6 estrategias para colaborar con las familias de estudiantes multilingües

Por Lydia Breiseth, Colorín Colorado

Revisado por experto Claudia Rinaldi, PhD

Actualizado el 9 de octubre de 2023

Siempre que les pedimos a educadores con experiencia en enseñar a estudiantes del idioma inglés (ELLs, por sus siglas en inglés) que nos digan cuál es el secreto de su éxito, la respuesta que obtenemos es casi siempre la misma: desarrollar relaciones con los estudiantes y sus familias. 

Las relaciones establecen confianza y mejoran la comunicación. Nos ayudan a entender mejor las necesidades y fortalezas de los estudiantes, lo cual es especialmente importante en el caso de los estudiantes del idioma inglés. Si usted no tiene experiencia con estudiantes del idioma inglés, tal vez se pregunte cómo colaborar con familias que vienen de otros países y que hablan un idioma diferente. 

Estas son seis ideas para ayudarlo a comenzar. A medida que va leyendo, identifique uno o dos pequeños pasos que podría probar este año con las familias.

1. Crear un ambiente acogedor para las familias

Imagínese cómo es para las familias migrantes entrar a su escuela o salón de clases. ¿Ven algo que les resulte familiar, como carteles en su idioma u objetos de su cultura? ¿Hay libros disponibles en el idioma que hablan en casa? Pequeños detalles pueden ser muy importantes para transmitir el mensaje de: “Bienvenidos, queremos ayudar a su hijo a progresar”.

Estrategias para crear espacios acogedores: 

  • Haga que las paredes de su salón de clases luzcan amigables para las familias. Comience por colgar un cartel de bienvenida bilingüe. Coloque mapas de los países de origen de los estudiantes y fotografías que reflejen la diversidad de los estudiantes en su clase. Para que estas imágenes sean auténticas y cercanas para ellos, pregúntele a colegas que provengan de la misma cultura. O pídale a sus estudiantes que lo ayuden a escoger las imágenes. 
  • Aprenda una palabra o frase en el idioma de la familia que ayude a que el estudiante y su familia se sientan bienvenidos.  
  • Comparta ideas y colabore con el administrador de la escuela para establecer prácticas escolares que ayuden a las familias de estudiantes del idioma inglés y estudiantes migrantes a sentirse bienvenidos (enlace en inglés). 
  • Póngase en su lugar por un momento. Vea este formulario escolar en árabe y se dará cuenta qué se siente al ver un documento que uno no entiende.

2. Conocer a sus estudiantes

Al conocer a sus estudiantes obtendrá información muy valiosa sobre ellos. En especial, si tiene la sospecha de que un estudiante piensa y aprende de manera diferente, querrá tener una visión más completa del estudiante. Para poder guiar a las familias en el proceso de educación especial es indispensable que confíen en usted. Esto será más fácil de conseguir si usted ha desarrollado una relación afectuosa con el estudiante. 

Estrategias para conocer a sus estudiantes:

  • Busque oportunidades informales de pasar tiempo juntos, como durante el almuerzo. 
  • Entérese de las fortalezas, talentos e intereses de sus estudiantes. Pídales que completen un cuestionario acerca de sus intereses (enlace en inglés). Si el estudiante no puede completarlo en inglés solo, pídale ayuda a un compañero de clase o un miembro del personal escolar que sea bilingüe. O le podría pedir que recorte imágenes para hacer un collage sobre sí mismo. 
  • Comience por reunir información esencial para aprender más sobre sus estudiantes del idioma inglés.
  • Hable con colegas que ya tengan una relación con su estudiante, como personal bilingüe, maestros de inglés como segundo idioma (ESL, por sus siglas en inglés), consejeros o maestros de años anteriores. Pregúnteles qué saben acerca de la cultura y el idioma del estudiante, así como sobre su aprendizaje académico y socioemocional. Hable de las fortalezas y necesidades del estudiante, en especial en torno a las diferencias en la manera de pensar y aprender.

3. Desarrollar relaciones con las familias

Colaborar con las familias de sus estudiantes podría requerir cierta creatividad y flexibilidad de su parte, pero vale la pena. Las familias de los estudiantes multilingües pueden aportar habilidades, talentos y fortalezas excelentes para su escuela. Es probable que sean una gran fuente de fortaleza, resiliencia e iniciativa. Pero estos recursos podrían pasar desapercibidos si nadie intenta descubrirlos.

