Cerrar
Idioma
English
Español
Blog:  La esquina del experto

Cuando un niño tiene dislexia y discalculia, hay que tratarlas por separado

La esquina del experto entrada del blog de Daniel Ansari
Jul 06, 2017

Niña haciendo ejercicios de matemáticas en su escritorio

Cuando las personas escuchan que un niño tiene una dificultad con la lectura como la dislexia, generalmente asumen que solo tiene dificultad para leer. Usualmente no piensan si también tiene una dificultad con las matemáticas como la discalculia. Lo mismo sucede a la inversa.

Pero esa suposición es incorrecta. Los estudios de investigación han demostrado que los chicos que tienen problemas para aprender a leer frecuentemente tienen problemas con las matemáticas y para entender los números. También ocurre de manera inversa. De hecho, algunos investigadores creen que cerca de dos de cada tres niños que tienen problemas para aprender matemáticas también tienen dificultad para aprender a leer.

En mi propia investigación, rara vez he conocido a un niño que tenga dificultad con las matemáticas y que además no tenga otro problema con otra área del aprendizaje o múltiples. Puede que el niño tenga dificultades más severas en un área que en otra, pero sigue teniendo problemas en ambas.

Aún no entendemos por completo por qué la dislexia y la discalculia a menudo coexisten. Investigaciones preliminares sugieren que puede que existan genes similares que afectan la lectura y las matemáticas. Pero sin importar lo fuerte que sea la relación, siguen habiendo grandes diferencias entre estas dos dificultades de aprendizaje.

Es tentador pensar que pueda existir una manera de “alimentar a dos pájaros con una sola mano” al ayudar a chicos que tienen tanto discalculia como dislexia. Ciertamente sería más efectivo, pero por ahora no existe tal estrategia.

Los investigadores han estudiado el rol de la memoria funcional y la atención en las matemáticas y la lectura. También han hecho pruebas para determinar si los sistemas de capacitación en esas áreas pueden ayudar a mejorar las habilidades del aprendizaje involucradas en matemáticas y la lectura. Pero los programas no han tenido un impacto en esas habilidades.

El punto es que los padres y educadores no pueden tratar la discalculia y la dislexia de la misma manera. Las dificultades con las matemáticas se tienen que tratar con métodos de enseñanza de las matemáticas que sean efectivos. Y al mismo tiempo se tienen que tratar las dificultades con la lectura con herramientas de enseñanza que se sabe que ayudan a los chicos que tienen dificultad para leer.

Para los niños pequeños que tienen ambas dificultades de aprendizaje se tiene que desarrollar la conciencia fonémica para la lectura. También significa ayudarlos a entender las cantidades y la relación entre los símbolos numéricos y las cantidades (algunas personas lo llaman sentido numérico).

Los programas de lectura basados en el enfoque Orton-Gillingham (O-G) son conocidos por su eficacia, pero no existe tal cosa como un método OG para matemáticas. Aunque existen estrategias de enseñanza que pueden mejorar las habilidades matemáticas y adaptaciones en la escuela que también pueden ayudar a su hijo.


Conozca acerca de las pruebas para la discalculia y la dislexia. Y vea un video para enterarse por qué la dislexia es diagnosticada más frecuentemente que la discalculia.

Las opiniones, puntos de vista, información y cualquier contenido en los blogs de Understood.org son responsabilidad únicamente del escritor del blog y no necesariamente reflejan los puntos de vista, valores, opiniones y creencias, ni están avaladas por Understood.

Acerca de este bloguero

Retrato de Daniel Ansari

Daniel Ansari es profesor y jefe de investigación en neurociencia del desarrollo cognitivo en Western University, Canadá.

Lo más reciente en Understood