Ir a contenido

La falta de información sobre discapacidades en las universidad impulsa al Congreso a introducir la ley RISE

La transición a la universidad es un gran reto para los jóvenes que tienen dificultades de aprendizaje y de atención. Una encuesta reciente realizada por Understood sugiere una razón por la que las familias no pueden encontrar información acerca de las adaptaciones y servicios en la universidad.

La encuesta preguntó a los padres y madres de estudiantes graduados de bachillerato que tienen dificultades de aprendizaje y de atención acerca de sus experiencias con la universidad. Respondieron más de 1.200 padres/madres. Los resultados son preocupantes:

  • Solo el 11% de los padres/madres de estudiantes de bachillerato que están buscando adaptaciones en la universidad entienden el proceso con claridad.

  • Casi tres cuartos (72%) de los padres/madres de estudiantes de bachillerato que buscan en la universidad tuvieron dificultades para encontrar información acerca de los servicios para discapacitados en diferentes universidades.

¿Y la razón principal de por qué los chicos no asisten a la universidad? Según la encuesta, os padres/madres no pueden encontrar un programa que se ajuste a las necesidades de sus hijos.

Este es un asunto oportuno ya que más estudiantes con se están graduando de bachillerato que nunca antes. En 2015, un récord de 64% de estudiantes con discapacidades se graduaron de bachillerato. Eso representa un incremento del 59% en 2011.

Pero muchos de esos graduados no asisten a la universidad. Según 2014 State of LD, una publicación del socio adminsitrador de Understood National Center for Learning Disabilities (NCLD), solo el 21% de los estudiantes con discapacidades de aprendizaje asisten a un programa universitario de cuatro años. Eso representa aproximadamente la mitad de la tasa de la población general (40%).

Christina Paternoster es una mamá en Pennsylvania con un hijo que estudia el primer año en la universidad y que tiene , y . A principios de este año, su hijo realizó el proceso para ingresar a la universidad y ella está de acuerdo con que existe un problema.

“Encontrar una universidad que fuera apropiada para mi hijo no ha sido fácil”, comenta. “Sé que mi familia no es la única”. Paternoster ha usado Understood para comunicarse con otras familias y poder entender mejor el proceso.

Parte del problema puede que sea que los estudiantes están haciendo la transición del bachillerato, donde tienen un , a la universidad, donde no existen los IEP. La ley federal de educación especial no aplica a los estudiantes universitarios, por lo que los estudiantes tienen menos derechos.

Al mismo tiempo, los estudiantes puede que no conozcan los derechos que sí tienen. Tanto la como la aplican a universidades y proporcionan adaptaciones.

El Congreso está consciente del problema y está trabajando en una solución.

Esta semana, los senadores Bob Casey (D-PA), Orrin Hatch (R-UT) y Bill Cassidy (R-LA) presentaron el proyecto de ley Respond, Innovate, Succeed and Empower Act (RISE). Esta ley hará tres cosas para ayudar a los estudiantes y sus familias:

  1. Proveerá más fondos a un recurso integral de información acerca de los servicios para discapacitados en la universidad.

  2. Requerirá que las universidades acepten un IEP o un plan 504 como evidencia de una discapacidad. Esto facilitará y hará menos costoso que los estudiantes reciban adaptaciones.

  3. Dará apoyo a un centro de asistencia técnica para destacar estrategias que ayuden a los estudiantes con discapacidades a tener éxito en la universidad. El centro también capacitará a los profesores universitarios para la implementación de esas estrategias.

Los grupos de abogacía como NCLD y Learning Disabilities Association of America, otro socio fundador de Understood, están apoyando completamente la ley RISE.

“Hemos escuchado a las familias y a los estudiantes sobre las barreras que enfrentan en la universidad y estoy orgullosa de que hemos llevado este problema al Senado de los Estados Unidos”, dijo Mimi Corcoran, presidenta y directora ejecutiva de NCLD. “Aplaudimos el liderazgo bipartidista de los senadores Casey, Hatch y Cassidy mientras trabajamos en asegurar que las universidades y colegios comunitarios se conviertan en ambientes más acogedores para estudiantes diversos”.

Es demasiado pronto para saber si la ley RISE se convertirá en una ley. El proyecto de ley primero necesita ser aprobado por el Senado y la Cámara antes de que sea firmado por el presidente. NCLD, LDA y otros grupos en Washington, D.C., están trabajando para que la legislación avance.

Mientras tanto, Paternoster y su familia usan el sistema lo mejor que pueden. “Mi hijo acaba de empezar en Westminster College”, comenta. “Ahora, lo más importante es asegurarnos que tenga una buena red de apoyo. Queremos que tenga éxito y disfrute la experiencia”.

Para más información, escuche explicar a una experta cómo la ley RISE ayudará alos estudiantes a obtener adaptaciones en la universidad.

Díganos qué le interesa

Vea sus recomendaciones

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Vea sus recomendaciones

Comparta

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Descargue Wunder en App Store

adaptaciones

discapacidad del aprendizaje

TDAH

dislexia

disgrafía

IEP

Ley para Estadounidenses con Discapacidades

Sección 504 del Acta de Rehabilitación

Comparta La falta de información sobre discapacidades en las universidad impulsa al Congreso a introducir la ley RISE

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta La falta de información sobre discapacidades en las universidad impulsa al Congreso a introducir la ley RISE

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom