Cerrar
Idioma
English
Español
Celebrar los éxitos

10 formas de dar la mejor clase de elogio

Por Amanda Morin

61Encontró esto útil
61Encontró esto útil

La mejor clase de elogio puede motivar a su hijo, pero algunos cumplidos pueden hacer que los niños con dificultades de aprendizaje y de atención estén menos dispuestos a enfrentar las tareas difíciles. Aquí le mostramos cómo dar elogios que den fuerza.

1 de 10

Sea precisa

Sea específica acerca de lo que está elogiando. Por ejemplo, en lugar de decir “te portaste muy bien en la tienda”, sea más detallista en un comentario como, “gracias por haber sido tan paciente mientras esperábamos en la fila”. Los elogios que describen la situación, no dejan dudas de lo que se está premiando y reconociendo. Cuando usted claramente identifica lo que él hizo bien, puede reforzar la buena conducta y ayudarle a la vez a recordarle que sea paciente también la próxima vez que tengan que esperar en una línea.

2 de 10

Sea clara acerca de qué estándares está usando

Los elogios buenos y descriptivos hacen claro cuáles son los estándares que usted está usando para evaluar el rendimiento de su hijo. Comience por ayudarle a establecer objetivos realistas. Luego hágale comentarios positivos en la medida que se va acercando a la conducta deseada. Por ejemplo, si el foco es mejorar las rutinas de la mañana de su hijo, usted podría decir, “me gusta la manera en la que tu empacaste tu mochila y pusiste todo al lado de la puerta la noche anterior. Eso te ayudó en la mañana para estar a tiempo para la escuela, cinco minutos más temprano que lo que te tomó el día de ayer. ¡Buen trabajo!”.

3 de 10

Sea sincera

Los niños saben si usted es sincera. Los elogios que no son sinceros, como “tú eres el mejor jugador de béisbol que he visto en mi vida” puede hacer que su hijo comience a dudar de usted. Él podría preguntarse por qué usted no le está diciendo la verdad. O incluso, él podría pensar que usted no tiene idea de cómo evaluar sus habilidades.

4 de 10

Elogie a su hijo por el trabajo que le ha costado algo, y no tanto por sus talentos naturales

Concentre sus comentarios en cuánto esfuerzo su hijo ha puesto en algo o qué técnicas él usa. Enfatice las cosas que puede controlar más que sus talentos naturales. Las investigaciones sobre las maneras de pensar, muestran que la gente que piensa que ellos nacieron con ciertas habilidades se preocupan de que no pueden mejorar. Diciendo “tú siempre fuiste un pintor maravilloso”, podría terminar en hacer que su hijo evite las tareas desafiantes porque él no quiere arriesgarse a fracasar. Es mejor que elogie sus trabajos de arte diciendo “esta es una buena manera de utilizar las formas y el color”.

5 de 10

Enfatice el progreso de su hijo

Elogiar los esfuerzos de su hijo y las estrategias, es la mitad de la batalla. La otra mitad es ayudar a su hijo a que vea qué bien esos esfuerzos valieron la pena. Busque incluso los progresos más pequeños y elogie a su hijo por ellos. Esto puede ayudar a su hijo a que permanezca motivado para seguir esforzándose. Dígale cosas como, “puedo decirte cuánto has estado practicando el basquetbol. Cada vez estás mejorando más, controlando mejor la pelota y tu velocidad ha mejorado también desde que comenzó la temporada”.

6 de 10

Evite elogiar a su hijo en exceso

Hemos escuchado esta clase de elogios antes: “¡Tú eres tan inteligente, hermoso, dulce, perfecto!”. Pero esta clase de adoración no hará mucho para motivar a los niños con dificultades de aprendizaje y de atención. De hecho, decirle constantemente a su hijo que él es realmente inteligente, podría hacerle dudar si realmente él es inteligente. Hay mejores maneras de estimular la autoestima de su hijo.


7 de 10

Enfatice cómo las acciones de su hijo afecta a las otras personas

Elogie a su hijo por cómo sus acciones le hacen sentir a usted y a las otras personas. Por ejemplo, usted puede decir “mira qué feliz está tu hermana porque tiene un turno con tu nuevo juguete”. O usted puede decir “gracias por ayudar a lavar los platos. Te agradezco de verdad que me ayudes”. Esto tiene el beneficio agregado de mostrarle a su hijo que usted nota sus esfuerzos y que él es un miembro valioso en la familia.

8 de 10

Ayude a su hijo a que exprese sus sentimientos

Algunas veces los niños con dificultades de aprendizaje y de atención necesitan ayuda para identificar sus propias emociones y para adueñarse de sus logros. Por ejemplo, usted puede decir a su hijo “yo estoy muy orgullosa de ti ¡porque trabajas mucho para lograr una mejor calificación en matemáticas!”. Pero también es bueno para usted que ponga esa clase de comentario junto a: “tú debes sentirte muy orgulloso de ti mismo de que todo lo que te has esforzado y tu estudio haya hecho esta gran diferencia en tu rendimiento!”.

9 de 10

Evite las comparaciones con otras personas

Elogie a su hijo por dominar una destreza en vez de decirle que él rindió mejor que otro niño. En vez de decir “estoy muy orgulloso de ti por salir primero en el concurso de deletreo”, es mucho mejor decir “¡estoy muy orgulloso de ti por haber aprendido a deletrear esas palabras tan complicadas!”. Los estudios indican que es mejor para la motivación y la capacidad de tolerar las frustraciones, elogiar las habilidades o destrezas de los niños. Si uste elogia basada en cómo su hijo fue mejor que otro niño, puede llevar a dudar de sus habilidades. Esto es especialmente así si ellos comienzan a enfrentar competencias más serias.

10 de 10

Elogie el proceso y no el resultado

Para los niños con dificultades de aprendizaje y de atención es un punto especialmente importante. Podría tomar varios intentos para lograr un objetivo, así que busque las maneras de que su hijo siga intentándolo. Más que esperar y decir “es muy lindo el collage que hiciste”, pruebe decir “me encanta ver tu trabajo en este collage. Incluso aunque no te haya salido como lo habías planeado es realmente prolijo y lindo ver cómo las piezas se complementan. ¡Estoy impresionada por tu dedicación!”.

Ver los consejos de nuevo

5 cosas que su estudiante de primaria con disgrafía puede decir para abogar por sí mismo

Defender sus derechos puede ser difícil cuando se está en primaria. Pero abogar por sí mismo es una habilidad importante, incluso para niños pequeños con disgrafía. Ayude a su hija practicando con ella estas situaciones comunes.

6 consejos para abogar por sí mismo en bachillerato

En la escuela secundaria es muy importante que los adolescentes puedan abogar por ellos mismos. Además es una buena práctica para su vida después de la graduación, cuando comienzan a vivir como adultos jóvenes. Aquí le mostramos maneras para ayudar a su hijo a volverse buen abogado de sí mismo.

Acerca del autor

Retrato de Amanda Morin

Amanda Morin

Madre defensora y ex maestra, Amanda Morin es la orgullosa mamá de chicos con dificultades de aprendizaje y de atención y es la autora de The Everything Parent’s Guide to Special Education.

Más de este autor

Revisado por Elizabeth Harstad, M.D., M.P.H. jun 04, 2014 jun 04, 2014

¿Le resultó esto útil?

Comentario(s)

Lo más reciente en Understood

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email