El niño olvidado: “¿Si ella es especial, qué soy yo?”

Por The Understood Team

Durante una de mis primeras charlas acerca de mi libro Laughing Allegra, había una mujer llorando en la audiencia. Yo relataba mi experiencia tratando de encontrar ayuda para mi hija Allegra que tiene . Por lo que creí que la tristeza de esa mujer podía haber sido causada por una experiencia similar.

Después de la charla, me aproximé a la mujer y le pregunté porqué estaba llorando. Me dijo que estaba afligida porque no podía tratar a sus dos hijos de la misma manera. Sentía que era una madre negligente. Que no era capaz de dar a su hijo, que no tenía necesidades especiales, la atención que merecía, y me preguntó qué podía hacer al respecto.

¿Eso puede ser realmente tan grave? Pensé.

Desde entonces he aprendido que sí, la incapacidad de dar la misma atención a los niños, especialmente cuando uno de ellos tiene necesidades especiales, puede ciertamente ser así de serio. Es por eso que decidí escribir sobre ello en mi más reciente libro, The Forgotten Child.

Algunas familias enfrentan diariamente problemas entre hermanos. Un niño puede quejarse de que toda la atención está puesta en el que tiene dificultades de aprendizaje, o puede llorar y preguntar porqué usted pasa tanto tiempo con ella. A veces el niño con necesidades especiales provoca un nivel de caos en la casa o tiene tantas exigencias que los otros hermanos se sienten desplazados.

En otras familias, los padres puede que no tengan la más mínima idea de que esto es un problema. Ven a sus hijos crecer y sienten que lo hicieron lo mejor que pudieron para todos ellos. Después viene la sorpresa de descubrir que el niño sin dificultades de aprendizaje ha tenido problemas todo el tiempo.

Esto fue lo que me ocurrió a mí.

Yo no me di cuenta que mi hijo Alessandro sintió que yo había favorecido a su hermana Allegra hasta que él tenía alrededor de veinte años. Tampoco entendí que esa atención desigual había provocado resentimiento. Él nunca lo mencionó.

Nunca entendió completamente lo que estaba ocurriendo. Nunca le expliqué claramente los desafíos de su hermana. Así que ante sus ojos ella estaba recibiendo un trato preferencial.

En las palabras de Alessandro:

“Me fue muy difícil entender porqué mi hermana podía aprender y convertirse en una experta patinadora pero se sentía constantemente frustrada con sus habilidades con la lectura, la escritura y las matemáticas. Mientras que a mí me castigaban por mis malas calificaciones, yo veía Allegra recibía consolación. Mientras a mí me presionaban para que mejorara, Allegra tenía permitido pasar de lado los problemas que surgían con su educación”.

De igual manera, una de las jóvenes con la que hablé para el libro The Forgotten Child dijo que todo lo que escuchaba era que su hermana era “especial”. Por ejemplo, cuando le preguntaba a su mamá porqué tenía que limpiar su cuarto mientras que a su hermana se le permitía tenerlo desordenado, su madre decía, “porque tu hermana es especial”.

A lo largo de su infancia ella se preguntó: “Si ella es especial, ¿qué soy yo?”. Esas palabras me rompieron el corazón.

¿Qué podemos hacer para hacer sentir valorados a los hermanos?

Explique, explique, explique, esto es lo que ahora le digo a las familias. Hablen sobre lo que está ocurriendo con su hermano. Igual de importante es escuchar a sus hijos cuando dicen que se sienten abandonados o “menos que”. Realmente escúchelos.

De nuevo, creo que mi hijo Alessandro lo expresó mejor:

“Desearía que mi madre le hubiera pedido a un profesional que me explicara exactamente lo que ocurría con mi hermana. A todos los padres, no puedo dejar de insistir lo suficiente sobre lo importante que es permitir que sus otros hijos sepan lo que está usted aprendiendo. Si en ese entonces hubiera sabido lo que ahora sé, todo hubiera sido mucho más claro”.

Me hubiera gustado haber sabido antes cómo se sintió Alessandro. Por ello es que estoy compartiendo estas experiencias con ustedes. Siga el consejo de Alessandro y avanzará en el proceso de ayudar al hermano de un niño con dificultades de aprendizaje y de atención a no ser el niño olvidado (The Forgotten Child) de la familia.

Obtenga ideas acerca de cómo puede usted hacer tiempo para los hermanos de chicos con dificultades de aprendizaje y de atención.

Las opiniones, puntos de vista, información y cualquier contenido en los blogs de Understood.org son responsabilidad únicamente del escritor del blog y no necesariamente reflejan los puntos de vista, valores, opiniones y creencias, ni están avaladas por Understood.

    Díganos qué le interesa

    Comparta