Cerrar
Idioma
English
Español
Seguir las reglas sociales

8 situaciones sociales para practicar con su hijo de escuela media

Por Amanda Morin

137Encontró esto útil

Todos los preadolescentes quieren involucrase con sus compañeros y no ser excluídos. Pero seguir ciertas reglas sociales básicas puede ser difícil para algunos niños con dificultades de aprendizaje y de atención. Usted puede ayudar a su hijo de escuela media a desarrollar sus habilidades sociales y sentirse mejor preparado para trabajar con otros, practicando el juego de roles en situaciones comunes.

137Encontró esto útil
Grupo de estudiantes sentados en el pasillo recargados en los casilleros
1 de 8

Dar un cumplido

Halagar con sinceridad puede ser más difícil de lo que parece. Explíquele que un cumplido es decir algo agradable a una persona sobre lo que ella se siente orgullosa o quiere que los demás noten. Haga una demostración preguntándole a su hijo qué es más significativo para él, “qué bueno que te gusta comer huevos” o “eres muy buen jugador de fútbol”.

Su hijo puede practicar elogiándola a usted, pero también es útil que reconozca halagos en otras situaciones. Por ejemplo, si están viendo TV juntos pídale que señale qué cumplidos son sinceros y cuáles no lo son.

Estudiantes consultándose entre ellos en clase
2 de 8

Aceptar la crítica de un compañero

Aceptar críticas es difícil para muchos chicos con dificultades de aprendizaje y de atención. También puede ser complicado entender que no es lo mismo ser menospreciado que recibir una crítica constructiva. Explíquele que escuchar calmadamente lo que una persona tiene que decir es una destreza importante en las relaciones con amigos.

Enséñele a usar palabras de “relleno” como “ah, um” y “de acuerdo” cuando está escuchando. Luego práctiquen cómo reflexionar sobre lo que escuchó y a pedir una aclaratoria. “De acuerdo, soy muy rudo cuando juego baloncesto. “¿Eso daña mis jugadas o solo está molestando al resto del equipo?”.

Grupo de estudiantes reunidos fuera de la escuela hablando y riendo mientras otros estudiantes los ven
3 de 8

Enfrentar el comportamiento grupal

Los preadolescentes, generalmente, tiene problemas para hallar un grupo con el que se sientan cómodos y aceptados. Para aquellos que tienen destrezas sociales limitadas y baja autoestima puede ser difícil manejar el comportamiento grupal. Ayude a su hijo a entender que cuando el grupo excluye y bromea a la gente, es porque están buscando una reacción.

Practique maneras simples para apaciguar una situación, como usar humor, “tienes razón, esta camiseta es realmente fea. Tal vez debería quitármela ahora mismo” o una actitud calmada y conciliatoria, “no hay problema, puedo sentarme en otro lugar”. Aclárele que si se siente acosado (bullied) en lugar de sentir que se están burlando de él, siempre se puede acercar a usted.

Grupo de estudiantes en clase de cerámica
4 de 8

Participar en una actividad después de la escuela

Las actividades extracurriculares son una buena manera para que los preadolescentes exploren sus fortalezas y pasiones. Pero involucrarse no siempre es fácil para los chicos que tienen dificultad para entender las situaciones sociales y trabajar en grupo. Puede ser útil jugar a los roles reproduciendo la situación de participar en una nueva actividad.

Reclute a la familia en una actividad en la que su hijo tiene que participar. Haga que practique cómo presentarse y hacer preguntas sobre la actividad. También puede practicar cómo ser tolerante con las ideas de otras personas y esperar su turno durante las conversaciones.

Grupo de chicas caminando fuera de la escuela mientras conversan
5 de 8

Iniciar una conversación con un amigo

Iniciar conversaciones, mántenerlas y saber cómo terminarlas puede ser complicado para los preadolescentes. Preparar frases para iniciar una conversación puede ayudar. Pídale que practique con usted. Él puede halagarla, hacer un comentario sobre la actividad en la que usted participa o hacer una pregunta sobre algo que les interese a los dos.

Decidan cosas apropiadas para decirle a los compañeros y luego practiquen diferentes respuestas jugando a los roles. Ayúdelo a practicar reglas sociales como no acercarse demasiado cuando habla, y desarrollar contacto visual y expresiones faciales apropiadas, como sonreír cuando alguien trata de ser divertido y asentar con la cabeza cuando alguien está haciendo una observación. Dé ejemplos de cómo terminar una conversación, diciendo “gracias”, “te veo luego” o “fue un placer habar contigo”.

Estudiantes y maestro trabajando en un proyecto de grupo
6 de 8

Trabajar en grupo

Trabajar en grupo puede ser un reto, especialmente para chicos a los que les cuestan aceptar el punto de vista de los demás. Ayude a su hijo a que aprenda a trabajar con otros practicando varias situaciones, incluyendo desacuerdos entre los miembros del grupo.

Anímelo a que practique decir cosas como, “veamos las ventajas y las desventajas de cada idea” o “esta es la razón por la que creo que esto va a funcionar”.

Grupo de estudiantes en un autobús escolar conversando
7 de 8

Escuchar a los demás

Callarse lo que quieren decir es difícil para los preadolescentes. Los chicos con dificultades de atención o problemas con la memoria funcional pueden que interrumpan porque temen olvidar lo que iban a decir. Proporciónele trucos para recordar lo que estaba pensando. Esto puede incluir tener en mente “palabras codificadas”, escribir una nota o enviarse un texto a él mismo.

Practique conversaciones rápidas con su hijo. Ayúdelo a aprender cómo incluir ideas nuevas diciendo cosas como, “me gusta lo que dijiste, ¿sabes qué me hizo pensar?”.

Dos amigos de escuela media paseando y sonriendo mientras conversan
8 de 8

Hacer planes con amigos

Reunirse con amigos puede que no sea tan complicado como planearlo. Tal vez su hijo se encuentre atascado en cuanto a lo que él quiere hacer y le cuesta ceder y llegar a un acuerdo. Discutan diferentes cosas que a él le gusta hacer. Luego, práctique conversaciones que fluyan fácilmente y otras que no.

Por ejemplo, si su hijo dice “vamos al cine”, usted puede responder “claro” o “no quiero ver una película”. Enséñele cómo hacer contraofertas. “De acuerdo, qué quieres hacer? También me gustaría…” o “tal vez podemos hacer eso y vamos al cine otro día”.

Empiece la presentación nuevamente o explore más

7 situaciones sociales para jugar a los roles con su hijo de bachillerato

La meta número 1 de todos los adolescentes es evitar humillaciones. Eso requiere el seguimiento de reglas sociales básicas. Usted puede ayudar a su hijo de bachillerato a desarrollar destrezas sociales y sentirse preparado para desenvolverse en situaciones sociales como las siguientes.

4 situaciones sociales para practicar con su hijo

Los niños practican para las obras de teatro de la escuela y asisten a las prácticas de fútbol. Entonces, ¿por qué no practicar las situaciones sociales? El juego de cambio de roles puede ser una manera divertida de ayudar a reforzar las destrezas sociales y de aprender las reglas sociales. Estas situaciones simuladas pueden ayudarle a comenzar.

Acerca del autor

Retrato de Amanda Morin

Amanda Morin

Madre defensora y ex maestra, Amanda Morin es la orgullosa mamá de chicos con dificultades de aprendizaje y de atención y es la autora de The Everything Parent’s Guide to Special Education.

Más de este autor

Revisado por Jim Rein, M.A. dic 01, 2014 dic 01, 2014

¿Le resultó esto útil?

Comentario(s)

Lo más reciente en Understood

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email