Ir a contenido

Retrasar el ingreso a kínder: Los expertos opinan

Por El equipo de Understood

No todos los niños se desarrollan al mismo ritmo, especialmente cuando son pequeños. Por ejemplo, algunos tienen menos autocontrol o menos capacidad de concentración que otros, y luego se emparejan. Entonces, ¿debería retrasar el ingreso a kínder de su hijo si tiene dificultad con ciertas habilidades?

Lea las opiniones de algunos expertos sobre las ventajas y desventajas de retrasar el ingreso a kínder.

Cómo puedo saber si mi hijo no está listo para comenzar kínder

Bob Cunningham, asesor de Understood: Los maestros de preescolar generalmente pueden decirle si su hijo está listo. Ellos consideran una serie de factores, incluyendo el desarrollo del lenguaje, las habilidades sociales y si pueden seguir instrucciones.

Usted puede evaluar esos mismos factores fuera de la escuela, especialmente cuando su hijo está con otros niños. Observe si conversa y juega con otros niños. También es útil discutirlo con el pediatra de su hijo.

Amanda Morin, madre defensora y exmaestra: No existe una única medición que pueda asegurarlo. Estar listo para kínder requiere tener muchas habilidades diferentes. No es inusual que los niños tengan habilidades sólidas en un área y deficiencias en otras.

La mayoría de los maestros de kínder pueden enseñar a niños con diferentes capacidades, aun así, estas son algunas cosas a considerar si se pregunta si su hijo está preparado:

  • ¿Es capaz de comunicar lo que necesita?

  • ¿Puede expresar sus emociones verbalmente?

  • ¿Puede seguir instrucciones y sentarse de 5 a 10 minutos?

  • ¿No corre peligro si no tiene atención individual?

Kelli Johnson, patóloga educativa del habla y el lenguaje: No existen normas oficiales para saber si un niño está listo para empezar kínder. Y no hay dos niños que sean iguales. La experiencia preescolar y las habilidades académicas (como contar y el conocimiento de las letras) de cada niño son únicas.

Si su hijo asiste a un preescolar, empiece por hablar con el maestro. También revise la lista de verificación de preparación para el kínder. Muchos estados y distritos escolares se las dan a las familias como parte del proceso de matriculación.

Virginia Gryta, profesora de educación especial: Las escuelas esperan que los pequeños permanezcan sentados y pongan atención por periodos de tiempo cortos. ¿Su hijo puede sentarse y escuchar un cuento durante 10 a 15 minutos? Si no es así, algunas escuelas de kínder podrían considerar que no está listo.

El desarrollo emocional es otra cosa a considerar. ¿Tiene dificultad para compartir, tomar turnos, con las transiciones o al separarse de usted? Los niños que tienen muchos problemas de ese tipo podrían no estar listos.

¿Cuáles son las ventajas de retrasar el ingreso a kínder?

Kelli Johnson: Algunas investigaciones sugieren que posponer un año el ingreso a kínder puede ayudar a los niños a estar más enfocados y tranquilos en la escuela. Pero los expertos concuerdan que hay mucho que no sabemos sobre qué hace que un niño esté listo para empezar kínder.

Bob Cunningham: No es inusual que las escuelas de preescolar sugieran esperar si un niño tiene dificultad en ciertas áreas. Una de ellas es retrasos en el lenguaje, y otra es el autocontrol.

En estos casos retrasarlos no es desventajoso, pero el beneficio no sucede automáticamente. El preescolar tendría que hacer algo para abordar directamente esas dificultades. Si no lo hace, es poco probable que su hijo progrese significativamente.

Retrasar el ingreso puede tener sentido si su hijo recibe ayuda en el preescolar, como la que recibiría en un programa de educación especial de edad temprana.

Amanda Morin: Investigaciones recientes no muestran beneficios claros a largo plazo. Pero si la edad de su hijo apenas lo hace elegible para comenzar kínder (cumple años en verano o en otoño), un año adicional podría proporcionar algunos beneficios a corto plazo. Esto es particularmente cierto si su distrito escolar cuenta con un programa que dura todo el día o si su hijo está retrasado en algunas áreas.

Retrasarlo puede darle más tiempo para madurar. También tendrá más tiempo para mejorar sus habilidades sociales y de concentración. Sin embargo, el progreso no sucede de manera automática. Durante ese año adicional de preescolar, usted tiene que tener un plan para preparar a su hijo para el kínder.

¿Cuáles son las desventajas de retrasar el ingreso al kínder?

Amanda Morin: Existen una serie de inconvenientes. Uno es tener que pagar un preescolar privado durante otro año. Otro es que si su hijo está recibiendo educación especial o servicios de intervención temprana, puede que no continúe recibiéndolos si no empieza kínder.

Hay algo más para tomar en cuenta. Aunque los niños tengan problemas con ciertas destrezas, como la concentración o el autocontrol, pueden ser muy inteligentes. Si espera un año, puede que su hijo esté más adelantado que sus compañeros de kínder y disminuya su entusiasmo por participar en clase.

Virginia Gryta: A veces los niños tienen condiciones que causan problemas con destrezas como la atención y el desarrollo social. Retrasar el ingreso a kínder podría también retrasar que usted se entere de esas dificultades y obtenga el apoyo necesario.

Bob Cunningham: Ese año adicional de preescolar solo es ventajoso si su hijo recibe el apoyo adecuado durante ese año. Si necesita ayuda para ponerse al día y no la obtiene, hay muchas desventajas si lo retrasa.

Solo hay dos grupos de niños que realmente se beneficiarían de ese año adicional de preescolar sin tener ninguna intervención. Uno es el grupo de niños que son muy pequeños para su grado escolar. El otro son los niños que tuvieron muchas inasistencias en preescolar debido a condiciones médicas u otras razones.

En el caso de los niños que son muy pequeños en edad para su grado, la madurez social a menudo es el factor decisivo. Tiene sentido asistir a kínder si generalmente conversan y juegan. Si no es así, tiene sentido esperar un año.

Para los niños que ha faltado mucho a la escuela, la decisión usualmente depende de dos cosas: el desarrollo del lenguaje y las habilidades preacadémicas. Si tienen problemas en esas áreas, esperar tiene ventajas. Pero si les va bien en preescolar y han alcanzado los pilares del desarrollo, probablemente estén listos para empezar kínder.

Aprenda más. Averigüe qué hacer si su hijo no está alcanzando los pilares del desarrollo.

Díganos qué le interesa

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Comparta

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Descargue Wunder en App Store

Comparta Retrasar el ingreso a kínder: Los expertos opinan

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Retrasar el ingreso a kínder: Los expertos opinan

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom