Ir a contenido

Entender el trastorno del desarrollo de la coordinación

Por El equipo de Understood

El trastorno del desarrollo de la coordinación (DCD, por sus siglas en inglés) es una condición de por vida que dificulta el desarrollo de las habilidades motoras y la coordinación. No es un trastorno del aprendizaje, pero puede afectar el aprendizaje. Los niños con DCD tienen dificultad para completar tareas y actividades físicas que son necesarias tanto dentro como fuera de la escuela.

Nota: Este video de Youtube tiene subtítulos en español. Comience a reproducir el video. En la parte inferior de la pantalla vaya a “Settings”, seleccione “Subtitles” y haga clic en la opción “Spanish”. Asegúrese de que la función “CC” esté activa.

Aprender cómo apoyar a su hijo que tiene el trastorno del desarrollo de la coordinación es una travesía. A lo largo del camino, usted conocerá los síntomas, las opciones de tratamiento y lo que pueden hacer las escuelas y los profesionales para ayudarlo. Sin embargo, hay mucho más por conocer acerca del DCD, que tal vez haya escuchado mencionar con el nombre de dispraxia.

Este resumen le brinda los conocimientos básicos para que pueda empezar a ayudar a su hijo. También lo conduce hacia información más detallada acerca del DCD.

En breve: Qué es el DCD

El DCD es una condición que dificulta el desarrollo de la coordinación y las habilidades motoras (incluyendo la planificación motora). Al menos un 5% de los niños la presentan, y es más común en niños que en niñas. Este trastorno no se supera, pero los niños pueden mejorar sus habilidades motoras.

El DCD no es una como la o la . Es considerado un trastorno del neurodesarrollo, como lo es el TDAH. No obstante, puede ser un obstáculo para que los niños realicen y estén al día con sus deberes escolares. También puede dificultar la participación en la clase de deportes. A menudo el DCD coexiste con otras condiciones y los síntomas pueden coincidir.

Los niños con DCD tienen problemas con muchas de las destrezas que se necesitan para aprender en la escuela. Estas incluyen la escritura, copiar del pizarrón y organizar sus cosas.

El DCD también puede generar desafíos fuera de la escuela. Los problemas con la planificación motora pueden dificultar que entiendan y sigan los pasos de las rutinas de cuidado personal, como cepillarse los dientes y vestirse. Los niños pueden tener problemas para prepararse un plato de cereal con leche. Los problemas de equilibrio pueden dificultar que se sienten erguidos y coman correctamente.

El DCD es un déficit a nivel de las habilidades motoras, que incluye:

Tener limitaciones con estas habilidades puede a su vez afectar otras habilidades motoras que utilizamos diariamente, incluidas:

  • Mantener el equilibrio.

  • Ser capaz de cambiar rápidamente de movimiento ante situaciones nuevas.

  • Mover el cuerpo de manera correcta.

  • Aprender nuevos movimientos.

  • Predecir el resultado de los movimientos.

  • Encontrar y usar soluciones a problemas motores.

Los niños con DCD pueden tener dificultad para ajustar sus movimientos, según la información obtenida en experiencias anteriores. Por ejemplo, si colocan su tenedor incorrectamente, no aprenden automáticamente de su error para poder hacerlo bien la próxima vez.

También pueden tener problemas con la secuenciación. Por ello, puede que les sea difícil planificar los movimientos necesarios para hacer una tarea en el orden correcto. Los problemas con el equilibrio pueden causar que los niños con DCD parezcan torpes. A menudo tropiezan accidentalmente con otras personas y dejan caer cosas que están sosteniendo.

Profundice:

Señales y síntomas del DCD

Los niños desarrollan las habilidades motoras a diferentes velocidades. Por eso podría ser difícil determinar cuando son pequeños si esas dificultades desaparecerán por sí solas. Pero incluso durante el preescolar (o antes) pueden evidenciarse señales de deficiencias que requieran una intervención para que el niño pueda mejorar.

A continuación, algunas señales del DCD de acuerdo con la edad:

Preescolar:

  • Tiene dificultad para sostener y utilizar los cubiertos.

  • Tiene dificultad para arrojar una pelota.

  • Juega demasiado brusco o a menudo empuja accidentalmente a otros niños.

  • Tiene dificultad para sentarse derecho o permanecer quieto.

Grados K-2:

  • Tiene dificultad para sostener y utilizar un crayón, un lápiz o las tijeras.

  • No traza o separa las letras correctamente.

  • Tiene problemas para subir y bajar escaleras.

  • Frecuentemente se tropieza accidentalmente con las personas.

  • Tiene dificultad con el cuidado personal, como cepillarse los dientes.

Grados 3-7

  • Tarda mucho escribiendo.

  • Tiene dificultad para cortar los alimentos.

  • Tiene problemas con rutinas básicas como vestirse.

  • Tiene dificultad para alinear las columnas cuando hace problemas de matemáticas.

Preadolescentes y adolescentes

Descargue una lista detallada de las señales del DCD a diferentes edades. Si le preocupa que su hijo pudiera tener DCD, consúltelo con su médico. Puede usar esta lista para verificar las señales que está observando.

Profundice:

Otras condiciones que pueden coexistir con el DCD

La mayoría de los niños con DCD tienen al menos una diferencia de aprendizaje. El es una de las condiciones más comunes que coexisten con el DCD. De hecho, la mitad de todos los niños con DCD también tienen TDAH.

Sin embargo, el DCD puede lucir como otras condiciones. Por ejemplo, debido a problemas con el equilibrio, los niños con DCD frecuentemente tienen dificultad para sentarse derechos o quietos. Puede que se muevan mucho para mantener el cuerpo erguido.

