#CenarSinCelular: Cómo cinco familias eliminaron la tecnología a la hora de comer

Por El equipo de Understood el Jan 01, 1970

Cenar en familia puede ayudar a mejorar las habilidades sociales y la autoestima de su hijo e incluso puede que sea más saludable si no se usan aparatos digitales. Es por ello que nuestro socio fundador, Common Sense Media, lanzó en 2016 el reto #CenarSinCelular.

Common Sense Media entiende que no todas las familias son iguales. Tienen diferentes necesidades. Las familias de los niños que piensan y aprenden de manera diferente puede que necesiten hacer ajustes para asumir un reto como este.

Por esto, Common Sense Media se asoció en aquel momento con Understood para compartir las experiencias de algunas familias con niños que piensan y aprenden de manera diferente que aceptaron el reto #CenarSinCelular. Hablamos con cinco familias acerca de cómo manejaron el desafío de no usar tecnología a la hora de la cena. Estas son sus estrategias y recomendaciones.

La familia Ditchendorf: “Hacemos preguntas y relatamos historias para hacer interesante la cena”.

Sentarse a la mesa sin dispositivos no fue difícil para nuestro hijo que tiene y va a la escuela media, pero sí lo fue para nuestro hijo mayor que tiene . Él se comportaba como un tiburón. Le daba un mordisco a la comida, se levantaba, caminaba un poco, se sentaba, comía otro poquito y repetía la secuencia nuevamente.

Debido al TDAH de mi hijo, sabíamos que no podíamos sentarnos y esperar a que se iniciara una conversación espontáneamente. Así que cada noche hacíamos una pregunta, la cual nos turnábamos para contestar. También nos turnábamos para contar chistes e historias. Incluso jugábamos, cualquier cosa con tal de mantener entretenidos a los niños.

Carolyn Ditchendorf, trabajadora social

La familia Morin: “Solo permitimos usar dispositivos cuando aportan algo a la conversación”.

Durante un tiempo intentamos abstenernos de tener dispositivos en la mesa, pero no funcionó. A nuestra familia le gusta hablar sobre eventos de actualidad. Siempre hay alguien buscando algo en el teléfono, como una noticia o el significado de una palabra o de una frase.

Nuestro hijo más pequeño tiene TDAH y el otro tiene dificultades del funcionamiento ejecutivo, así que ambos tienen desafíos. Sin embargo, ambos están mucho más adelantados que sus compañeros en cuanto a la comprensión de eventos actuales. Ellos ansían tener esa interacción intelectual con nosotros.

Lo que sí hicimos como familia es tener una regla, usar dispositivos únicamente cuando aporten a la conversación de la cena. Usamos dispositivos para demostrar argumentos y buscar información. Nadie navega en Internet o publica un comentario en Facebook o en Twitter.

Jon Morin, padre de familia y bloguero

La familia Kasten: “Nosotros no cenamos juntos, por lo que tenemos salidas familiares sin dispositivos”.

Debido a nuestros horarios, rara vez nos sentamos a cenar en familia. Mi esposo trabaja muchas horas. a mi hija le da hambre a las 5 pm y debido a sus dificultades del , le resulta difícil tener una conversación tradicional a la hora de la cena. Después está mi hijo. Es un adolescente típico que se queda despierto hasta tarde y no come hasta las 7 u 8 p.m.

Ya que no podemos sentarnos a cenar, en su lugar pasamos tiempo en familia sin dispositivos. Salimos a comer helado o vamos a un partido de fútbol o de béisbol. Cuando estamos fuera de casa, nos resulta mucho más fácil no estar absortos en los teléfonos inteligentes o las tabletas digitales. Además, mi hija disfruta estas actividades porque conversa individualmente con los miembros de la familia.

Jen Kasten, defensora y asesora en educación especial

La familia Martin: “Tenemos un plan y una rutina para disponernos a ir a cenar”.

Lo más difícil para nuestra familia es hacer la transición de pasar de usar tecnología al momento de cenar sin aparatos electrónicos. Si mi hijo, mi esposa o yo estamos ensimismados usando un dispositivo, puede ser difícil dejar de usarlo. Mi hijo tiene TDAH, pero honestamente todos tenemos problemas con esto.

Lo que intentamos hacer es tener un plan y una rutina. Primero, hacemos cuenta regresiva para ir a cenar. En ocasiones, nosotros incluso utilizamos una app con temporizador que nos ayude a saber cuándo tenemos que estar sentados en la mesa. Segundo, cada noche intentamos que la cena dure tiempo suficiente. Tercero, cada uno de nosotros está autorizado a dar recordatorio a los otros. En ocasiones, ¡mi hijo es el que lo hace!

Jamie Martin, experto en tecnología de asistencia

La familia Dunlop: “Soy flexible con mi hijo respecto al uso de la tecnología fuera de la cena”.

Soy la directora general de una compañía de tecnología educativa que se inspiró en la de mi hijo, ¡así que me apasiona la tecnología!

Sin embargo, mantener alejada la tecnología de la mesa del comedor permite que mi familia se desconecte por cierto tiempo. Nosotros valoramos el tiempo que compartimos juntos, mientras que el mundo exterior permanece a raya y nuestros dispositivos digitales toman un respiro.

Como madre, he decidido ser flexible con mis hijos respecto al uso de la tecnología fuera de la cena. En gran medida, ellos toman el mando de la tecnología, en lo que respecta a qué dispositivos y aplicaciones usar y cuándo usarlas. Darles ese espacio ha desarrollado un nivel de confianza y entendimiento entre nosotros que facilita que se desconecten cuando se los pido.

Mya Dunlop, directora general y fundadora de MyloWrites

¿Listo para aceptar el reto #CenarSinCelular (#DeviceFreeDinner)? Recuerde que puede diseñar el desafío de acuerdo con las necesidades de su familia. Regístrese en Common Sense Media para recibir un kit gratuito.

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    El equipo de Understood está integrado por entusiastas escritores, editores y moderadores de la comunidad en línea. Muchos de ellos tienen hijos que piensan y aprenden de manera diferente.