Las familias que acaban de llegar al país podrían tener muchas preguntas sobre la educación. Puede que se pregunten cosas como los horarios de clases, los eventos, las celebraciones y los deberes escolares. En cuanto a los servicios especiales, posiblemente no tengan una idea clara de lo que es o hace la educación especial. Tal vez quieran información sobre evaluaciones, identificaciones y apoyos, así como sobre sus derechos y funciones. Al establecer una relación (enlace en inglés) desde el principio, usted puede contribuir a que estas familias se sientan más cómodas de hablar sobre estos temas.

Estrategias para desarrollar relaciones con las familias:

  • En lugar de esperar a que la familia se dirija a usted, dé usted el primer paso. Averigüe si hay momentos en que la familia va a la escuela, como antes o después de clases. Aproveche esos momentos para acercarse y tener conversaciones informales y también informarles sobre el progreso de su hijo.
  • Averigüe sobre las habilidades y pasatiempos (enlace en inglés) de la familia. Tenga en cuenta que hay familias inmigrantes con carreras profesionales en sus países de origen.
  • Evite hacer preguntas directas y personales que pudieran incomodar a las familias. Haga preguntas abiertas. Podría preguntar acerca de su comida favorita, de alguna actividad en la comunidad o cómo ha sido su experiencia en la escuela hasta el momento. 
  • Para una mejor comunicación, proporcione a las familias maneras diferentes de hacer preguntas o expresar sus preocupaciones, ya sea a través de conversaciones en persona, por correo electrónico o mensajes. Es posible que algunas familias prefieran no comunicarse mucho. A medida que vaya conociendo mejor a las familias, es posible que otras personas compartan información importante acerca de los problemas que enfrenta su comunidad. 
  • Mantenga los ojos y oídos muy abiertos, tanto en el aula como en general la escuela. Aprenda de sus colegas que ya conocen a las familias. 
No he conocido a ninguna familia que no esté interesada en el bienestar de su hijo. —Juliana Urtubey, becaria del programa de Understood Mentor Teacher entre 2019 y 2020 y maestra del año a nivel nacional en 2021.

4. Revisar sus suposiciones

Es posible que las familias inmigrantes no participen siempre en las actividades escolares tradicionales. Pero no asuma que no tienen interés en la educación de su hijo. 

A menudo estas familias han hecho sacrificios enormes para que sus hijos tengan un futuro mejor. Es posible que hayan enfrentando adversidades, peligros y la separación de su familia. Cuando llegan al país, muchas veces continúan enfrentando condiciones difíciles.  

Al mismo tiempo, puede que las familias migrantes provengan de países en los que las expectativas sobre el papel que desempeña la familia en la educación de sus hijos es muy diferente. Por ejemplo, en muchos países latinoamericanos, las familias ven al maestro como una figura de autoridad y el único proveedor de formación académica.

El concepto de colaboración entre la escuela y la familia podría ser nuevo para algunas familias migrantes. Puede que no sepan acerca de las conferencias de padres y maestros (enlace en inglés) y que las eviten si creen que ellos o sus hijos pudieran estar en problemas. Esto es especialmente en caso de que hayan experimentado un evento traumático como la separación familiar.

Estrategias para revisar sus suposiciones: 

  • Pida a las familias que describan su papel en la formación escolar de su hijo en su país de origen. Esto puede abrir una conversación enriquecedora acerca de las diferencias culturales.
  • No se limite a enumerar requisitos estrictos al explicar la relación de colaboración entre la escuela y las familias en Estados Unidos. En su lugar, haga énfasis en cómo la escuela recibe con agrado los comentarios de las familias. 
  • Para comprender mejor las expectativas de la familia, pregúnteles qué sueñan para el futuro de su hijo. Por ejemplo, la maestra Clara Gonzales-Espinoza de Albuquerque invita a las familias de sus estudiantes a escribirle una carta (enlace en inglés). En esta carta, les pide que compartan las esperanzas que tienen para el futuro de su hijo, así como detalles sobre su personalidad, sus intereses y fortalezas. Con esta carta, el año escolar comienza de manera positiva y brinda información importante acerca de la familia.

