Dos mamás de Arizona encabezan una legislación importante sobre la dislexia

PorThe Understood Team

El estado de Arizona recientemente aprobó una nueva ley para ayudar a niños con . Y todo se debió a dos mamás que abogaron por sus hijos.

Jenifer Kasten y Meriah Houser tienen hijos con dislexia. Ellas se preocuparon al ver que los niños como los suyos que no habían sido identificados o recibido ayuda lo suficientemente temprano. Los maestros no estaban recibiendo la capacitación necesaria para entender y enseñar adecuadamente a niños con dislexia.

Además, muchos niños tuvieron que repetir tercer grado porque su calificación en el examen de lectura requerido por el estado no era lo suficientemente buena. Ese examen es parte del programa de Arizona Move On When Reading. Y la ley estableció que los niños que calificaban “muy por debajo” en el examen, no podían avanzar.

Las mamás consideraron que eso no era justo para los niños con dislexia, especialmente porque a menudo esos niños no recibían ninguna instrucción de lectura especializada antes de tercer grado. “Los niños ni siquiera son diagnosticados hasta tercer grado”, explica Kasten. “Esto hace casi imposible que aprueben u obtengan el adecuado”.

Las dos mamás se conocieron en agosto de 2013 durante una clase de terapia de arte para ayudar a sus hijos a controlar la ansiedad por la escuela. De inmediato empezaron a discutir los problemas de las leyes actuales. Sabían que querían hacer un cambio. Y sabían que otros estados ya habían hecho cambios para proteger a los niños con dislexia.

Ambas mamás fueron defensoras activas: Hauser fundó Decoding Dyslexia Arizona y Kasten es miembro de ese grupo y es bloguera en Understood. Nunca antes habían hecho nada como eso.

Durante casi un año, las dos trabajaron en el proyecto de ley. Enviaron correos electrónicos a la comunidad con sus ideas para una nueva ley. Sus partidarios llamaron a sus representantes. Testigos expertos acudieron en su ayuda. Ellas trabajaron con políticos y lograron apoyo social. Y, en enero del 2015, empezaron a hablar sobre el lenguaje para el proyecto de ley.

El proyecto de ley que propusieron incluye varias cosas para ayudar a los niños con dislexia. Establece que la dislexia sea reconocida bajo las leyes del estado. Proporciona incentivos a los maestros para que aprendan cómo identificar y trabajar con niños que tienen dislexia. Y exonera a los niños con dislexia a que se les retengan en tercer grado si no aprueban el examen.

E proyecto final de ley recibió “votos virtualmente unánimes en cada fase del proceso”, comenta Kasten. Fue aprobado en abril como la ley SB 1461. Entró en vigor el 3 de julio del 2015.

“Tengo formación en leyes y políticas públicas, pero nunca había dirigido una campaña de principio a fin”, dice Kasten. “¡Fue intenso y emotivo!” Ambas mujeres están emocionadas sobre el cambio que ayudaron a crear. Pero dicen que solo este es solo el comienzo.

“Básicamente, creemos que todos los niños con dislexia son capaces de aprender a leer en tercer grado si son diagnosticados a edad temparana y se les provee enseñanza intensiva con base en evidencias”, afirma Kasten. “Esa es nuestra meta, pero no podemos alcanzarla hasta que nuestro estado tenga maestros capacitados y recursos adecuados, y hasta que todos los distritos escolares locales reconozcan lo que funciona y decidan hacerlo”.

Kasten piensa que esta ley es un importante primer paso.

Las opiniones, puntos de vista, información y cualquier contenido en los blogs de Understood.org son responsabilidad únicamente del escritor del blog y no necesariamente reflejan los puntos de vista, valores, opiniones y creencias, ni están avaladas por Understood.

    Díganos qué le interesa

    Comparta