Ir a contenido

Educación especial: Ley federal versus ley estatal

Por Peg Rosen

Cada estudiante que recibe educación especial está amparado por la Ley para la Educación de Individuos con Discapacidades (IDEA, por sus siglas en inglés). Esa ley federal detalla lo que todos los estados deben hacer para satisfacer las necesidades de los estudiantes con discapacidades. Pero en muchas áreas, IDEA deja espacio para que los estados interpreten las reglas y aprueben sus propias leyes sobre cómo aplicarlas.

Las leyes estatales no pueden contradecir a IDEA, y no pueden proveer menos de lo que exige la ley federal. Sin embargo, pueden ofrecer más protecciones a los niños y las familias. Esta tabla muestra ejemplos de lo que provee IDEA, y cómo los estados pueden añadir sus propias leyes de educación especial para satisfacer las necesidades de los estudiantes.

Ley federal (IDEA) Leyes estatales

Quién califica para educación especial

IDEA dice que los estudiantes que tienen uno de los 13 tipos de discapacidades pueden calificar para educación especial. Para ser elegible, la discapacidad debe “afectar negativamente” su rendimiento académico.

Los estados deben acatar IDEA, pero pueden tener lineamientos sobre quién califica para cada tipo de discapacidad.

Por ejemplo, calificar en la categoría “ discapacidad específica del aprendizaje ” puede diferir según el estado. Los estados incluso pueden permitir que varíe entre los distritos escolares del estado. Los estados también pueden usar modelos diferentes para decidir si su hijo califica. A eso se debe que una dificultad del aprendizaje que califica como una “discapacidad específica del aprendizaje” en un estado, puede que no califique en otro.

Educación pública, apropiada y gratuita (FAPE, por sus siglas en inglés) y ambiente menos restrictivo (LRE, por sus siglas en inglés)

IDEA dice que cada niño que tenga una discapacidad tiene derecho a una educación gratuita y apropiada.

Los niños con discapacidades también deben recibir educación especial en el ambiente menos restrictivo . Debe existir una secuencia de colocaciones disponibles, desde aulas separadas hasta salones de clase inclusivos .

Los estados deben proveer FAPE, pero tienen flexibilidad en cuanto a la enseñanza y servicios que proporcionan. Por ejemplo, los estados pueden decidir el tipo de programas educativos a usar. Y muchos programas diferentes podrían ser “apropiados”.

Los estados deben educar a los chicos con discapacidades en el ambiente menos restrictivo. Pero los estados pueden decidir cómo estructurar sus escuelas, en tanto ofrezcan educación especial en varios tipos de colocaciones.

Garantías procesales

Esta es el área donde IDEA es más específica. IDEA explica el proceso y los pasos que siguen las escuelas y las familias para la evaluación, las reuniones del IEP y la resolución de conflictos .

Por ejemplo, requiere que las escuelas completen una evaluación en un lapso de 60 días.

Siempre y cuando los estados sigan el proceso general de IDEA, tienen libertad de acción para determinar algunos de los detalles.

Un ejemplo es el límite de tiempo. Por ejemplo, en lugar del plazo de 60 días para llevar a cabo las evaluaciones, la ley del estado de Washington otorga a las escuelas solo 35 días para completarla, una vez que los padres hayan dado su consentimiento.

Intervención temprana

IDEA contempla la intervención temprana para niños con retrasos en el desarrollo o condiciones de salud específicas. Pero no define retraso , no establece quién es elegible ni detalla quién paga los servicios.

Cada estado decide qué constituye un retraso, quién es elegible para los servicios y quién paga qué.

Algunos estados son más generosos que otros. Algunos pagan la terapia física o la capacitación familiar. Otros requieren que los familiares paguen algunos costos.

Edad de elegibilidad

IDEA dice que los servicios educativos deben proporcionarse a los estudiantes con discapacidades que están en la escuela hasta la edad de 21 años.

Los estados pueden optar por limitar o ampliar la elegibilidad de chicos que tienen 18 años o más. La mayoría de los estados ofrecen servicios hasta los 21 años, pero unos pocos dan fin a los servicios antes o después.

Edad de transición de servicios

La ley federal dice que las escuelas deben comenzar a planificar la transición después del bachillerato a partir de los 16 años.

Algunos estados deciden empezar antes. En Massachusetts, por ejemplo, las escuelas deben proveer servicios de transición a partir de los 14 años de edad.

¿Cómo puede averiguar sobre las leyes de educación especial de su estado? Muchos estados ofrecen manuales o guías. Consulte en línea, contacte a su distrito escolar o al departamento estatal de educación especial, o visite el Centro de capacitación e información para padres de su estado (PTI, por sus siglas en inglés).

Entender la ley federal y las leyes estatales, lo ayudará a abogar por su hijo en la escuela. Conozca más acerca de las diferentes leyes y para qué son. Y revise 10 sugerencias para abogar por los derechos de su hijo.

Temas relacionados

Díganos qué le interesa

Vea sus recomendaciones

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Vea sus recomendaciones

Comparta

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Descargue Wunder en App Store

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Más información sobre Wunder

Comparta Educación especial: Ley federal versus ley estatal

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Educación especial: Ley federal versus ley estatal

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom