Cerrar
Idioma
English
Español
Sentirse victimizado

¡Ayuda! Mi adolescente culpa su mala conducta a su discapacidad de aprendizaje

Por Child Mind Institute, socio fundador de Understood

Mi adolescente ahora dice que la culpa de su mala conducta es debido a su discapacidad de aprendizaje. ¿Qué debo hacer?

Hay momentos en que su adolescente es capaz de hacer que usted quiera arrancarse el cabello. Pero, deténgase y respire profundo, y luego trate de ponerse en los zapatos de su adolescente, por un momento.

Navegar los paisajes traicioneros y complicados del bachillerato ya es lo suficientemente difícil para los adolescentes que tienen una buena autoestima y confianza en sí mismos. Ahora, agregue a esa dificultad la carga de ser de algún modo “diferente”, en especial si esa diferencia viene en la forma de desafíos de aprendizaje que pueden hacerle sentir “menos” que sus compañeros.

Usted puede imaginarse lo que hijo puede estar sintiendo cuando utiliza su discapacidad de aprendizaje como excusa. Todo debe ser especialmente difícil para estos niños y cuando expresan esta idea, lo que están diciendo es que ellos merecen un descanso, un perdón.

Su adolescente merece un descanso, pero no en la forma de una excusa para su mala conducta.

Si su adolescente está portándose mal y culpando sus acciones por su discapacidad de aprendizaje hay una posibilidad de que realmente esté sufriendo. Portarse mal es su manera de hacerle saber su situación de malestar. Entonces, comience escuchando. Dígale que usted realmente quiere entender cómo se siente y hacer lo que sea para que se sienta mejor, que realmente quiere ayudarlo. Sin embargo, es importante también que le diga que no puede utilizar su discapacidad de aprendizaje como una excusa para romper reglas o no hacerse cargo de sus responsabilidades.

Manejar la presión

En general, los niños con discapacidades de aprendizaje (LD, por sus siglas en inglés) podrían estar menos preparados que sus compañeros para manejar el estrés y el aumento de responsabilidades que vienen con el bachillerato.

Los niños quienes tienen LD con frecuencia tienen menos autoconfianza. “La base podría estar un poco tambaleante cuando entran en los primeros años de la adolescencia”, dice el Dr. Matt Cruger, neuropsicólogo del Child Mind Institute que se especializa en dificultades de aprendizaje. “Así que es razonable que ellos pudieran encontrar esa nueva etapa de sus desarrollos más desafiante debido a su dificultades de aprendizaje”

¿Es esta una razón para la mala conducta? La carencia de autoconfianza podría llevar a un adolescente con LD a comportarse de una manera que puede caer mal a los otros. O podría adoptar el rol de ser el payaso de la clase, como una manera de atraer la atención y buscar refuerzos positivos de sus compañeros de clase.

“Este adolescente podría estar buscando maneras de canalizar sus energías ya que su área académica no está funcionando bien”, dice el Dr. Mike Rosenthal, pediatra neuropsicólogo del Child Mind Institute, “y esto puede llevarlo a ciertas conductas que son problemáticas. Así que una discapacidad de aprendizaje no es una excusa para la mala conducta pero ciertamente es un factor de riesgo para una cantidad de cosas.

Algunas “malas conductasque podrían relacionarse con las discapacidades de aprendizaje, incluyen:

  • No entregar la tarea a tiempo
  • Cortar clases o perder días de escuela
  • Portarse mal porque se siente “estúpido” o porque está siendo una víctima de acoso escolar, o porque es sujeto de burlas

Sin embargo, una discapacidad de aprendizaje no hace a los niños que se porten mal. No puede ser una excusa por algo específico que está haciendo mal.

La importancia de las expectativas

Una de las cosas que no ayuda a los niños con LD es bajar las expectativas que se tienen de ellos. Si su hijo está rompiendo el trato en cuanto a la hora a la que tienen que estar de vuelta en casa o no hacen las tareas del hogar, o está tratando mal a sus hermanos, su adolescente tiene que saber que usted no va a tratarlo de un modo especial. Esto le comunicará a su adolescente que usted no piensa que pueda extra limitarse.

David Flink, fundador del Proyecto Eye to Eye, un programa de consejeros para niños con LD, dice que los estándares altos son importantes para ayudar a los niños a establecer altos estándares también para ellos mismos. Luchar para poder cumplir con los desafíos difíciles, es importante para los niños con LD, dice, incluso aunque a veces el resultado sea un fracaso. Ese fracaso puede ser una valiosa experiencia de aprendizaje. “Por una parte, es bueno aprender en qué uno no es bueno y encontrar las maneras de sacar ventaja de eso, dice.

Esto no significa que usted tenga que ser duro si su adolescente siente que su vida es difícil. Tener LD sí presenta un conjunto de desafíos únicos. Lo importante es que usted se tome el tiempo para entender cómo su adolescente se siente y déjele saber que usted piensa que es importante aprender cómo cumplir con los desafíos, y que usted confía que podrá hacerlo, además, de que usted está ahí para ayudarle.

Cosas para hacer y no hacer

  • Tenga conversaciones acerca de cómo su adolescente se siente. Usted quiere construir una conexión honesta para que se sienta respaldado.
  • No haga excepciones a las reglas para su adolescente. Esa sería la lección equivocada para enseñarle.
  • Haga preguntas para saber qué puede hacer para que sus dificultades sean menos.
  • No haga que su adolescente tenga tratos preferenciales que quizás sus hermanos no reciben.
  • Enfóquese en darle a su adolescente lo que necesita para tener éxito en la escuela: tutor, adaptaciones, formas alternativas de aprender, etc.
  • Haga cosas que lo alienten a aprender y encontrar la manera en la que aprende mejor, recuerde que su adolescente es quien más sabe cuál es la manera en la que aprende mejor.
  • Sea consistente y haga que siga las reglas establecidas por usted así como también sus consecuencias, si rompiera las reglas.
  • Haga lo que sea para encontrar la manera de ayudarle a que se sienta bien consigo mismo, participando en deportes, clubes, actividades extracurriculares. Recuerde que encontrar actividades en las que su adolescente es bueno le ayudará a mejorar su autoconfianza.

Puede ser difícil cuando usted ve a su adolescente que está teniendo dificultades y usted quisiera poder ayudarlo a que su vida le resultara un poco más fácil. Sin embargo, usted no le estaría haciendo ningún favor tratándole de un modo especialmente diferente, como no lo haría con los hermanos que no tienen dificultades de aprendizaje. Ser buenos padres significa ser un apoyo para sus niños y entender por lo que están pasando, pero también hacer las reglas y hacer que se cumplan. Al lograr esto, sus niños van a sentirse mejor y usted también.

Acerca del autor

Child Mind Institute logo

Child Mind Institute, socio fundador de Understood

The Child Mind Institute es una organización que se dedica a transformar los servicios de salud mental para niños.

Más de este autor

¿Le resultó esto útil?

¿Tiene su propia pregunta?

Obtenga y dé respuestas en nuestra comunidad. Es un lugar seguro para conectarse con otras familias y expertos. Únase a nuestros grupos.

Comentario(s)

Lo más reciente en Understood

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email