Cerrar
Idioma
English
Español
Hablar con familiares y amigos

8 consejos de cómo hablar con familiares y las amistades sobre las dificultades de su hijo

Por Lexi Walters Wright

47Encontró esto útil
47Encontró esto útil

Hablar con los familiares sobre las dificultades de aprendizaje y atención puede ser útil de variadas maneras. A continuación, lo que es conveniente y lo que no en lo referente a facilitar esas conversaciones. 

1 de 8

NO: Asuma que todos le harán las mismas preguntas

Algunos parientes podrían estar más familiarizados que otros en lo referente a las dificultades de aprendizaje y atención. Mucho ha cambiado desde que sus padres y abuelos estaban en la escuela, así que esté preparada para aclarar ideas erróneas o desactualizadas. Además, ya que las dificultades de aprendizaje y atención pueden manifestarse en miembros de una misma familia, no se sorprenda si algunos parientes comienzan a preguntarle sobre los síntomas en adultos.

2 de 8

SÍ: Decida cuánta información va a compartir con cada pariente

Decida cuánta información es conveniente compartir con cada uno de los miembros de la familia. Por ejemplo, si su tía es por lo general la que cuida a su hija podría explicarle que a muchos niños con dificultades de aprendizaje y atención les cuesta pasar de una actividad a otra. Hablar sobre esto puede quitarle importancia al conteo regresivo y otras estrategias usadas para facilitar las transiciones. Por otro lado, su tío abuelo que solo la visita el día de Acción de Gracias podría no notar que usted está contando o ni siquiera preguntarse por qué lo hace.

3 de 8

SÍ: Converse con los familiares que su hija ve regularmente sobre sus dificultades

Si su familia cena con la abuela todas las semanas, probablemente ella conozca muy bien a su hija. Quizás se ha preguntado sobre lo que su nieta experimenta y por lo tanto sentirá alivio al tener información clara a este respecto. Además, hablar acerca de las dificultades de su hija puede ayudar a que sus parientes entiendan los desafíos que usted y ella están enfrentando, y por lo tanto a que las ayuden de diferentes maneras.

4 de 8

NO: Use una gran cantidad de términos técnicos

Simplemente decirles: “Juan tiene un trastorno del procesamiento auditivo“ no ayudará a que entiendan que su hijo tiene dificultades de aprendizaje y atención. Incluso si sus familiares han escuchado los términos nombrar la condición de su hijo, posiblemente no sepan mucho acerca de esa condición o cómo puede estar afectándole. Trate de usar palabras comunes para ayudarlos que entiendan lo que le está pasando a su hijo.

 

5 de 8

SÍ: Ofrezca detalles útiles y estrategias

Proporcione a los miembros de su familia los detalles que puedan mejorar las interacciones con su hijo. Por ejemplo, usted puede decir: “Juan tiene dificultad para tolerar la sobreestimulación sensorial. A veces no tolera que lo toquen, incluso por la gente que él ama. Por favor, pregúntenle primero antes de abrazarlo. Puede que no desee que lo abracen, pero por favor no lo tomen como una agresión o algo personal”.


6 de 8

SÍ: Identifique las fortalezas de su hijo así como también sus desafíos

Cuando hable sobre su hijo, trate de llevar la conversación hacia lo positivo. Aclare que él está haciendo progresos en sus áreas problemáticas. Elogie sus esfuerzos y comente a sus parientes sobre sus fortalezas y  cualidades. Podría decir algo como: “¡Este año Juan ha mejorado mucho en lectura! A él le encantan los libros que tienen capítulos y su maestra está impresionada con todo lo que él ha leído este otoño. Con respecto a matemáticas, él está trabajando con su maestra en el salón de recursos y está progresando mucho”.

7 de 8

NO:Tenga solamente una conversación sobre las dificultades de su hijo y después no hable más de eso

Puede que se sienta rara la primera vez que hable con sus parientes acerca de las dificultades de aprendizaje y atención de su hijo, pero cuánto más veces hable de sus desafíos (y sus progresos y éxitos) más cómodos se sentirán los otros de hacer lo mismo. Lo importante es mantener la conversación abierta. Podría tomar tiempo, pero hablar de las dificultades de su hijo le ayudará a encontrar parientes que entiendan la situación y la ayuden explicándosela a otros familiares que quizás no creen que existen las dificultades de aprendizaje y atención.

8 de 8

SÍ: Ayude a que sus parientes se involucren en los éxitos de su hijo

Los miembros de la familia pueden ser de gran ayuda. Un primo podría llevar a su hijo a las sesiones de tutoría aliviando así su complicado horario. Un tío podría cuidar a su hijo para que usted pueda ir al cine. Hablar sobre las dificultades de su hijo con los miembros de su familia le facilitará pedir ayuda cuando la necesite. Pero sobre todo, revelar las dificultades de su hijo permitirá que incluya a su familia en las celebraciones del progreso de su hijo.

Ver los consejos de nuevo

6 maneras de comenzar una conversación sobre las dificultades de aprendizaje y atención

Es difícil saber qué decirle a las personas: parientes, padres de otros niños y entrenadores sobre las dificultades de aprendizaje y atención. Quizás algunas de estas personas nunca hayan escuchado de ellas. Otros en cambio, podrían tener ideas equivocadas o ser la primera vez que se enfrentan a estas dificultades. Aquí le damos algunas ideas acerca de cómo hablar de esto.

8 consejos para involucrar a su reacia pareja

¿Usted es la que se encarga de la mayoría de las actividades relacionadas con las dificultades de aprendizaje y atención de su hija? ¿Le gustaría que su pareja tenga un rol más activo? Siga estos consejos para alentar a su pareja a que se involucre más.

Acerca del autor

Retrato de Lexi Walters Wright

Lexi Walters Wright

Lexi Walters Wright es una veterana escritora y editora para revistas y sitios de internet para padres.

Más de este autor

Revisado por Elizabeth Harstad, M.D., M.P.H. jul 06, 2014 jul 06, 2014

¿Le resultó esto útil?

Comentario(s)

Lo más reciente en Understood

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email