5 citas de Muhammad Ali que me enseñaron sobre la crianza de un niño con dislexia

Por The Understood Team

Muhammad Ali se llamaba a sí mismo el “más grande de todos los tiempos”, y lo sustentaba con palabras y acciones. Fue el boxeador más joven en convertirse en campeón de peso pesado con 21 años de edad. Ganó una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 1960. También tenía dislexia.

Tuve la oportunidad de conocerlo hace muchos años, cuando era director de una escuela pública charter en Nevada.

Un día temprano en la mañana, Ali nos sorprendió al aparecerse en la puerta para darnos un tour por la escuela. La escuela tuvo muchos visitantes famosos porque fue fundada por otro gran atleta, el jugador de tenis Andre Agassi. Pero la presencia de Ali fue algo más, nos impactó a todos.

En esa época, Ali no podía hablar bien. Luchaba con valentía contra la enfermedad de Parkinson. La enfermedad disminuía su voz, pero no su espíritu.

En lugar de hablar, Ali realizó pequeños trucos de magia como sacar un pañuelo de su famoso pulgar falso de color beige. También abrazó y posó con los que querían una foto con él (arriba verán una foto mía simulando que lo golpeo en la nariz).

La visita de Ali ocurrió en un momento crucial en mi vida. Mi hija acababa de ser diagnosticada con dislexia y mi esposa y yo nos sentíamos tristes.

Sabía que de niño Ali había tenido dificultad para aprender a leer. Se graduó de bachillerato siendo uno de los últimos de su clase, el número 376 de un total de 392 estudiantes. A pesar de eso siguió adelante y se convirtió probablemente en una de las personas más famosas de todos los tiempos y conocido por su elocuencia.

Ver a Ali en persona me recordó lo que se puede lograr a pesar de los obstáculos. Durante los siguientes años, mientras enfrentabamos los problemas causados por la dislexia de nuestra hija, recordar a Ali me ayudaba a seguir adelante. Estas son cinco de las citas de Ali que me inspiraron durante los momentos más difíciles:

1. “Soy el más grande. Lo dije incluso antes de que supiera que lo era. Descubrí que si lo repetía lo suficiente, convencería al mundo que en verdad era el más grande”.

Los estudiantes que tienen problemas en la escuela puede que duden de su inteligencia, o de no ser lo suficientemente capaces comparados con otros chicos. Vi a mi hija pasar por esto. Aunque ahora está en la universidad, a veces duda. Como padre, también dudé de mí mismo muchas veces.

La filosofía de Ali de “aparenta hasta que lo logres”, lo ayudó a sentirse seguro de sí mismo, trascender sus dificultades en la escuela y tener un gran impacto en el mundo. Su vida nos recuerda lo importante que es creer en uno mismo, incluso cuando nadie más cree en ti. Cuando mi hija y yo estamos tristes, usamos conversaciones positivas para impulsarnos a continuar.

2. “Odié cada minuto de entrenamiento, pero dije: ‘No renuncies. Sufre ahora y vive el resto de tu vida como un campeón’”.

Ali fue conocido por su extenuante entrenamiento. Entrenaba seis días a la semana. Se levantaba a las 5:30 am, corría con botas del ejército y practicaba en el gimnasio durante horas.

No soy un boxeador profesional, pero ser padre es un trabajo duro. En ocasiones estuve tentado a esforzarme menos. Pero me repetía que el esfuerzo de apoyar a mi hija valdría la pena, y así fue. Ver a mi hija graduarse de bachillerato fue lo que hizo que valiera la pena.

3. “A menudo no es la montaña lo que te agota, sino la piedra en el zapato”.

Mi hija enfrentó muchos obstáculos en la escuela. Mi esposa y yo estuvimos a su lado apoyándola. A veces nos sentíamos abrumados por las grandes preguntas: ¿Aprenderá a leer? ¿Irá a la universidad?

Sin embargo, nos dimos cuenta que a veces las cosas más difíciles, y las más importantes, son las pequeñas cosas de la vida. Entregar esa tarea escolar. Marcar como terminada la última cosa de la lista. Se trata de encarar un día a la vez.

4. “He luchado contra un cocodrilo, peleé contra una ballena, he esposado relámpagos, he encerrado truenos en la cárcel”.

Esta cita obviamente no puede entenderse de manera literal, pero contiene una gran verdad. A lo largo de su vida, Ali estuvo en situaciones difíciles por hacer lo que consideraba correcto. Luchó por la igualdad de los afroamericanos y protestó contra la guerra de Vietnam.

Como cualquier padre de un niño con dislexia, también tuve que “luchar contra caimanes”. Tuve que sentirme a gusto sintiéndome incómodo. Tenía que estar bien al pedir e incluso exigir que la escuela se ocupara de las necesidades de mi hija. Tuve que acostumbrarme a la incertidumbre del futuro de mi hija.

5. “Servir a otros es el costo que pagas por tu estancia aquí en la tierra”.

Ali se dedicó a servir a los demás. Por ello visitó mi escuela hace más de diez años. A pesar de estar debilitado por el Parkinson, siempre creyó que su presencia podía inspirar a otros.

Siempre he creído que es importante pensar en cómo ayudar a otras familias que tienen niños que piensan y aprenden de manera diferente. Ayudar a otros no solo los beneficiaba a ellos. También beneficia a mi familia. Mi esposa y yo nos unimos aParent Education Network (uno de los socios fundadores de Understood) y nos relacionamos con muchas familias. Uno puede sentirse solo si piensa que los otros no te comprenden, pero intercambiar ideas y experiencias con otras familias puede cambiar eso.

Ali falleció el 3 de junio del 2016. Cuando escuché la noticia, recordé su visita a mi escuela hace tantos años.

Recordé que cuando se iba, se detuvo para firmar un póster de su famosa pelea con Sonny Liston. Con un bolígrafo temblando en su mano, escribió la más legible y hermosa firma que se pueda imaginar de un hombre cuyo cuerpo estaba luchando contra él. Arriba de su firma escribió: “Sigo siendo el más grande, sin importar mis dificultades”.

¿Quiere más inspiración? Revise estas citas de personas famosas que aprendieron de sus desafíos.

Las opiniones, puntos de vista, información y cualquier contenido en los blogs de Understood.org son responsabilidad únicamente del escritor del blog y no necesariamente reflejan los puntos de vista, valores, opiniones y creencias, ni están avaladas por Understood.

    Díganos qué le interesa

    Comparta