Algunas personas podrían asumir que esa conducta de no poder quedarse quieto es debido al TDAH, aunque no sea así. O podrían equivocadamente atribuirlo a , las cuales también pueden provocar que los niños se muevan y se retuerzan.

Estas son algunas de las condiciones que a menudo coexisten o tienen algunos síntomas iguales al DCD.

Una evaluación para el DCD no es lo mismo que una evaluación para las diferencias en la manera de pensar y aprender. Si usted o el médico de su hijo sospechan que pudieran estar presentes otras dificultades, es importante realizar una evaluación completa para averiguarlo.

Profundice

Posibles causas del DCD

Los investigadores desconocen la causa del DCD, pero existen algunos factores de riesgo. Estos incluyen:

  • Ser hombre.

  • Ser pequeño de acuerdo con la edad gestacional.

  • Haber nacido prematuramente o con bajo peso.

  • Predisposición genética o historial de DCD en la familia.

Si tiene preguntas acerca de estos factores de riesgo, consulte con el médico de su hijo.

Cómo se diagnostica el DCD

Hay varios especialistas que pueden diagnosticar o identificar el DCD. Idealmente, trabajarán en grupo para evaluar al niño.

Ciertos tipos de médicos pueden diagnosticar el DCD. Las especialidades médicas incluyen:

Antes de que su hijo sea evaluado para determinar si tiene DCD, estos médicos deben descartar cualquier otra causa médica de las dificultades de coordinación de su hijo.

Existen otros profesionales que pueden hacer evaluaciones para el DCD e identificarlo. Sin embargo, no pueden realizar un diagnóstico. Estos incluyen:

Las edades más comunes para evaluar el DCD son entre 5 y 6 años de edad. Los evaluadores examinarán las capacidades motoras y cognitivas. También harán preguntas sobre otros factores que podrían tener un efecto, tanto en la escuela como en la casa. Además querrán saber si su hijo ha alcanzado ciertos hitos en su desarrollo y cuándo empezaron los síntomas.

Los evaluadores utilizan ciertas pruebas para evaluar las destrezas motoras. Estas habilidades incluyen:

  • Fuerza

  • Equilibrio

  • Coordinación

  • Rango de movimiento

  • Planificación motora

  • Control motor fino

Los evaluadores podrían examinar su competencia, haciendo que los niños hagan cosas como trazar y ensartar cuentas. Podrían evaluar sus habilidades de percepción visual observando qué tan bien pueden dibujar una progresión de formas, así como no salirse de la línea cuando dibujan.

Profundice

Cómo pueden ayudar los profesionales con el DCD

Un tratamiento fundamental para el DCD es la terapia ocupacional (OT, por sus siglas en inglés). Existen muchos ejemplos de cómo los terapeutas ocupacionales pueden trabajar en actividades motoras difíciles. Por ejemplo, podrían hacer que los niños tracen letras sobre papel de lija para que desarrollen las habilidades de escritura a mano. O usar un tablero con cordones de diversos colores para que practiquen atarse los zapatos.

Un niño podría recibir OT en la escuela de manera gratuita a través de un o un . Usted también puede contratar una OT de manera privada. Puede que algunos seguros médicos cubran esos servicios.

Los niñs con DCD pueden trabajar en el equilibrio y el tono muscular con la ayuda de terapeutas físicos.

Existen otras maneras en que la escuela puede ayudar. Podría ofrecer como tiempo adicional en las pruebas y en los trabajos escritos que se realicen en clase. La , como el dictado (voz-a-texto) también podría ser una opción. Su hijo necesitará tener un IEP o un plan 504 para poder recibir adaptaciones formales. Sin embargo, el maestro podría estar dispuesto a proveer apoyos informales para facilitar el aprendizaje de su hijo en el aula.

Profundice

Cómo puede usted ayudar a su hijo con DCD

Una de las cosas más importantes que usted puede hacer es abogar por su hijo que tiene DCD. Esto empieza entendiendo sus desafíos y haciéndole saber que usted estará a su lado en cada paso del camino.

Una evaluación determinará si su hijo es elegible para recibir educación especial. Si es así, usted será parte del equipo del IEP y juntos crearán un plan de servicios y apoyos. Además, usted podrá supervisar el progreso de su hijo y asegurarse de que los servicios estén funcionando.

También existen muchas maneras en que usted puede ayudar en la casa. Usted es el mayor defensor de su hijo y puede ayudarlo a desarrollar su autoestima. Divulgue historias exitosas de personas con problemas motores, incluyendo la de la actriz Cara Delevingne.

Además, las habilidades motoras a menudo mejoran con intervenciones y práctica. Usted puede ayudar a que su hijo desarrolle habilidades motoras con estas recomendaciones:

A medida que usted ayude a su hijo a lo largo de su proceso, es importante que también usted reciba apoyo. Únase a nuestra Comunidad de Facebook y obtenga recomendaciones, información e inspiración de otros padres como usted.

Puntos clave

  • El trastorno del desarrollo de la coordinación es una condición que dificulta que los niños desarrollen las habilidades motoras y la coordinación.

  • La terapia ocupacional es un tratamiento clave para el trastorno del desarrollo de la coordinación.

  • Hable con el médico si le preocupa que su hijo pudiera tener el trastorno del desarrollo de la coordinación.

Temas relacionados

Causas

Díganos qué le interesa

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Comparta

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Descargue Wunder en App Store

specific learning disability

dyslexia

dyscalculia

ADHD

sensory processing

IEP

504 plan

accommodations

assistive technology

Comparta Entender el trastorno del desarrollo de la coordinación

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Entender el trastorno del desarrollo de la coordinación

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom