Ir a contenido

¿Habitación desordenada? Cómo ayudar a su hijo a mantenerla ordenada

Por Erica Patino

De un vistazo

  • Es común que la habitación de niños de cualquier edad esté desordenada.

  • Algunos niños quieren ser ordenados pero necesitan ayuda con la organización.

  • Ser claro y específico sobre lo que usted espera facilita que su hijo lo cumpla.

Si la habitación de su hijo es un caos de juguetes y ropa, usted no es el único. Es común que a los niños les cueste mantener ordenada su habitación a cualquier edad.

Hay a quienes les gusta tener una habitación desordenada (“¡Yo sé dónde está todo!”). Para otros es una etapa, como cuando un niño quiere mostrar independencia o un adolescente se siente agobiado por una nueva responsabilidad. Y luego están quienes tienen dificultad con la organización y necesitan más ayuda.

Cualquiera que sea la causa, usted puede motivar a su hijo a ordenar su habitación. A continuación, cómo ayudar a los niños a mantener ordenada la habitación.

Especifique qué es una “habitación desordenada”

Decir únicamente: “Tu habitación es un caos” no aclara qué se necesita hacer para arreglarla. Algunos niños necesitan instrucciones muy específicas.

Cuando la habitación de su hijo esté ordenada, indíquele qué la hace verse así: “No hay juguetes en el piso porque están en su lugar. La cama está tendida. Tu ropa está colgada en el armario, no tirada en el piso. Buen trabajo”. Incluso puede tomar una fotografía de la habitación para que su hijo la tenga como referencia.

Aclare cuánto desorden es aceptable

A veces la habitación de su hijo está apenas un poco desordenada y usted puede dejarlo pasar. Sin embargo, es importante hacerle saber lo que no es aceptable. Si usted considera que las piezas de Lego no pueden estar regadas por el piso, sea claro con su hijo: “Tienes que guardar las piezas de Lego inmediatamente después de que termines de jugar con ellas. Puedes guardarlas en la caja para Legos”.

Explique por qué es un problema

Algunos niños no entienden el porqué del orden. Explique por qué es importante, diciendo cosas como:

  • “Si no recoges las piezas de Lego las pisarás y te lastimarás los pies”.

  • “La ropa tirada sobre la cama se arruga”.

  • “Si no tiras a la basura esos envoltorios de comida podrían atraer insectos”.

No obstante, no insista una y otra vez porque podría ser contraproducente.

Use recordatorios visuales

Algunos niños necesitan ayuda para recordar cómo se supone que deben verse algunos lugares, como los estantes de libros, cuando están organizados. Saque una fotografía del estante de libros cuando esté ordenado y péguela en la pared. También puede incluir notas como: “Los libros se colocan por orden de tamaño”. Otra recomendación: pegue en la puerta una lista de los deberes para que su hijo marque cada actividad después de realizarla.

Deshágase de cosas que ya no sirven o no se usen

Una de las mejores maneras de ayudar a los niños a mantener su habitación ordenada es deshacerse de lo que ya no usan. Revisen el armario y desháganse de la ropa y los zapatos que ya no le sirven. También pueden deshacerse de juguetes, papeles escolares y cualquier otra cosa que su hijo ya no necesite. De esta manera, será más fácil limpiar la habitación.

Tenga un lugar para cada cosa

Los niños pueden tener dificultad para organizar su habitación si no está claro dónde van las cosas. Asegúrese de que haya un lugar para todo lo que usan y que sea fácil colocar las cosas en su lugar. Eso aplica para ropa, juguetes, libros, equipo deportivo, instrumentos musicales, materiales de arte y cualquier cosa que usen a menudo.

Ponga especial atención al área de estudio

Un lugar limpio y ordenado para hacer la tarea y estudiar es importante para los niños que tienen dificultad para concentrarse o ser organizados. El área de estudio deber estar limpia y organizada, aunque no esté dentro de la habitación. Muestre a su hijo cómo mantener organizadas sus tareas usando diferentes carpetas para cada asignatura.

Sea un ejemplo a seguir

Si usted espera que los niños mantengan su habitación arreglada, usted también debe mantener ordenada la suya. Pedirles que hagan su cama cuando usted no ha hecho la suya no les va a gustar. Su habitación no tiene que lucir perfecta, pero aplique los mismos estándares que ha establecido para su hijo.

Elogie los esfuerzos de su hijo

Si usted elogia a su hijo por ser ordenado, fomentará ese comportamiento. Incluso si los niños no limpian su habitación a la perfección, es recomendable felicitarlos por el esfuerzo. “El piso está mucho más limpio ahora, gracias por poner los juguetes en su lugar”.

Puede que la habitación de su hijo nunca esté impecable. No obstante, al explicarle por qué es importante el orden y apoyarlo, usted puede ayudar a que la habitación de su hijo se mantenga más arreglada.

Puntos clave

  • Deshágase de ropa y juguetes que su hijo ya no usa para que tenga menos cosas que organizar.

  • Cuelgue una foto de la habitación cuando está ordenada para mostrarle cómo debe verse.

  • Mantenga su habitación ordenada para que sea un ejemplo para su hijo.

Temas relacionados

Díganos qué le interesa

Vea sus recomendaciones

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Vea sus recomendaciones

Comparta

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Descargue Wunder en App Store

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Más información sobre Wunder

Comparta ¿Habitación desordenada? Cómo ayudar a su hijo a mantenerla ordenada

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta ¿Habitación desordenada? Cómo ayudar a su hijo a mantenerla ordenada

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom