Ir a contenido

Qué hacer cuando su adolescente no quiere que usted lo ayude

Por Victoria Scanlan Stefanakos

De un vistazo

  • Algunas veces los adolescentes no quieren que sus familiares los ayuden con su tarea escolar.

  • Los tutores y los terapeutas educativos podrían ayudar a su adolescente con la tarea escolar.

  • Un adolescente mayor o un adulto joven, especialmente uno que piensa y aprende de manera diferente, podría ser un buen recurso de ayuda para su adolescente.

Es normal que los adolescentes quieran afirmar su independencia, pero si su adolescente está teniendo una experiencia frustrante con la tarea escolar debido a sus dificultades de aprendizaje y de atención, podría no querer ayuda de parte suya. Averigüe por qué su hijo se resiste a su ayuda y qué puede hacer.

Por qué los adolescentes no quieren que los ayuden

Para cuando los chicos entran al bachillerato, la mayoría de ellos quieren ejercitar un poco de su independencia. Sin embargo, los adolescentes que piensan y aprenden de manera diferente pueden sentir frustración en la escuela de una manera diferente que sus compañeros. Y pueden estar divididos entre querer ser más independientes y todavía necesitar apoyarse en otros.

Si su hijo se siente impotente, él podría evitar hacer las tareas de la escuela o pedir ayuda. Esto podría ser porque negarse les da un sentimiento de control. Su adolescente podría ver esta situación como la única manera de ganar poder sobre la situación e, incluso, podría utilizar el enojo para poder separarse de la gente de la que depende más. Esto quiere decir que podría no estar abierto a recibir su ayuda.

Qué puede hacer cuando su adolescente no quiere que lo ayuden

Si su adolescente parece no estar motivado para que usted lo ayude, recuerde que él está motivado: motivado para resistirse a usted. Mientras más energía ponga usted en discutir con él, mayor resistencia pondrá él.

Procure enfocarse en no discutir. Comience por dar un paso hacia atrás y preguntar a su hijo lo que él piensa. Podría ser que tenga un buen plan para su vida y para después del bachillerato.

Usted también podría intentar animarlo a que se ponga en acción. ¿Su adolescente estaría dispuesto a hacer un contrato escrito donde pueda detallar sus objetivos y sus responsabilidades para el semestre? También déjelo establecer las consecuencias: ¿qué pasaría si no sigue el contrato? Esto le da la independencia que está buscando y puede motivarlo a trabajar para obtener resultados.

“Asegúrele que pedir ayuda no es un signo de debilidad, sino un signo de madurez”.

Si su adolescente quiere que le vaya bien en la escuela, pero todavía se resiste a pedir ayuda, usted podría trabajar para ayudarlo a desarrollar sus habilidades para abogar por sí mismo.

Si su hijo no quiere su ayuda, ofrézcale opciones para el tipo de ayuda que puede recibir, según cómo prefiere aprender. Quizás su adolescente prefiera trabajar por su cuenta en álgebra utilizando un programa de computadora en vez de trabajar con usted o con alguien más, pero posiblemente necesite ayuda externa en relación a su tarea escolar.

Obtener ayuda por fuera para su adolescente

Cuando su hijo no quiere que usted lo ayude, un compañero un poco mayor que su hijo podría ser un buen recurso. El adolescente tiene más probabilidad de escuchar las sugerencias de alguien más cercano a su edad. Por otro lado, la escuela de su hijo podría sugerirle algún otro estudiante cercano a la edad de su adolescente que también piense y aprenda de manera diferente. Otra opción sería que usted encontrara a un mentor a través de una organización, como Eye to Eye.

Los tutores pueden también ayudar a su adolescente a estudiar y a mejorar sus calificaciones en una asignatura específica. Los terapeutas educativos, que son adultos entrenados para trabajar con chicos que tienen dificultades de aprendizaje y de atención, también podrían ayudar. Ambos, los tutores y los terapeutas educativos, por lo general tienen entrenamiento especializado para ayudar a los adolescentes a avanzar, en materias como cálculo, con mucha más facilidad que los padres promedio.

Pregunte a su adolescente que piense en un maestro o un consejero de su escuela que lo pueda apoyar. La ayuda de los consejeros y los maestros es por lo general gratuita, aunque quizás ellos no puedan dar a su adolescente tanto tiempo como los tutores o los terapeutas educativos.

Es duro ver que su adolescente se resista a recibir ayuda cuando usted sabe que la necesita, pero usted no tiene que cargar toda la responsabilidad respecto del aprendizaje de su adolescente. Eleve la seguridad de su adolescente mostrándole que usted lo respeta, y señálele los recursos de ayuda con los que podría sentirse cómodo.

Puntos clave

  • Los adolescentes quieren ser independientes aunque todavía puedan necesitar ayuda.

  • Hay muchas personas que pueden ayudar a su hijo con la tarea de la escuela y darle apoyo emocional.

  • Los consejeros escolares, maestros y mentores pueden ser buenos recursos de ayuda.

Díganos qué le interesa

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Comparta

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Descargue Wunder en App Store

Comparta Qué hacer cuando su adolescente no quiere que usted lo ayude

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Qué hacer cuando su adolescente no quiere que usted lo ayude

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom