Me estoy tomando un descanso durante el verano de las diferencias de pensar y aprender

Por The Understood Team

¡No más tarea! ¡No más libros!

Finalmente la escuela terminó y mis hijos ansían sus bien merecidas vacaciones de verano. ¿Pero adivine quién está más contenta? Sí, adivinó: Yo.

Seamos honestos, criar hijos que piensan y aprenden de manera diferente durante el año escolar es estresante. De alguna manera pienso que es casi como ser un “servicio de emergencia”.

Por las mañanas, después de que suena la alarma soy como un bombero. “¡A levantarse! ¿Ya te despertaste? ¡Hola! Hora de despertarse… ¿Dónde están tus zapatos? ¿Te cepillaste los dientes? ¡El autobús llegará en 4 minutos!” Al terminar la mañana siento que he estado en una docena de incendios.

Por la tarde, cuando ya terminó la escuela, soy el policía de las tareas. “Hora de empezar. Dije AHORA. ¡Pongo el cronómetro!”.

En los días malos soy un paramédico. Rescato a mis hijos de peligros emocionales, no físicos.

Pero en el verano podemos dejar de lado la escuela y toda la estructura y ansiedad que conlleva. Mis hijos pueden enfocarse en lo que les gusta hacer y ser ellos mismos, en lugar de estar trabajando siempre en sus “dificultades”. Y yo puedo volver a ser una mamá cariñosa.

A mi hija, por ejemplo, le encanta el arte y las manualidades. Juntas organizaremos todos sus materiales para que pueda ver con qué cuenta, y pueda dejar que su imaginación vuele. Quizás un día creará 50 modelos diferentes de aviones de papel y los probará para saber cuáles vuelan mejor. Otro día quizá diseñará “joyas” con su cuentas de arcoíris.

Su hermano mayor es un niño tecnológico que adora la comedia. Ha aprendido por sí solo a añadir humor a sus videos cambiando los sonidos o la música de fondo. Confieso que no siempre entiendo los chistes (aunque de todas maneras me río). Pero pienso que es increíble que su sentido de humor lo motive a expandir sus destrezas para la computación.

No estoy diciendo que no sea importante que se mantengan al corriente en la lectura y en otras habilidades escolares, pero el verano se trata de tener la libertad para disfrutar las cosas que te apasionan. Así que este verano me estoy deshaciendo de mis uniformes de bombero, policía y paramédico para disfrutar de lo que más me gusta: ser una mamá para mis hijos.

Estas son algunas de las cosas que planeo hacer para lograr que suceda.

  • Evitar programar actividades temprano por la mañana.
  • Permitir que mis hijos se aburran un poco.
  • Tener unos cuantos días de ocio donde la familia no tenga nada planeado.
  • Reservar tiempo para mí y así poder recargarme.
  • Satisfacer las pasiones y entretenimientos de mis hijos, sin importar qué tan extravagantes sean.
  • Tomar una copa de vino (¡o dos!) con la cena.

Las opiniones, puntos de vista, información y cualquier contenido en los blogs de Understood.org son responsabilidad únicamente del escritor del blog y no reflejan necesariamente los puntos de vista, valores, opiniones y creencias, ni están avaladas por Understood.

    Díganos qué le interesa

    Comparta