Ir a contenido

Creo que mi hijo tiene velocidad de procesamiento lenta. ¿Ahora qué?

Por El equipo de Understood

A veces es difícil reconocer que la velocidad de procesamiento es lenta, ya que las señales no siempre son obvias. Los niños podrían no seguir indicaciones o no responder la pregunta del maestro. Podrían tardar mucho tiempo en terminar la tarea o en tomar una decisión.

Si su hijo presenta alguna de estas conductas de vez en cuando, usted podría pasarlas por alto. Pero si las observa a menudo, puede que se pregunte si es debido a que su velocidad de procesamiento es lenta.

¿Qué hacer entonces? Estos son pasos a seguir si cree que su hijo tiene una velocidad de procesamiento lenta.

1. Aprender sobre la velocidad de procesamiento

La velocidad de procesamiento lenta es algo complicado. Mientras más sepa, más podrá ayudar a su hijo. Obtenga información importante sobre la velocidad de procesamiento lenta. Conozca las señales a diferentes edades, y averigüe cómo los niños experimentan tener una velocidad de procesamiento lenta.

2. Reconocer patrones

La información más valiosa que puede compartir con otros es lo que usted está observando en la casa. Aprenda cómo reconocer patrones en el comportamiento de su hijo. Las señales de la velocidad de procesamiento lenta pueden variar dependiendo de la actividad. Ser lento para procesar la información puede ser estresante para los niños, así que usted también podría notar señales de ansiedad.

3. Averiguar qué sucede en la escuela

Los maestros pueden ser una fuente de información y recomendaciones valiosas. Programe una cita para hablar con el maestro de su hijo. Averigüe qué ha notado el maestro en el aula y dígale lo que usted ha observado en su casa. Con esa información podrán proponer ideas para ayudar a su hijo.

4. Contactar a otros

Al hablar de lo que sucede con personas de su confianza, podría descubrir que ellas han experimentado por algo similar. También puede buscar información y apoyo en nuestra Comunidad de Understood.

5. Tranquilizar a su hijo

Ser lento en procesar las cosas puede causar que los niños se frustren y se sientan mal con ellos mismos. Diga a su hijo que las dificultades son reales y que no tienen nada que ver con ser inteligente o no esforzarse lo suficiente. Entérese de qué puede decir cuando su hijo afirme: “No puedo hacerlo”. Aprenda cómo hablar con los niños sobre la velocidad de procesamiento lenta.

6. Buscar respuestas

La única manera de saber con certeza que su hijo tiene velocidad de procesamiento lenta es a través de una evaluación. Las escuelas realizan evaluaciones gratuitamente. Los resultados mostrarán cuáles son las dificultades y las fortalezas de su hijo, y facilitará que obtenga apoyos en la escuela si los necesita.

7. Encontrar maneras de ayudarlo en la casa

Ponga en práctica las sugerencias del maestro. Aprenda a dar elogios que refuercen la autoestima. Lea lo que dice una mamá que aprendió a respetar la velocidad de procesamiento de su hijo y a “saborear” la vida con más plenitud.

Díganos qué le interesa

Vea sus recomendaciones

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Vea sus recomendaciones

Comparta

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Descargue Wunder en App Store

Comparta Creo que mi hijo tiene velocidad de procesamiento lenta. ¿Ahora qué?

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Creo que mi hijo tiene velocidad de procesamiento lenta. ¿Ahora qué?

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom