Cerrar
Idioma
English
Español
Blog:  En las noticias

Lo más reciente de la propuesta de presupuesto y financiamiento de la educación de la administración Trump

En las noticias entrada del blog de The Understood Team
Jun 14, 2017

Foto de la Casa Blanca

Understood no toma ninguna posición en las políticas del gobierno. Sin embargo, algunos de nuestros 15 socios fundadores sí podrían hacerlo. Eso incluye a nuestro socio fundador, el National Center for Learning Disabilities (NCLD). Nuestra misión en Understood es asegurarnos que los padres tengan la información que necesitan para apoyar a sus hijos.

El mes pasado, la administración Trump presentó su propuesta presupuestaria completa para el año fiscal 2018 (el año fiscal comprende del 1º de octubre de 2017 al 30 de septiembre de 2018).

Este presupuesto financia al gobierno federal, incluyendo al Departamento de Educación de los Estados Unidos (USED, por sus siglas en inglés). Por lo tanto afectará en gran medida a los chicos que tienen dificultades de aprendizaje y de atención.

El Congreso estará trabajando en el presupuesto a partir de ahora y hasta el mes de septiembre de 2017, por lo que hemos recurrido a NCLD para proporcionarle la información más reciente.

A continuación, Lindsay Jones, directora de políticas y defensa de NCLD, analiza cómo el presupuesto afecta el financiamiento de la educación. Hace varios meses, Lindsay respondió preguntas similares acerca del presupuesto preliminar de la administración, también conocido como “el presupuesto raquítico”.

¿Qué necesitan saber los padres de chicos con dificultades de aprendizaje y de atención acerca de la propuesta de presupuesto?

Lo más importante a saber es que el presupuesto propuesto elimina más de $9 mil millones del gasto federal en educación. Eso es muchísimo.

Si el Congreso aprueba la propuesta, muchos programas del Departamento de Educación de los Estados Unidos serán reducidos. Por ejemplo, la administración está proponiendo disminuir los fondos en dos áreas clave que afectan a los estudiantes que tienen dificultades de aprendizaje y de atención:

  • La Ley para la Educación de Individuos con Discapacidades (IDEA, por sus siglas en inglés): El presupuesto propone recortar $112 millones de los fondos usados para pagar los servicios de educación especial. Los chicos que tienen un IEP dependen de estos servicios.
  • La Oficina de Derechos Civiles del Departamento de Educación: Esta oficina protege los derechos civiles de los chicos según la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA, por sus siglas en inglés) y la Sección 504 de la Ley de Rehabilitación. El presupuesto propone un recorte de $1,7 millones a los fondos de esta oficina.

El presupuesto también propone eliminar más de 20 programas de educación federal. Algunos de ellos proveen financiamiento para ayudar a los estados en una variedad de necesidades de los estudiantes. Si el presupuesto es aprobado, los estados recibirán menos dinero para cosas como:

  • Asesores académicos
  • Tecnología para las escuelas
  • Enseñanza en ciencias, arte, música y educación física
  • Enseñanza de alfabetización basada en evidencias
  • Desarrollo profesional de los maestros
  • Reducción del número de estudiantes por clase
  • Programas que promuevan la seguridad escolar

Además del financiamiento de la educación, el presidente también intenta recortar más de $600 mil millones de Medicaid a lo largo de la siguiente década. Eso es aparte de los $800 mil millones en recortes propuestos en el actual proyecto de ley para el cuidado de la salud que está en el Congreso.

Aunque no es un programa educativo, Medicaid juega un papel importante en las escuelas. Ayuda a pagar los exámenes médicos de chicos provenientes de familias de bajos ingresos. También ayuda a pagar a enfermeras y terapeutas en las escuelas que a menudo prestan servicio a chicos que tienen dificultades de aprendizaje y de atención.

Además, Medicaid puede cubrir el costo de algunos servicios para estudiantes con dificultades de aprendizaje y de atención. Esto incluye servicios como terapia ocupacional, orientación psicológica y transportación.

¿El presupuesto propuesto aumenta de alguna manera el financiamiento?

Sí, pero solo en pocas áreas. El propósito del aumento del presupuesto es fomentar lo que se conoce como elección de escuela. Esto se refiere a ofrecer a los estudiantes de escuelas públicas la posibilidad de asistir a diferentes escuelas públicas o privadas usando dinero público.

Por ejemplo, la administración Trump planea añadir $1 mil millones en fondos para que los estudiantes de bajos ingresos puedan dejar la escuela pública de su vecindario y asistir a otras escuelas públicas. Ese dinero es para el estudiante. Por lo que cuando un estudiante se va, la antigua escuela pierde el dinero y lo recibe la nueva. La idea es permitir que los chicos en desventaja abandonen las escuelas que tienen deficiencias. Sin embargo, si se aprueba, este programa probablemente resultará en que las escuelas pobres pierdan fondos al fomentar que los estudiantes de bajos ingresos asistan a escuelas con más recursos.

Otros $250 millones están propuestos para apoyar los cupones escolares. Esto permite a las familias usar el dinero público para asistir a escuelas privadas.

¿Cuál es la posición de NCLD ante la propuesta de presupuesto?

Con base en el presupuesto preliminar de la administración presentado hace varios meses, NCLD estimó que se producirán recortes en programas importantes. Ahora estamos viendo qué tan profundos son esos recortes.

En nuestra opinión, este presupuesto no tiene como objetivo servir a las escuelas públicas ni a sus estudiantes. Si se aprueba, los recortes afectarán de manera negativa a los chicos con dificultades de aprendizaje y de atención.

NCLD también se opone al financiamiento del programa de cupones escolares debido a que permite que se pague la matrícula de una escuela privada usando dinero público. La mayoría de los programas de cupones escolares para escuelas privadas exigen que los estudiantes renuncien a sus derechos a recibir educación especial. Tampoco cubren el costo total de la matrícula, por lo que los padres tienen que pagar de su bolsillo.

¿Qué sucede a continuación?

Es importante recordar que el presupuesto de la administración todavía está en los primeros pasos del proceso.

Ahora la pelota está en el Congreso, por decirlo de alguna manera. Durante los siguientes meses, el Congreso sopesará los niveles de financiamiento específicos para cada programa. Y existe la oportunidad de que los padres y los defensores se pronuncien con respecto al recorte de fondos para la educación de $9 mil millones. El Congreso probablemente votará el presupuesto en otoño.

Si a usted le preocupan estos asuntos y desea hacer una diferencia en los niños, los maestros y las escuelas del país, ahora es el momento de participar. Para mantenerse informado de lo que ocurre en Washington y para más información sobre el presupuesto, visite el blog de políticas de NCLD.


Obtenga respuestas a preguntas relacionadas con los cambios en el Departamento de Educación de los Estados Unidos y el posible impacto en los niños que tienen dificultades de aprendizaje y de atención. Y descargue un grupo de herramientas de defensa para padres que ayudarán a que su opinión sea escuchada.

Acerca de este bloguero

El equipo de Understood Graphic

El equipo de Understood lo integran escritores, editores y moderadores de la comunidad, muchos tienen hijos con dificultades de aprendizaje y atención.

Lo más reciente en Understood