mejor decir al maestro: “Me gustaría pedirle si es posible realizar algunos cambios para mi hijo como _________”, en lugar de: “Creo que mi hijo necesita algo diferente”.

Si su hijo tiene un IEP o un plan 504 y usted desea añadir adaptaciones para la tarea, solicite una reunión con el equipo . También puede solicitarla si su hijo tiene adaptaciones, pero el maestro no las utiliza consistentemente o no están ayudando.

Si su hijo no tiene ninguno de esos planes, puede preguntar si hay cosas que el maestro podría hacer para ayudarlo. Muchos maestros están abiertos a colaborar con las familias en la búsqueda de soluciones.

Una vez que acuerden un plan de acción, fijen una fecha en unas cuantas semanas para hablar sobre el progreso de su hijo. Si no ha habido mucho progreso, discutan los siguientes pasos a seguir.

Puntos clave

  • Dé ejemplos específicos al maestro de lo que representa “demasiada tarea” para su hijo.

  • Sugiera soluciones y enfóquese en las dificultades de su hijo.

  • Vuelva a hablar con el maestro luego de varias semanas para saber si el plan está funcionando.

Temas relacionados

Dificultades en la escuela

Díganos qué le interesa

Vea sus recomendaciones

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Vea sus recomendaciones

Comparta

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Descargue Wunder en App Store

Comparta Cómo hablar con el maestro de su hijo sobre el exceso de tarea

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Cómo hablar con el maestro de su hijo sobre el exceso de tarea

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom