Cerrar
Idioma
English
Español
Madre desesperada conversando con su hijo sobre la tarea

Mi historia

Mis dos hijos se llevan siete años de diferencia. Esta diferencia hace que no existe la típica rivalidad entre hermanos. Por ejemplo, no compiten por amigos. Pero ambos tienen necesidades diferentes y compiten por mi atención.

Qué estaba haciendo

Mi hijo de cinco años, Benjamin, tiene dificultades de aprendizaje. Algunos días pareciera que no para de hablar. Paso mucho tiempo reorientándolo y diciéndole que debe de esperar su turno. Eso puede ser un obstáculo cuando deseo enfocarme en su hermano, Jacob.

Jacob, de 12 años, tiene dificultades con la función ejecutiva y con el procesamiento sensorial. Tiende a abrumarse sensorialmente y a sentirse frustrado cuando las cosas no salen como él lo esperaba. Esto también es un obstáculo.

El resultado es que mi esposo y yo, a menudo, debemos decidir entre opciones igualmente indeseables. Cuando uno de nuestros hijos tiene un evento en la escuela, ¿es más decepcionante para él que tengamos que salir del auditorio con su abrumado (o apabullante) hermano o si solo uno de sus padres asiste con él?

Esa no es la manera como quería que fueran las cosas. Solía pasar mucho tiempo sintiéndome enojada. No con alguien, sino con las circunstancias que me hacían sentir como si yo no fuera el tipo de mamá que quería ser. No quería sentirme jalada en diferentes direcciones ni estar tan irritada. Siempre era más fácil ver lo que estaba haciendo mal, pero no era tan fácil ver lo que estaba haciendo bien.

Lo que me hubiera gustado saber antes

Un día hace un par de años, tuve una revelación. exploté con Benjamin diciéndole “¿por favor, puedes dejar de hablar? ¡Esto tiene que parar antes de que asistas al kínder! No puedo seguir explicándoselo a otra maestra”.

Tan pronto lo dije, me avergoncé de mí misma. Me di cuenta que estaba tan enojada sobre lo difícil que era la vida, que había interferido en mi comprensión de que este pequeño y maravilloso niño solo quería hablar conmigo. No hay nada malo con él. Su entusiasmo por la vida es maravilloso.

Ojalá hubiese sabido antes que estar enojada es agotador y nada productivo. Ese día me di cuenta que toda la energía que había invertido preocupándome por todo lo que no hacía bien, era energía que pude haber usado para disfrutar lo que hacía bien.

Desde entonces, mi esposo y yo trabajamos para encontrar nuevas maneras de manejar las necesidades de nuestros chicos. Ahora, funcionamos como un equipo la mayor parte del tiempo. Mientras yo ayudo a Jacob con su tarea, mi esposo se ocupa de que Benjamin no interrumpa. Encontramos buenas niñeras así que ambos podemos asistir a los eventos escolares de nuestros hijos y ninguno de ellos se siente excluido.

Encontrar estas nuevas maneras para lidiar con esto me ha ayudado a ver a mis hijos con una perspectiva diferente. Por supuesto que Benjamin nunca deja de hablar, pero las cosas que dice son increíbles. Es curioso, original y realmente divertido. Y sí, Jacob se abruma en situaciones sociales. Pero cuando estamos juntos en la casa, es tiempo que podemos pasar conociéndonos en lugar de liberarnos de la sobrecarga sensorial.

Cualquiera que tenga más de un hijo sabe que asegurar que todos tengan lo que necesitan siempre será un acto de malabarismo. Y usted tiene que aceptar que algunas de esas pelotas van a caerse, especialmente cuando tiene hijos con dificultades de aprendizaje y de atención.

Probablemente yo esté todavía haciendo malabares con demasiadas pelotas. Pero al menos ahora me enfoco mejor en las que están en el aire en lugar de enojarme por las que se caen.

Las opiniones, puntos de vista, información y cualquier contenido en los blogs de Understood.org son responsabilidad únicamente del escritor del blog y no necesariamente reflejan los puntos de vista, valores, opiniones y creencias, ni están avaladas por Understood.

Acerca de este bloguero

Retrato de Amanda Morin
Amanda Morin Más publicaciones de este bloguero

Madre defensora y ex maestra, Amanda Morin es la orgullosa mamá de chicos con dificultades de aprendizaje y de atención y es la autora de The Everything Parent's Guide to Special Education.

Comentario(s)

Lo más reciente en Understood

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email