Cerrar
Idioma
English
Español
Blog:  Mi experiencia como padre

Cómo el amor hizo que las barreras del idioma y aprendizaje fueran fáciles de superar

Mi experiencia como padre entrada del blog de Giselle Ceja
Apr 28, 2015

Graduadas de universidad y amigas en la estación de tren

Tengo una maestría en psicología y mi hermana tiene una maestría en educación. Pero, cuando éramos pequeñas, lo que teníamos académicamente eran muchas dificultades.

Emigramos a los Estados Unidos desde México cuando yo tenía 8 años y mi hermana 5. Ninguna de las dos hablaba inglés. Debido a que estaba muy nerviosa por el cambio, me fue complicado comprender el inglés y recordar lo que estaba aprendiendo. Extrañaba mucho a mis amigos y a mi familia en México. Y mis emociones interferían constantemente con mi aprendizaje.

Mi hermana, por otro lado, aprendió a hablar inglés básico mucho más rápido que yo. Pero empezó a batallar con retos del aprendizaje que tenían muy poco que ver con la mudanza a un país nuevo.

Mi mamá dice que mi hermana empezó a tener dificultades tan pronto como empezó a hablar. Ella cambiaba las P y las C cuando hablaba. Con frecuencia, mi mamá tenía que “traducir” para que mi hermana pudiera ser entendida. Aunque mi mamá no sabía exactamente lo que estaba ocurriendo, sí sabía que algo era diferente.

Cuando mi hermana empezó el primer grado, le costó trabajo el idioma, la lectura y las matemáticas. Mi mamá estaba muy preocupada. Pero, a pesar de la barrera del idioma, fue a hablar con el maestro de mi hermana. El maestro estuvo de acuerdo en ayudar a mi hermana pasando más tiempo con ella y dándole tareas adicionales.

En esa época, recuerdo que mi mamá me pedía que fuera la “tutora” de mi hermana. Yo tomé esa responsabilidad muy seriamente. Sin embargo, no podía entender porqué no estaba leyendo como yo lo hacía a su edad.

Por supuesto que siempre supe que mi hermana era muy inteligente. Mi madre lo sabía también. ¿Cómo? A mi hermana le iba bien en otras áreas no relacionadas al trabajo académico tradicional. Era una niña inteligente, activa y creativa.

Mi mamá empezó a leerle todas las noches. También la animaba a que leyera aunque mi hermana se frustrara. La hacía leer diez minutos al día y la llenaba de elogios. Creo que eso fue realmente importante ya que mi hermana no recibía muchos comentarios positivos en la escuela.

Mi mamá también la ayudó fuera de la escuela. Consiguió que mi hermana tuviera tiempo para actividades divertidas, como tocar el violín y el patinaje sobre hielo. A mi hermana le encantaba ¡y sí que era buena en estas actividades!

En ese primer año escolar, el maestro fue muy amable y paciente. Los problemas de lenguaje de mi hermana mejoraron y su forma de hablar mejoró mucho. Pero la escuela seguía siendo difícil para ella. Y al año siguiente (y en realidad durante toda la escuela) siguió batallando en la escuela. Todo lo que mi mamá podía hacer era intentar y ayudarla a leer, y a encontrar maneras de que se sintiera bien con ella misma.

Mi hermana nunca recibió una evaluación para determinar si tenía dificultades de aprendizaje. Mi madre nunca solicitó un Programa de Educación Individualizado (IEP, por sus siglas en inglés). Nuestra familia no sabía que esas opciones existían.

Hasta el día de hoy, mi hermana tiene los síntomas clásicos de la dislexia. Tiene dificultades con la lectura y la escritura. Pero nunca ha sido formalmente diagnosticada con una dificultad de aprendizaje.

La buena noticia es que los niños son resistentes. Algunas veces el amor y las buenas intenciones de los padres pueden lograr maravillas. Mi madre hizo lo mejor que pudo y, por fortuna, eso fue suficiente para mi hermana. A pesar de sus dificultades académicas mi hermana nunca se rindió. Actualmente es maestra de tercer grado de primaria y tiene una maestría en educación.

No todos los estudiantes son tan afortunados como mi hermana. Pero por suerte, hoy en día existe mucha más información disponible que cuando nosotras éramos pequeñas.

Si su hijo está batallando, utilice los recursos de Understood para averiguar cómo conseguir ayuda. Solicite en su escuela una evaluación para obtener servicios. Aprenda sobre los IEP y otras maneras de obtener ayuda para su hijo. Sobre todo, nunca se dé por vencido ante ningún niño. Todos los niños tienen potencial, sin importar qué tan difícil sea la escuela para ellos, ¡pregúntele a mi hermana!

Las opiniones, puntos de vista, información y cualquier contenido en los blogs de Understood.org son responsabilidad únicamente del escritor del blog y no necesariamente reflejan los puntos de vista, valores, opiniones y creencias, ni están avaladas por Understood.

Acerca de este bloguero

Retrato de Giselle Ceja
Giselle Ceja Más publicaciones de este bloguero

Giselle Ceja es una terapeuta de pareja y de familia con licencia que ejerce en Pasadena, California.

Comentario(s)

Lo más reciente en Understood

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email