En qué se parecen el TDAH y el TEPT

El TDAH y el trastorno por estrés postraumático (TEPT) pueden parecer similares a veces. Esa semejanza puede dificultar obtener un diagnóstico correcto. Esto es lo que necesita saber.

Por Margie DeSantis

Revisado por experto Monica Johnson, PsyD

Actualizado el 5 de enero de 2024

El TDAH y el trastorno por estrés postraumático o TEPT son diagnósticos diferentes. Pero algunos de sus síntomas son iguales. Ambas condiciones afectan un grupo de habilidades mentales llamadas . Esto puede dificultar planificar, organizar, recordar información, manejar las emociones y más. Sin embargo, los síntomas se presentan por motivos diferentes.

En el TDAH, los síntomas son causados por diferencias en la manera en que se desarrolla el cerebro. En el TEPT, los síntomas se producen debido a un trauma (un acontecimiento o una serie de acontecimientos muy estresantes). Pero no todas las personas que experimentan trauma desarrollarán TEPT.

Es posible tener TDAH y TEPT. Pero el hecho de tener TDAH no aumenta la probabilidad de desarrollar TEPT después de un evento traumático.

Estos son seis síntomas que tienen en común el TDAH y el TEPT:

1. Problemas de concentración

Aunque por motivos diferentes, tanto el TDAH como el TEPT pueden causar problemas de atención y falta de concentración. Los desafíos con la función ejecutiva, incluida la dificultad para enfocarse, constituyen una parte importante del TDAH. Las personas con TDAH suelen tener dificultad para concentrarse, en especial en cosas que no les interesan. O puede que tengan dificultad para dejar de prestar atención a algo y pasar a otra cosa.

El TEPT genera ansiedad y pensamientos intrusivos, los cuales pueden interferir con la concentración. Estos síntomas pueden ser desencadenados por cosas que le recuerdan el trauma a la persona: sonidos, olores, emociones fuertes, entre otras. Las personas con TEPT no siempre saben qué los produce ni por qué.

2. Problemas para dormir 

Muchas personas con TDAH tienen problemas para conciliar el sueño, permanecer dormidas o despertarse. Les resulta difícil desconectarse de sus pensamientos y relajarse. La falta de sueño también puede empeorar los síntomas del TDAH. 

Las personas con TEPT a menudo tienen pesadillas, trastornos del sueño o insomnio. Al igual que con el TDAH, la falta de sueño puede empeorar los síntomas del TEPT.

3. Autopercepción negativa

Tanto el TEPT como el TDAH pueden tener un gran impacto en la autoestima. Las desafíos causados por el TDAH pueden ser difíciles de manejar: problemas en la escuela o en el trabajo, la sensación de no “encajar” en ninguna parte. Tener dificultad todos los días con cosas que ellos saben que son fáciles para sus compañeros puede hacerlos sentir mal consigo mismos.

El TEPT también puede afectar la autoestima. Muchas personas con TEPT tienen opiniones exageradamente negativas sobre ellas. Pueden pensar que han “causado” o que “se merecen” lo que les ha ocurrido. O que su trauma significa que están “dañados”. Estos pensamientos negativos también pueden ser una señal de depresión.

4. Desregulación emocional

Las personas con TDAH pueden tener dificultad para lidiar con sus emociones. Puede que sientan las emociones con más intensidad o por más tiempo. Esto puede interferir en la vida cotidiana. 

Las personas con TEPT también suelen tener dificultad para manejar sus emociones. El TEPT puede causar episodios de ira, ansiedad y tristeza, e incluso ideas suicidas. Estos síntomas pueden causar problemas en el trabajo y en el hogar, lo que a su vez puede generar emociones aún más negativas.

5. Problemas de memoria 

Los problemas con la memoria funcional significan que es posible que a las personas con TDAH les cueste retener información nueva en la mente el tiempo suficiente para poder utilizarla.

El estrés provocado por el trauma que causa el TEPT también puede afectar la memoria funcional. Es posible que las personas con TEPT también tengan recuerdos intrusivos. Los recuerdos traumáticos que aparecen involuntariamente pueden afectar su sentido del tiempo debido al pánico que pueden causar.

6. Impulsividad o imprudencia

Las personas con TDAH pueden tener dificultad para controlarse. Esto provoca impulsividad, que en algunas conduce a actuar de forma arriesgada y a conductas autodestructivas.

El TEPT puede causar que una persona sea imprudente, lo cual se puede parecer a la impulsividad del TDAH. Alguien con TEPT se podría comportar de manera imprudente porque siente que no le queda mucho tiempo. O bien, algo lo desencadena y el pánico resultante dificulta más el control de sus impulsos.   

Próximos pasos

En qué se parecen el TDAH y el TEPTPDF - 415.9 KB

Descargar$abre en una nueva pestaña

El TDAH y el TEPT tienen tratamientos diferentes. Es importante obtener el diagnóstico correcto y un plan de tratamiento consultando a un profesional de la salud mental. 

Conozca más sobre el TEPT en rainn.org.

Share

Revise temas relacionados