Cerrar
Idioma
English
Español
Blog:  La vía interna

No cumplir con la fecha de entrega se convierte en una oportunidad para hablar sobre TDAH

La vía interna entrada del blog de Rae Jacobson
May 12, 2015

Estudiante de universidad hablando con un profesor en el campus

Hace unas cuantas semanas, casi dejo pasar el plazo de entrega, un gran problema para una escritora. Todos cometemos errores como este algunas veces. Pero cuando tienes TDAH como yo, es bastante más probable que suceda.

Yo tengo múltiples sistemas para no atrasarme: calendarios, recordatorios y alarmas. En ocasiones lo hago “a la antigua” y escribo las actividades en mi mano. (¡Lo que sea con tal que funcione!)

Pero algunas veces toda la planificación y los recordatorios sencillamente no funcionan. En esos días me quedo mirando el calendario y me sobrecoge una sensación de pánico cuando me doy cuenta: ay no, se tenía que entregar HOY.

Esto no es nuevo.

Cuando era joven, constantemente luchaba para mantenerme a flote. Cada fecha de entrega que dejaba pasar (y eran muchas) se sentía como otra evidencia de que yo era un fracaso. Mis mejillas ardían en el momento que los maestros recogían la tarea y yo sabía que no la tenía. En aquel entonces yo no entendía que esas dificultades estaban relacionadas con mi TDAH. Las consideraba una confirmación de que, de alguna manera, yo era menos inteligente y capaz que mis compañeros.

Al crecer aprendí más sobre mi TDAH y las dificultades de la función ejecutiva, empecé a darme cuenta que había estado usando un manual de estrategias diferente. Tenía que encontrar la manera que funcionara con mi diferencia. Eso significaba aprender estrategias organizacionales apropiadas para mí. También significaba pedir ayuda cuando esas estrategias no funcionaran.

Recuerdo la primera vez que hablé sobre mis necesidades. Fue en la universidad. Había estado tratando de hacer malabares con demasiadas cosas a la vez y había escrito una fecha de entrega equivocada para un trabajo importante. El día en que se tenía que entregar, apenas había terminado la mitad y sentí la conocida y sobrecogedora sensación de terror al ver que todos a mi alrededor entregaban su trabajo.

Al final de la clase me dirigí al escritorio del maestro. El instinto de esconderme y dar media vuelta estaba presente pero lo alejé. Me sentía nerviosa, pero decidida.

“Yo no entregué mi trabajo”, le dije.

“Me di cuenta”.

Respiré profundo.

“No lo entregué porque anoté mal la fecha de entrega”, le dije. Después saqué mi calendario y se lo mostré.

“Tengo TDAH y había mucho ruido en el salón de clases cuando explicó la tarea. Es muy difícil para mi poner atención. Llevo terminada la mitad, me he esforzado mucho y quisiera me diera la oportunidad de terminarla y entregársela”.

Me observó por un momento.

“¿Por qué no me habías dicho que tenías TDAH? Me da gusto que me lo hayas dicho. Puedes entregarme tu trabajo. Estoy ansioso por leerlo”.

A partir de ese momento me convertí en mi propio defensor.

Aprender cómo manejar y aceptar mi TDAH ha sido toda una experiencia. Entender cómo crear sistemas que me funcionaran fue un avance enorme. Pero el paso siguiente era entender cómo decirlo y pedir ayuda cuando esos sistemas no fueran suficientes.

Por lo que hace unas semanas, cuando observé la pantalla de mi computadora y me di cuenta que el plazo de entrega que pensé era en cinco días era en tan solo unas pocas horas, volví a respirar profundo para tranquilizarme. Después agarré el teléfono y llamé a mi editor.

“No hay problema” dijo. “En realidad me gustaría hablarle sobre un sistema para que todos los escritores recuerden los plazos de entrega, así que me alegra que me haya llamado”.

“Yo también” le dije. “Yo también”.

Las opiniones, puntos de vista, información y cualquier contenido en los blogs de Understood.org son responsabilidad únicamente del escritor del blog y no necesariamente reflejan los puntos de vista, valores, opiniones y creencias, ni están avaladas por Understood.

Acerca de este bloguero

Retrato de Rae Jacobson
Rae Jacobson Más publicaciones de este bloguero

Rae Jacobson es una escritora que se enfoca en el TDAH y en las discapacidades del aprendizaje en mujeres y niñas.

Comentario(s)

Lo más reciente en Understood

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email