Cerrar
Idioma
English
Español
Viajes familiares

Mis hijos se pelean en el auto. ¿Qué puedo hacer?

Por Ginny Osewalt

¡Ayuda! ¡Mis hijos se pelean en el carro! ¿Qué puedo hacer?

Ginny Osewalt

Maestra en una escuela pública de New Jersey, certificada tanto para educación general como especial.

Ya sea que esté manejando hacia el supermercado o haciendo un viaje largo por carretera, las peleas entre hermanos y la bulla en el asiento de atrás pueden ocurrir en cualquier momento. Las dificultades de aprendizaje y de atención pueden complicar los momentos que pasan dentro del auto. Si alguno tiene déficit de atención o TDAH y la proximidad física no puede evitarse, su vehículo puede llegar a transformarse en una zona de combate. Afortunadamente, con un poco de planificación se pueden evitar muchas de esas batallas antes de que empiecen.

Establezca límites

La inquietud, la intromisión de los hermanos buscando estimulación y la imposibilidad de ignorar ciertos sonidos u otros estímulos puede crear antagonismo y disputas territoriales en el asiento de atrás del auto. Defina con antelación el espacio personal de cada niño en el asiento trasero utilizando una cinta adhesiva o una manta. Explique que las posesiones más preciadas y el cuerpo deben estar en el lado de cada niño marcado por la línea divisoria.

Lleve algo para comer

Lleve cosas pequeñas y simples para comer, y repártalas cuando sienta que las tensiones en el asiento de atrás están creciendo. Trate de cambiar la situación pronto, de lo contrario corre el riesgo de premiar la mala conducta. Los alimentos que podrían ofrecer cierta calma incluyen las uvas pasas, carne seca y alimentos crocantes como zanahorias, brócoli y pretzels. Evite alimentos azucarados.

Compre plastilina

A los niños les encanta amasar y moldear figuras divertidas con masilla o plastilina. Los terapeutas ocupacionales utilizan una clase de plastilina llamada Theraputty para hacer ejercicios con las manos diseñados para mejorar las habilidades motoras finas. También es muy buena para reducir el estrés y puede ser muy útil cuando los niños están enojados, necesitan concentrarse o sienten la necesidad imperiosa de manipular algo.

Theraputty se consigue con variados niveles de resistencia y está codificado por color para indicar cuán blando o firme es. El verde es el que tiene la consistencia adecuada para los niños. Puede comprar Theraputty en diferentes sitios en la red.

Tenga a mano libros y revistas

Visite la biblioteca pública regularmente y tenga disponible en el auto un surtido de libros o revistas que sea interesante. Las bibliotecas públicas también ofrecen audiolibros, los cuales son excelentes para los niños que tienen dificultades para leer. Tenga a mano auriculares para que su hijo tenga la opción de escuchar el audiolibro él solo.

Los audiolibros también pueden entretener a toda la familia. Si es posible, guarde todo el material de lectura en un bolso plástico transparente para atraer la atención de su hijo.

Lleve juegos apropiados

Muchos juegos están disponibles en versiones pequeñas o magnéticas, incluso mi juego favorito, Connect Four. Ellos son fáciles de mover de un lado a otro sin que se caigan las piezas.

Trate de que los juegos que lleve en el auto sean simples porque los complicados podrían aumentar el nivel de frustración. También puede ayudar llevar pelotas o una cuerda para saltar para que sus hijos liberen energía cuando se detengan a descansar.

Permita tiempo frente a una pantalla

Los dispositivos electrónicos puede ser una alternativa maravillosa cuando se necesita paz y tranquilidad desesperadamente. Ver una película en un DVD portátil puede garantizar la cordura de todos. Las tabletas, los teléfonos inteligentes y los juegos electrónicos tienen un efecto similar.

Si su hijo tiene problemas de lectura y es miembro de Bookshare, la aplicación Read2Go facilita escuchar las palabras de un libro electrónico al mismo tiempo que ve esas palabras en una pantalla.

Dé premios que no esperan

Si uno de sus hijos tiene TDAH, probablemente usted sabe que premiar la buena conducta puede dar muy buenos resultados. Si sus hijos se han portado bien y apenas discutieron, considere sorprenderlos con una parada inesperada en la heladería o en la pizzería. Este tipo de refuerzo positivo, cuando se utiliza correctamente, puede ser muy eficaz para aumentar la probabilidad de que sus hijos vuelvan a portarse bien.

Deténgase

Evite ser la audiencia de sus hijos cuando ellos pelean o cuando compiten por llamar su atención. Ignore las riñas lo más que pueda.

Pero si los conflictos escalan más allá de lo razonable, salga de la carretera calmadamente. Apague el motor y limite sus comentarios a “voy a esperar” o “voy a conducir cuando sea seguro hacerlo”. Que su silencio sea parte del mensaje. Respire profundo. Reorganice su billetera. revise sus mensajes en el teléfono. Repita una vez más que usted volverá a conducir cuando sea seguro hacerlo.

Quizás tenga que esperar un buen rato y repetir esas palabras varias veces. En algún momento, sus hijos entenderán el mensaje claramente acerca de lo que usted considera una conducta aceptable dentro del automóvil.

Acerca del autor

Retrato de Ginny Osewalt

Ginny Osewalt

Ginny Osewalt es maestra en una escuela pública de Nueva Jersey y posee certificación en educación primaria general y especial.

Más de este autor

¿Le resultó esto útil?

¿Tiene su propia pregunta?

Obtenga y dé respuestas en nuestra comunidad. Es un lugar seguro para conectarse con otras familias y expertos. Únase a nuestros grupos.

Comentario(s)

Lo más reciente en Understood

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email