Ir a contenido

Leyes de retención de tercer grado: Qué necesita saber

Por Andrew M.I. Lee (JD)

De un vistazo

  • Muchos estados cuentan con leyes que exigen que los estudiantes repitan el tercer grado si no leen a cierto nivel.

  • Estas leyes de retención de tercer grado son diferentes en cada estado.

  • En algunos estados, la ley permite excepciones para algunos estudiantes.

Muchos estados cuentan con leyes que requieren que los estudiantes de tercer grado puedan leer a cierto nivel para poder avanzar al cuarto grado. Estas leyes se llaman “leyes de retención de tercer grado”, (“retención” se refiere a retener un estudiante para que repita el año escolar).

Esto es lo que necesita saber sobre estas leyes para proteger a su hijo.

Las leyes de retención exigen que su hijo haya logrado un estándar de lectura

Las leyes de retención varían de estado a estado, pero todas requieren que su hijo haya alcanzado un estándar de lectura para poder aprobar tercer grado.

Los estándares establecen lo que su hijo debería dominar. Por ejemplo, un estándar de lectura puede requerir que su hijo pronuncie palabras de varias sílabas o que lea de manera fluida libros del cuarto grado.

La ley de retención de cada estado también es una manera de decidir si un niño ha logrado el estándar de lectura. En algunos estados, su hijo necesita aprobar un examen estandarizado de lectura. En otros, la ley es más flexible y su hijo podría cumplir con el estándar de lectura con una prueba alternativa de su trabajo de lectura según su progreso.

Para conocer los detalles de la ley en su estado, puede contactar a su escuela o al Departamento de Educación de su estado. Una vez que obtenga una copia de la ley de retención actual, sería buena idea solicitar a la escuela de su hijo que se la explique. También puede ser de utilidad contactar al centro de capacitación e información para padres (PTI, por sus siglas en inglés) de su estado.

Pueden existir excepciones en la ley de retención de su estado

En algunos casos, un estudiante puede avanzar al cuarto grado aunque no cumpla con el estándar de lectura de su estado. Dependiendo del estado, pueden existir excepciones, por lo siguiente:

  • Estudiantes con Programas de Educación Individualizado ( , por sus siglas en inglés)

  • Estudiantes con Planes 504

  • Estudiantes que participan en programas escolares de verano

  • Estudiantes que se encuentran en programas especiales de lectura en la escuela

Tendrá que revisar la ley de su estado para conocer qué excepciones aplican para su hijo.

Las leyes de retención han causado controversia

Existe mucha discrepancia sobre las leyes de retención. Es importante conocer los motivos.

El tercer grado es fundamental para muchos estudiantes. Hasta ese momento, los estudiantes por lo general trabajan en habilidades básicas, aprenden a leer. Pero en el cuarto grado y más adelante, la lectura se vuelve el camino para dominar otras materias de la escuela, como historia y ciencias, y empiezan a leer para aprender.

Investigaciones muestran que los niños que no leen bien en tercer grado corren el riesgo de atrasarse o no graduarse de bachillerato. Por ejemplo, un reporte de la Fundación Annie E. Casey reportó que los estudiantes que no leían bien en tercer grado tenían cuatro veces más probabilidades de abandonar el bachillerato. A ellos también les costaba trabajo cuando trataban de ir a la universidad o conseguir un trabajo.

Los estados crearon las leyes de retención para tercer grado para asegurar que cada niño pueda leer. Pero los críticos argumentan que hacer que un lector que batalla repita un año no es una buena solución. Muchos expertos dicen que la retención puede estigmatizar a un niño y disminuir la confianza en sí mismo. Algunas personas han estado preocupadas por las leyes de retención que dependen demasiado de una simple prueba estandarizada o de una medida.

Algunas leyes de retención ahora protegen a su hijo

La controversia sobre las leyes de retención ha generado cambios. Las organizaciones como la Asociación de Discapacidades de Aprendizaje de los Estados Unidos, un socio fundador de Understood, y el National Center for Learning Disabilities, socio fundador de Understood, han presionado para que la retención sea el último recurso.

Como resultado, varios estados ahora requieren algunos o todos los requisitos a continuación mencionados para evitar que un estudiante repita el grado:

  • Usar programas de lectura basados en evidencia, incluyendo e instrucción multisensorial.

  • Avisar a los padres tan pronto la escuela percibe las dificultades de lectura del niño.

  • Contactar a las familias para comprometerlas a ayudar a los niños para que aprendan a leer.

Algunos estados han añadido detección temprana, y servicios adicionales para ayudar a los niños pequeños a leer.

Estos cambios pueden dar a los padres más oportunidades para ayudar a los niños a que aprendan a leer bien antes de que la retención se convierta en un problema. Y muchas de estas leyes ahora también ofrecen intervención intensiva durante el año repetido.

Si está preocupado por una ley de retención, aquí hay algunas preguntas que podría hacer a la escuela:

  • ¿Cómo evaluará la escuela las dificultades de lectura de mi hijo?

  • ¿Cuál es el plan de la escuela para ayudar a que mi hijo mantenga el nivel?

  • ¿Qué estrategias específicas está usando la escuela para ayudar a mi hijo a lograr el estándar de lectura?

  • ¿Qué servicios de lectura y apoyos están disponibles para mi hijo?

  • ¿De qué otras maneras (además de los exámenes estandarizados) puede mi hijo demostrar que cumple con el estándar de lectura?

  • Si mi hijo repite el año, ¿qué tan diferente será su enseñanza durante el año que repita?

  • Si una ley de retención no se aplica a mi hijo, debido a que cuenta con un IEP, ¿cómo se asegurará la escuela de que aprenda a leer?

Las leyes de retención de tercer grado pueden tener gran impacto en su hijo. Obtenga consejos de los expertos sobre qué hacer si la escuela dice que su hijo necesita repetir el año. También sería útil entender las ventajas y desventajas de repetir un año.

Puntos clave

  • Podría ser útil conseguir una copia de la ley de retención de su estado y pedir a la escuela que se la explique.

  • Dependiendo del estado, los estudiantes con IEP o Planes 504 podrían ser promovidos al cuarto grado sin haber cumplido con los estándares de lectura.

  • Algunas leyes de retención incluyen protecciones para ayudar a los niños con problemas mucho antes del tercer grado.

Díganos qué le interesa

Vea sus recomendaciones

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Vea sus recomendaciones

Comparta

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Descargue Wunder en App Store

IEP

fonética

intervención temprana

Comparta Leyes de retención de tercer grado: Qué necesita saber

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Leyes de retención de tercer grado: Qué necesita saber

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom