Cerrar
Idioma
English
Español
Blog:  En las noticias

Lorraine Bracco, estrella de "Los Soprano", habla de cómo el humor ayudó a lidiar con la dislexia

En las noticias entrada del blog de Andrew M. I. Lee
Nov 11, 2014

Lorraine Bracco con el Dr. Harold Koplewicz

La actriz Lorraine Bracco es conocida por su papel como Doctora Melfi en el icónico programa de televisión Los Soprano, donde ayuda a que el mafioso Toni Soprano exorcise sus demonios internos. De alguna manera estaba muy bien preparada para ese rol. Bracco ha estado en terapia individual por muchos años debido a su depresión, y ha tenido que enfrentar sus propios demonios relacionados con la dislexia.

Acompañada por el Dr. Harold Koplewicz, Bracco reveló algunas de sus luchas internas durante la conferencia 12th Annual Katz Memorial Lecture realizada el 6 de noviembre en el Child Mind Institute.

“Detestaba la escuela porque me sentía estúpida”, le dijo a Koplewicz. “Fue una gran lucha”.

Bracco dice que sus dificultades fueron evidentes cuando tuvo que aprender a leer. “Cada vez que tenía que leer en voz alta la ansiedad se apoderaba de mí”. La situación no mejoraba al escribir o en matemáticas. “Era un desastre. Para mí era tan solo papel y lápiz, nada tenía sentido”.

Los padres de Bracco hicieron lo que pudieron. Pero su padre era un pescadero que había empezado a trabajar desde los 14 o 15 años, y su madre era ama de casa “indudablemente disléxica”, según Bracco. No había mucha información disponible sobre la dislexia en aquel tiempo. Durante los años escolares pocos se dieron cuenta de su dislexia. “Promoción social”, esa era yo. ¡Creo que la inventaron especialmente para mí!”

Para desviar la atención de sus dificultades, Bracco se volcó en el humor y en contar historias. “Siempre estaba bromeando en clase”, ella recuerda. Explicó que estaba forzada a encontrar una “manera creativa” para expresarse. Una vez, un chico que le gustaba le pidió que leyera algo y ella fingió ser una máquina de escribir humana para disimular.

Su lado creativo fue estimulado en la escuela media, cuando un maestro que confiaba en ella y la motivó a que hiciera realidad su sueño de convertirse en modelo y habló con sus padres. Ellos estuvieron de acuerdo. Se presentó en Wilhelmina Models y la aceptaron de inmediato.

Su carrera como modelo la llevo a Francia donde vivió por una década. Aprendió a hablar francés con asombrosa facilidad, lo cual atribuyó a su habilidad para aprender guiones rápidamente, leyéndolos en voz alta. En Francia modeló, actuó en películas francesas y produjo el popular programa de televisión Les Enfants du Rock (Los niños del rock).

Después de que su primer matrimonio terminara, se enamoró del actor Harvey Keitel y regresó a los Estados Unidos. Actuó en la película Goodfellas y fue nominada para un Oscar como mejor actriz en un papel secundario por su caracterización de Karin Hill, la esposa de un mafioso.

Luego de separarse de Keitel, tuvo una difícil y costosa batalla por la custodia de su hija. Se declaró en bancarrota. Cayó en una depresión, pero no lo reconoció de inmediato. “Pase una década de mi---, y todo un año, antes de haber admitido que tenía un problema”, afirmó. “La depresión es un remolino. Tú no la tienes. Ella te tiene a ti”.

Las cosas comenzaron a mejorar luego de que consiguiera el rol de Doctora Melfi en Los Soprano. Con terapia y medicación se recuperó de la depresión. Actualmente, es una defensora del tratamiento de las enfermedades mentales. “Si tienes un dolor de dientes, vas al dentista. Con una pierna rota vas a la sala de emergencia del hospital. Pero si tienes síntomas de cualquier enfermedad mental, la gente te dice: “Deja de hacer eso. Tienes que sobreponerte y superarlo”.

Ella también está alzando la voz con respecto a las personas con dificultades de aprendizaje y de atención. Mirando hacia atrás, Bracco hubiera deseado obtener ayuda en la escuela debido a su dislexia. “Creo que me hubiera estimulado intelectualmente en lugar de tener que recurrir al humor para esconderme”, afirmó.

Pero hoy en día está agradecida de que haya mucha más conciencia al respecto. Incluso bromeó, relatando que cuando su hija fue a una escuela Montessori ofrecían deletreo “creativo”. “¡Eso me hubiera venido muy bien!”

La historia de Lorraine Bracco resalta el lado emocional de las dificultades de aprendizaje. Tal vez quiera leer sobre cómo los sentimientos negativos relacionados con el aprendizaje pueden convertirse en depresión. Conozca más sobre nuestro socio fundador, Child Mind Institute.

Las opiniones, puntos de vista, información y cualquier contenido de los blogs en Understood.org son responsabilidad únicamente del escritor del blog, y no reflejan necesariamente los puntos de vista, valores, opiniones y creencias, ni son avalados por Understood.

Acerca del bloguero

Retrato de Andrew Lee
Andrew M. I. Lee Más publicaciones de este bloguero

Andrew M.I. Lee, J.D., es editor y abogado retirado que ayuda a la gente a entender las complejidades legales, educativas y dificultades como padres.

Comentario(s)

Lo más reciente en Understood

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email