Cerrar
Idioma
English
Español
Sentirse victimizado

De un vistazo: Desencadenantes que hacen sentir como víctimas a los estudiantes de primaria

Por Kate Kelly

4Encontró esto útil

Para los niños en primaria con dificultades de aprendizaje y atención, puede ser totalmente injusto que otros niños aprendan y puedan hacer amistades con facilidad. Aquí le mostramos algunos de los desencadenantes típicos que pueden hacer sentir impotentes a estos niños debido a sus desafíos y dificultades, y también le mostramos las maneras de ayudar.

4Encontró esto útil
De un vistazo:
Desencadenantes
que hacen sentir
como víctimas a los
niños de primaria
Los niños con dificultades de aprendizaje y de atención pueden sentirse como
si no tuvieran control sobre los retos que enfrentan. Estos son algunos de los
desencadenantes comunes y qué puede hacer para ayudar.
Situaciones sociales difíciles
Qué sucede:
Su hija no tiene con
quién jugar durante el
receso escolar. Ve jugar
a los niños que conoce
pero no está segura
cómo preguntar si
puede jugar con ellos.
Le gustaría que ellos se
lo pidiesen.
Cómo se siente:
Que no es simpática.
Que los demás hacen
amistades con
facilidad y, por lo
tanto, ella debe tener
un problema. Ella no
sabe la causa ni cómo
solucionarlo.
Cómo ayudar:
Practicar qué decir
cuando ella quiere
participar en un juego.
Tomar turnos actuando
los roles del niño que
quiere jugar y el niño
que responde.
Problemas para estar al día con
los estudios de la clase
Qué sucede:
Durante la actividad
de lectura
independiente todos
los estudiantes están
leyendo libros con
capítulos. Su hija
todavía está leyendo
libros con imágenes.
Cómo se siente:
Que no es tan
inteligente como los
demás. Le preocupa
que los otros niños la
menosprecien.
Aunque se esfuerce no
logra ponerse al día.
Cómo ayudar:
Ayúdele a entender
que ella tiene ciertos
desafíos que superar
con respecto a la
lectura. También, haga
énfasis en todas las
cosas en la que ella se
destaca.
Ser señalado y regañado
Qué sucede:
En una reunión familiar
su hija corre por el
salón y tropieza con un
pariente. El pariente
dice en voz alta: “¡Tú no
tendrías que estar
corriendo en la casa!”
Cómo se siente:
Señalada. Que es la
única a la que le gritan
y no es justo. Ni
siquiera sabe cuál fue
su error.
Cómo ayudar:
Intervenga y diga lo
que su hija tal vez no
sea capaz de decir:
“Disculpen, mi hija
tendrá más cuidado”.
Explíquele por qué su
pariente se molestó y
sugiérale que pida
disculpas más tarde.
Gráfico de De un vistazo: Desencadenantes que hacen que los niños de primaria se sientan víctimas
Gráfico de De un vistazo: Desencadenantes que hacen que los niños de primaria se sientan víctimas

Qué más puede hacer

Usted sabe que no puede hacer desaparecer los problemas de su hijo, pero usted sí puede ayudar a su hijo de primaria a sentirse más en control. Desarrollar habilidades clave y encontrar cosas interesantes fuera de la escuela puede ser muy bueno para mejorar la autoestima.

Acerca del autor

Retrato de Kate Kelly

Kate Kelly

Kate Kelly, escritora y editora por más de 20 años con enfoque en la crianza de los niños.

Más de este autor

Revisado por Sheldon H. Horowitz, Ed.D. mar 10, 2014 mar 10, 2014

¿Le resultó esto útil?

Comentario(s)

Lo más reciente en Understood

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email