Ir a contenido

Problemas sociales en la escuela: Cómo y cuándo intervenir

Por Amanda Morin

De un vistazo

  • Cada situación es diferente, por lo tanto no hay una respuesta única acerca de cuánto involucrarse.

  • Hay muchos factores a considerar para saber cómo ayudar a su hijo.

  • Es importante que su hijo aprenda habilidades para resolver problemas y enfrentar situaciones.

Si hubiera un problema académico en la escuela, quizás usted sepa cuándo intervenir. Pero ¿y si su hijo tiene un problema social? ¿Se pregunta qué tan involucrado debería estar? No hay una sola respuesta a esta pregunta. Cada situación es diferente. Estas son algunas cosas básicas a considerar.

  • ¿Qué edad tiene su hijo? Los niños pequeños no tienen la experiencia ni la madurez para manejar los problemas sociales por su cuenta. Los niños mayores podrían sentirse avergonzados si sus familiares intervienen (aprenda más acerca de los pilares del desarrollo para cada edad).

  • ¿Su hijo está en peligro? Si su integridad emocional o física está amenazada, tiene que intervenir activamente.

  • ¿Su hijo entiende la situación? Si él tiene dificultad para entender el lenguaje corporal y las expresiones faciales, puede que no entienda la situación correctamente.

  • ¿Usted le ha enseñado las habilidades para manejarlo? Si usted está seguro de que él sabe qué hacer, déjelo que lo haga.

Es importante que su hijo aprenda las habilidades necesarias para resolver problemas y manejar situaciones. Mientras usted más intervenga, menos oportunidades tendrá él de aprender. El truco es encontrar el punto medio en el que él recibe el apoyo que necesita de usted mientras aprende cómo manejar la situación por sí mismo.

Estos son algunos ejemplos de situaciones problemáticas y maneras en las que usted puede ayudar.

Situación #1: Su hijo es acosado emocionalmente

En el caso de bullying o acoso escolar, usted tiene que involucrarse. Si le dice a su hijo que algunos niños son malintencionados y que debe ignorarlos, él podría continuar sintiéndose la víctima y pensar que no puede recurrir a usted. Pero si usted confronta al acosador o llama a sus padres, su hijo podría ocultárselo porque piensa que usted reaccionará exageradamente.

Cómo ayudar: Discutan maneras en las que su hijo pueda defenderse del acoso escolar. Informe al maestro para que supervise la situación. De esta manera su hijo practicará cómo defenderse y sabrá que usted se involucrará si el acoso continúa.

Lea cómo un papá manejó la situación cuando unas “niñas malintencionadas” acosaron a su hija.

Situación #2: A su hijo no lo invitan a una fiesta de cumpleaños

No siempre puede evitar que alguien lastime los sentimientos de su hijo. Entonces, ¿qué puede hacer cuando eso sucede? Si le dice que así son las cosas y que no va a caerle bien a todo el mundo, él podría sentirse despreciado y pensar que sus sentimientos no importan. Si llama a los padres del otro niño y les pide que lo inviten, su hijo se sentirá avergonzado.

Cómo ayudar: Dígale que sabe lo difícil que es para él. Después háblele de los diferentes tipos de amistades. Pregúntele qué tipo de amistad tiene con el niño que cumple años. ¿Son amigos cercanos y les gustan las mismas cosas? O ¿solo son compañeros en la escuela? De esta manera su hijo aprenderá que hay diferentes tipos de amigos y que no puede tener las mismas expectativas con todos. También sabrá que usted valora sus sentimientos.

Lea la historia de una mamá acerca de por qué en este tipo de situación escoge ser lo que ella llama una mamá “salvavidas” en lugar de una mamá sobreprotectora.

Situación #3: Su hijo dice que no le cae bien al maestro

¿Realmente no le cae bien al maestro o su hijo está malinterpretando la situación? Usted no estaba allí para saberlo. Si le dice a su hijo que trate de resolverlo con el maestro, podría pensar que usted no está de su lado. Si confronta al maestro, podría pensar que usted correrá a rescatarlo en cualquier situación. Y en ese caso él no tendrá la oportunidad de aprender cómo abogar por sí mismo.

Cómo ayudar: Pida más información a su hijo. Hable con él acerca de cómo puede acercarse al maestro (usted siempre podrá intervenir luego). De esta manera, él sabrá que usted quiere saber la verdad y que está dispuesto a ayudarlo, pero también que él tendrá que ser parte de la solución.

Saber cuándo y cómo involucrarse, le dará a su hijo la oportunidad de aprender cómo manejar los problemas por sí solo. Usted podría incluso resolver algunos problemas representado situaciones sociales comunes.

Puntos clave

  • Si su hijo está siendo acosado y está en peligro, usted necesita involucrarse.

  • Involucrarse demasiado puede ser tan difícil para su hijo como no involucrarse lo suficiente.

  • Tenga en cuenta la edad de su hijo y sus capacidades antes de ayudarlo en una situación social.

Díganos qué le interesa

Vea sus recomendaciones

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Vea sus recomendaciones

Comparta

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Descargue Wunder en App Store

Comparta Problemas sociales en la escuela: Cómo y cuándo intervenir

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Problemas sociales en la escuela: Cómo y cuándo intervenir

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom