Cerrar
Idioma
English
Español
Blog:  La vía interna

Un nuevo punto de vista de “inteligente” para chicos con dificultades de aprendizaje y de atención

La vía interna entrada del blog de Brock y Fernette Eide, Dyslexic Advantage
Apr 03, 2015

Niño de primaria sentado en el piso fuera de la escuela usando una tableta electrónica

Durante los últimos 30 años, los investigadores se han dado cuenta de algo importante en relación a la inteligencia. Han descubierto que las pruebas tradicionales no hacen un buen trabajo prediciendo qué tan inteligente puede ser una persona cuando se encuentra en el mundo real.

Una razón de porqué las pruebas tradicionales no hacen un buen trabajo es que están construidas en varias suposiciones erróneas. Asumen que si las personas saben algo, deben de ser capaces de expresar con palabras escritas ese conocimiento.

Pero esto no es cierto. Todos sabemos muchas cosas que no podemos poner en palabras fácilmente. De hecho, existe un sistema completo de aprendizaje en el cerebro, el sistema de aprendizaje implícito, que maneja este tipo de conocimiento “sub-verbal”.

Piense sobre la acción de atarse los zapatos. Muchas personas que pueden atarse sus zapatos no podrían decirle como atarse los suyos. Para averiguar si alguien sabe cómo atarse los zapatos, no pregunte “¿sabe cómo atarse los zapatos?”, pásele un zapato y vea lo que ocurre.

La mayoría de las pruebas también asumen que la inteligencia real significa que usted puede contener toda la información que necesita dentro de su cabeza. Si de verdad usted sabe algo, no necesitará una máquina o herramientas o ayuda de otra persona para demostrarlo.

Y siguiendo esa lógica, la mejor manera para averiguar qué sabe es colocarlo en un cuarto completamente solo y ver qué tipo de respuestas usted puede contestar. Eso significa sin computadora, libros, calculadoras, herramientas manuales ni otra persona que le ayude.

Pero este tipo de pruebas han resultado ser muy malas para predecir lo que usted puede hacer en el mundo real donde hay muchos recursos disponibles.

Debido a estos problemas, los expertos han buscado otras maneras de pensar sobre los tipos de “inteligencias” que observamos en el mundo. Una idea útil se llama “cognición distribuida”. Ese término es un trabalenguas, pero el concepto es sencillo.

“Cognición” significa “cómo su cerebro conoce y comprende”. “Distribuida” significa “compartido”. Por lo que cognición distribuida es lo que usted puede saber y entender si su cerebro coopera con sus ayudas externas, como máquinas, herramientas, información impresa u otras personas.

También significa que su inteligencia no está determinada por la información que tiene en su cabeza. Puede aumentarse según como interactúe con su ambiente.

En otras palabras, su “inteligencia” es la suma de dos cosas: la primera es lo que sabe por usted mismo. La segunda es lo que usted puede aprender fácilmente al interactuar con las cosas a las que tiene acceso.

Esta manera de pensar sobre la inteligencia tiene algunas cosas importantes que decir sobre cómo enseñamos a los estudiantes con dificultades de aprendizaje y de atención. ¿Por qué estos estudiantes en particular? Porque más que la mayoría de los estudiantes muestran grandes diferencias en cuán fácilmente pueden aprender diferentes tipos de información.

Esto es lo que queremos decir.

Los estudiantes con dificultades de aprendizaje y de atención, por lo general, son mucho mejores entendiendo conceptos que en memorizando información. Dos tipos de información son particularmente difíciles para ellos:

  • Procedimientos, o instrucciones sobre cómo hacer las cosas y especialmente instrucciones que involucran varios pasos
  • Información memorizada, como horarios, capitales de los estados o la lista de elementos químicos en la tabla periódica

Conforme la tecnología avanza, la utilidad de tener información memorizada y procedimientos en la cabeza ha disminuido. Esa información es fácil de obtener en línea. Sin embargo, el conocimiento conceptual, saber lo que puede hacer con esa información, es más valioso que nunca.

En nuestro mundo digital tenemos más oportunidades para aplicar ese conocimiento y más maneras de hacerlo que antes.

Dado que nuestro mundo ha cambiado, nuestras ideas sobre cómo educar a los estudiantes con dificultades de aprendizaje y de atención deben cambiar también. No deberíamos actuar como si las calculadoras, los buscadores y otras herramientas nunca se hubieran inventado.

No tiene sentido forzar a los estudiantes que batallan con la memorización a pasar horas interminables acumulando información en sus cabezas. No en un mundo donde pueden obtenerla casi de manera instantánea.

En cambio, podemos usar su tiempo de mejores maneras. ¿Cómo? Profundizando en su entendimiento de conceptos, resolución de problemas y en el uso de recursos en su ambiente para expandir lo que pueden hacer.

Este no es un argumento para que abandonen los hechos. Sino un argumento para poner los hechos en el lugar exacto. Muchas escuelas siguen poniendo gran énfasis en la memorización de la información y los procedimientos.

En el pasado, eso tenía más sentido. Las herramientas para almacenar y recuperar información no estaban disponibles. Sin embargo, ahora tiene poco sentido, y ninguno para nuestros estudiantes con dificultades de aprendizaje y de atención.

Nuestra primera meta en la enseñanza de nuestros estudiantes debe ser mantener vivo el amor por el aprendizaje, la curiosidad sobre el mundo y la esperanza por el futuro. Esto será más sencillo si los liberamos de largas horas de esfuerzo para almacenar y recuperar fragmentos de información que fácilmente pueden encontrar en segundos con las numerosas herramientas disponibles.

Las opiniones, puntos de vista, información y cualquier contenido en los blogs de Understood.org son responsabilidad únicamente del escritor del blog y no necesariamente reflejan los puntos de vista, valores, opiniones y creencias, ni están avaladas por Understood.

Acerca de los blogueros

Retrato de Brock y Fernette Eide
Brock y Fernette Eide, Dyslexic Advantage Más publicaciones de este bloguero

Brock Eide, M.D., M.A. y Fernette Eide, M.D., son cofundadores de la organización sin fines de lucro Dyslexic Advantage, y co-autores de los libros The Dyslexic Advantage y The Mislabeled Child.

Comentario(s)

Lo más reciente en Understood

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email