5. Conocer sus recursos lingüísticos

Por ley, las escuelas están obligadas a compartir información (enlace en inglés) en un idioma que las familias comprendan. Tenga en cuenta que en caso de que las familias tengan un nivel de lectura y escritura bajo, los documentos escritos (incluyendo traducciones) podrían ser menos útiles que las conversaciones en persona.

Si las familia de los estudiantes ELL están al mismo tiempo iniciando el proceso de educación especial, necesitar aún más apoyo. Las familias necesitan comprender detalles técnicos para poder participar en las conversaciones y la toma de decisiones. Asimismo, necesitan comprender sus derechos, las implicaciones del proceso de educación especial y de qué manera la escuela puede apoyar a sus hijos.

Estrategias para conocer los recursos lingüísticos: 

  • Las familias necesitan acceso a documentos en su idioma materno que sean fáciles de leer y no contengan términos técnicos. Averigüe con la administración del distrito escolar qué documentos cuentan con traducción y qué servicios de traducción podría utilizar para documentos nuevos. Otra fuente de información valiosa en este aspecto pueden ser sus colegas que enseñan inglés como segundo idioma.
  • Averigüe si usted tiene acceso a un intérprete bilingüe, o si hay un familiar o un paraprofesional (en la escuela o en el distrito escolar) que pueda ayudar con la comunicación. 
  • Averigüe si tiene acceso a una línea de ayuda telefónica de intérpretes profesionales.
  • Si tiene dudas acerca del acceso de las familias a la información, comuníquese con el administrador de la escuela para presentarle sus preguntas o ideas.

Es preferible recurrir a estas estrategias de comunicación (enlace en inglés) antes que pedir a algún estudiante que traduzca. Usted pone en una situación incómoda a los estudiantes que actúan como traductores. Lo expone a información confidencial y aumenta las probabilidades de errores de comunicación. Es posible que el estudiante no tenga el vocabulario suficiente para traducirlo todo. (También cabe la posibilidad de que se produzcan “cambios de significado“, como en el caso de un estudiante que “tradujo” para su padre que la nota “F” significaba “fantástico”).

6. Pensar de forma creativa 

Es posible que las familias tengan varios empleos a lo largo del día y no tengan posibilidades de comunicarse en horas de trabajo. Puede que también tengan problemas con el cuidado de los niños, el transporte o para satisfacer necesidades básicas. Por lo tanto, si las familias no pueden asistir a los eventos escolares, intente algo diferente (enlace en inglés).

Además, las familias migrantes podrían estar viviendo con niveles de incertidumbre elevados (enlace en inglés) debido a las políticas de migración. Les puede causar ansiedad entrar a un edificio público como la escuela, tener que proporcionar una identificación o información personal y firmar documentos. 

Puede ser útil desarrollar sensibilidad acerca de estos temas para pensar en formas nuevas de colaborar con estas familias. Estas son algunas ideas que han resultado exitosas en otras escuelas. 

Estrategias para pensar de forma creativa: 

  • Pregunte a las familias cuándo y dónde les gustaría asistir a eventos.
  • Cree eventos que las familias puedan ayudar a planificar y que tomen en cuenta las jornadas laborales. 
  • Considere alternativas como reunirse en la casa de una familia, un lugar de culto o un lugar público. 
  • Pruebe hacer conferencias de padres y maestros en grupo. En estas reuniones, padres de familia y cuidadores reciben la misma información general. Después, se reúnen con el maestro en para una conferencia breve y privada. Las familias pueden aprender de las preguntas que formulan otras personas y se pueden sentir más cómodas en un grupo (en especial si provienen de una cultura con un enfoque más grupal (enlace en inglés), a diferencia de Estados Unidos que tienen un enfoque más individual).
  • Conozca más sobre Cómo apoyar a estudiantes migrantes y sus familias: Estrategias para escuelas y programas de para la primera infancia (enlace en inglés).

La colaboración con estudiantes del idioma inglés y sus familias no siempre es fácil, pero vale la pena el esfuerzo. Estas familias suelen ser desatendidas y subestimadas porque las escuelas siguen aprendiendo todavía cómo satisfacer mejor sus necesidades. Pero sus esfuerzos, por pequeños o grandes que sean, pueden tener un impacto enorme. Y antes de que se dé cuenta, usted se convertirá en defensor (enlace en inglés) de todos sus estudiantes y sus familias. 

Share

Revise temas relacionados