Ir a contenido

Por qué cuarto grado puede ser difícil para los niños

Por Amanda Morin

De un vistazo

  • Cuarto grado es un año difícil para muchos niños.

  • Los niños tienen más responsabilidades que en grados anteriores.

  • Las amistades se vuelven más importantes (y complicadas).

Su hijo de cuarto grado llega a casa de la escuela, arroja su mochila al piso, se desploma en una silla y anuncia con tono solemne: “¡Estoy exhausto!”.

¿Le suena familiar? Usted no es el único. Si tiene un hijo de 9 o 10 años, usted podría ser uno de los muchos padres o cuidadores cuyo niño está estresado, exhausto o descontrolado al final del día.

Cuarto grado puede ser un año complicado para muchos niños. Se producen muchos cambios en la enseñanza. Las expectativas académicas aumentan considerablemente. Las amistades se vuelven más importantes y es más común que los niños formen grupos.

Aunque estos cambios no parezcan importantes, pueden ser muy estresantes para los niños.

¿Qué sucede en cuarto grado?

Los estudiantes de cuarto grado trabajan duro a lo largo del día. Se les pide que hagan más cosas por su cuenta que en grados anteriores. Se espera que empiecen a usar habilidades para organizarse y administrar el tiempo, y tienen que pensar de manera crítica para resolver problemas.

También se enfoca más en la escritura. Los niños tienen que escribir ensayos más largos y usar diferentes estilos de escritura. Esto puede generar más estrés.

Los estudiantes de cuarto grado empiezan a estar más conscientes de la importancia de tener amigos. Podrían invertir mucha energía emocional en sus relaciones amistosas. La presión de los amigos puede ser difícil de resistir. Hacer amigos y mantenerlos puede ser emocionante pero también agotador.

Estas nuevas destrezas académicas y socioemocionales no surgen de manera natural en muchos niños. Tener que hacer cosas por sí solos puede ser estresante, y por lo tanto no es de extrañar que su hijo regrese a casa exhausto.

Los niños también son más conscientes de las noticias y la situación actual, y se preocupan por los eventos que ocurren en el mundo.

Cuarto grado también es un año importante en cuanto a las pruebas estandarizadas. Es común que los niños estén muy nerviosos cuando los maestros los están preparando para esas pruebas.

¿Es común tener estrés en cuarto grado?

¿Cómo saber si el estrés de su hijo es típico o debería ser motivo de preocupación?

Algunos comportamientos, como preocuparse por un examen importante o sentirse nervioso por tener que participar en una obra de teatro en la escuela, son usuales en los estudiantes de cuarto grado. Sin embargo, hay que estar atento a ciertas cosas. Usted debe cerciorarse de que el estrés de su hijo no esté aumentando y convirtiéndose en ansiedad.

Estas son algunas preguntas a considerar:

¿Los cambios de rutina dificultan que su hijo se concentre en la clase o haga sus deberes escolares? Es común que las rutinas nuevas causen estrés. Por ejemplo, los estudiantes de cuarto grado podrían evitar la tarea de matemáticas si tienen dificultad con conceptos como estimar cantidades. Sin embargo, usted deber estar atento cuando los niños tienen dificultad con cosas que no han cambiado, como la rutina al irse a dormir.

¿Su hijo parece muy preocupado por cosas específicas? Muchos niños a esta edad se quejan del próximo examen o piden ayuda con la tarea. Sin embargo, los niños que experimentan mucho estrés o ansiedad podrían actuar diferente. Podrían buscar aprobación por cosas que saben que hacen bien, o paralizarse por una preocupación específica.

¿Su hijo se divierte compartiendo con la familia y los amigos? Es preocupante cuando los niños pierden interés en cosas que les gustaban y parecen descontentos. Podrían sentirse ansiosos y aislarse. En ese caso es importante investigar qué está pasando.

¿Qué dice el maestro? Los maestros de cuarto grado pasan tiempo con muchos niños y pueden proporcionar información valiosa. Pregúnteles si su hijo parece más estresado que otros niños de su edad. ¿Qué parece causar estrés a su hijo? ¿Su hijo se relaciona con otros niños? Hacer este tipo de preguntas puede ayudarlo a entender qué está sucediendo y cómo ayudar.

Cómo puede ayudar a su hijo de cuarto grado

Enterarse mejor de lo que está ocurriendo en la escuela es el primer paso. Empiece por hablar con su hijo acerca de la escuela. También es importante tener en cuenta la manera cómo usted responde a los asuntos de su hijo.

Si su hijo piensa y aprende de manera diferente, eso puede añadir más estrés y ansiedad. Intente hablar con sinceridad de las diferencias. Eso le muestra que no hay nada de qué avergonzarse y que usted está de su lado.

Estas son otras cosas que puede intentar:

Puntos clave

  • Cuarto grado es una transición importante para los niños.

  • Es común sentirse un poco cansado y estresado en cuarto grado.

  • Hablar abiertamente con su hijo sobre qué le resulta difícil en cuarto grado puede reducir su estrés.

Díganos qué le interesa

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Comparta

Comparta Por qué cuarto grado puede ser difícil para los niños

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Por qué cuarto grado puede ser difícil para los niños

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom