Los médicos tienen un rol en el proceso de educación especial, afirma la Academia Americana de Pediatría

Por The Understood Team

¿Cuál es el rol del médico cuando su hija tiene problemas en la escuela?

Los médicos son unos socios importantes con las familias y las escuelas. Ese es el tema del reciente reporte de la Academia Americana de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés). El reporte es una guía para los médicos sobre el rol que ellos tienen en la . Cubre leyes como IDEA y la Sección 504. Además el reporte discute: Información sobre el IEP y que puede ofrecer a los niños.

La ley de educación no es usualmente un tema que les preocupe a los médicos. Pero los problemas de salud de un niño pueden afectar su desempeño en la escuela. Podrían ser dificultades físicas. Y podrían incluir dificultades sociales y emocionales y de comportamiento y de atención.

“Todos los pediatras tienen pacientes que tienen necesidades [de educación especial]”, dice Paul H. Lipkin, M.D., FAAP (siglas de Fellow of the American Academy of Pediatrics), autor principal del reporte. Es por ello que los pediatras necesitan entender estas leyes, afirma.

Según la AAP, existe una falta de comunicación entre algunas escuelas y los médicos. Puede ser que las escuelas no entiendan las necesidades médicas o desconozcan los detalles sobre los problemas de salud del niño. Y que los pediatras no sepan qué están haciendo las escuelas para abordar esas necesidades.

El reporte intenta abordar esa falta de comunicación describiendo lo que los médicos pueden hacer. Dice que un pediatra puede:

  • Identificar chicos que necesiten educación especial
  • Proporcionar información relevante a las escuelas
  • Reunirse con los equipos del IEP y las familias
  • Usar la información de la escuela para apoyar el diagnóstico y tratamiento
  • Colaborar con centros de salud escolares
  • Ayudar a mejorar la forma como las escuelas prestan servicios a los chicos que necesitan educación especial

La AAP tiene 64.000 miembros, por lo que el reporte puede que tenga un gran impacto.

TLas familias pueden aprender algo del reporte, dice says Paul Yellin, M.D., FAAP, director de Yellin Center for Mind, Brain, and Education.

“Muchas familias llevan a sus hijos al doctor para revisiones de rutina y para vacunas”, menciona Yellin. “Pero los familiares no consideran decirle al médico que su hijo tiene problemas en la escuela”.

Las familias quizás quieran que los pediatras participen más. Es una relación con tres soportes, dice Yellin. Debería incluir familiares, escuelas y médicos, no sólo los familiares y la escuelas. Las familias no necesitan sentir que están solas on sus preocupaciones. Muchos médicos estarán dispuestos a comunicarse con la escuela. Por lo menos, él afirma, el pediatra puede indicar a los familiares cuál es la dirección correcta a seguir. Lo cual podría ser consultar con un especialista médico.

Las opiniones, puntos de vista, información y cualquier contenido en los blogs de Understood.org son responsabilidad únicamente del escritor del blog y no necesariamente reflejan los puntos de vista, valores, opiniones y creencias, ni están avaladas por Understood.

    Díganos qué le interesa

    Comparta