Cerrar
Idioma
English
Español
Recintos religiosos

6 maneras de trabajar con el maestro de su hijo en el recinto religioso

Por Erica Patino

1Encontró esto útil

Los niños que tienen dificultades de aprendizaje y atención probablemente tendrán que enfrentar los mismos desafíos en las clases de religión que enfrentan en sus clases regulares. Siga estos consejos que le ayudarán a tener una experiencia positiva.

1Encontró esto útil
Estudiantes armando una menorah con velas
1 de 6

Alerte al maestro

La mayoría de los maestros de educación religiosa no tienen un entrenamiento formal como maestros. Pueden no tener ninguna experiencia con niños con dificultades de aprendizaje y atención. Para prevenir que estén constantemente llamándole la atención o que se frustre por no poder seguir el ritmo de enseñanza, explique tan pronto como sea posible al maestro cuáles son las dificultades de su hijo y cómo afectan su conducta. Mientras más pronto el maestro entienda a su hijo, podrá adaptar mejor su enseñanza para cubrir sus necesidades.

Acercamiento de una maestro trabajando con un estudiante en un proyecto de escritura
2 de 6

Haga sugerencias concretas a la maestra

Comparta las estrategias que ayudarán a su hijo a salir adelante. Por ejemplo, si su hijo tiene muchos problemas con la lectura pero es un gran cantante, usted puede pedirle a la maestra que no le haga leer en voz alta, pero en cambio que le dé un papel en proyectos que giren alrededor de la música. Si usar las tijeras es un desafío, considere pedirle a la maestra que tenga las figuras pre-cortadas para proyectos de manualidades. Algunas sugerencias tales como usar imágenes o repasar palabras clave del vocabulario antes de que comience la lección puede ayudar a todos a seguir adelante.

Acercamiento de un coro de adolescentes
3 de 6

Averigüe los temas que serán cubiertos

Pregunte si le pueden facilitar una copia del currículo, idealmente una que muestre una agenda para cualquier trabajo que se necesite hacer fuera de la clase. De esta manera, si su hijo tiene un proyecto que debe estar listo en dos meses usted puede ayudarle a empezar con mucho tiempo de anticipación para terminarlo. También puede pedir un juego extra de los materiales escolares de la clase para poder revisar las lecciones en su casa.

Maestro observando a un estudiante mientras lee en clase
4 de 6

Hable acerca de cómo su hijo demostrará su conocimiento

En algún momento su hijo deberá demostrar lo aprendido. Le pueden hacer una prueba o pedirle que recite las escrituras. Si usted anticipa que su hijo no va a salir bien, pregunte al maestro si puede modificar el formato. Por ejemplo, si hay una prueba el maestro le puede dar más tiempo para completarla. O quizás le permita decir sus repuestas en vez de escribirlas o crear un proyecto diferente que vaya mejor con sus fortalezas de aprendizaje y sus necesidades.

Pastor y asistente joven dando la bienvenida a la gente que está en la puerta de la iglesia
5 de 6

Encuentre un trabajo en el que su hijo pueda ayudar

Sugiera al maestro que deje que su hijo ayude con la clase. Por ejemplo, puede ser el que traiga los materiales de arte del armario de los suministros. Si es mayor, quizás pueda hacer copias de la agenda de clases del día. Dependiendo de la lección, puede haber otras maneras de que su hijo pueda echar una mano. Si su hijo se siente importante, puede estar más comprometido en la clase y puede sentirse más fuerte como para pedirle al maestro ayuda cuando la necesite.

Maestra y niños pequeños trabajando en un proyecto de arte
6 de 6

Manténgase en contacto regular con la maestra

Ya sea por correo electrónico o en persona, pregúntele a la maestra de su hijo cómo le está yendo en la clase. Ella puede decirle qué dificultades o desafíos está teniendo con su hijo, así usted puede ofrecer sugerencias. ¡Y ella puede decirle en qué está mejorando y qué cosas está haciendo muy bien!

Empiece la presentación nuevamente o explore más

6 errores comunes en el baile de la escuela y cómo evitarlos

No todos los preadolescentes y los adolescentes con dificultades de aprendizaje y de atención tienen problemas con las habilidades sociales. Sin embargo, para aquellos que sí los tienen, un baile en la escuela puede ser un territorio peligroso. Estos son algunos errores comunes y los sugerencias para evitarlos.

7 maneras en que las actividades extracurriculares mejoran la autoestima de sus hijos

Las actividades después de la escuela pueden aumentar la confianza de los niños con problemas de aprendizaje y de atención. Aquí le mostramos cómo las actividades extracurriculares pueden mejorar la autoestima de los niños.

Acerca del autor

Retrato de Erica Patino

Erica Patino es una escritora y editora en la Internet que se especializa en temas de salud y bienestar.

Revisado por

Retrato de Sheldon Horowitz

Sheldon H. Horowitz, Ed.D., es el director de investigación y recursos para el aprendizaje de National Center for Learning Disabilities.

¿Le resultó esto útil?

Lo más reciente en Understood