Cerrar
Idioma
English
Español
Sobrestimulación

¿Podría la sobreexcitación ser una señal de otra dificultad además de TDAH?

Por Child Mind Institute, socio fundador de Understood

¿Podría el entusiasmo excesivo ser una señal de otras condiciones además de TDAH?

Algunas veces los niños tienen tanta energía que usted desearía que tuvieran un botón para “apagarlos”.

Algunos niños parecen físicamente incansables. Corren, trepan, saltan y se inmiscuyen en todo. O su excesivo entusiasmo podría ser más del tipo emocional: excitación y determinación para hacer u obtener lo que les interesa.

El que un niño sea considerado eufórico depende de los padres. La opinión de las personas varía mucho en cuanto al tipo de conductas que esperan de los niños. ¿Cómo puede averiguar si su hijo no actúa dentro del rango de lo que se considera típico? Una manera de hacerlo es comparar su conducta con la de otros niños de su edad, o discutirlo con un maestro, el pediatra u otro profesional que se relacione con muchos niños.

La explicación más común para una conducta que pudiera parecer euforia excesiva es el TDAH. Sus síntomas incluyen la hiperactividad (la necesidad de moverse constantemente) y la impulsividad (la tendencia a actuar sin pensar en las consecuencias).

Si sospecha que su hijo pudiera tener TDAH, revise esta lista de síntomas de impulsividad/hiperactividad:

  • Retorcerse o estar inquieto y dificultad para permanecer en un solo lugar
  • Agitación, pasar de una actividad a otra
  • Correr y trepar en exceso
  • Dificultad para jugar tranquilamente
  • Impaciencia extrema, dificultad para esperar su turno
  • Hablar en exceso o interrumpir conversaciones, responder impulsivamente

Para ser diagnosticado con TDAH su hijo debería manifestar estos síntomas de hiperactividad y de impulsividad de un modo consistente, a lo largo del tiempo y en diferentes lugares y situaciones, como en el hogar y en la escuela.

Sin embargo, los niños pueden tener dificultades para regular sus emociones por otras razones además del TDAH.

Ansiedad: Los niños cuyos estados de ánimo parecen excesivos pueden estar sintiendo ansiedad. Si su hijo es muy ansioso, puede que tenga dificultar para lidiar con situaciones que lo estresan. Cosas que podrían hacerlo sentir ansioso podrían desencadenar una reacción de “lucha o huída”. Esto puede parecer un comportamiento impulsivo.

Trauma: Lo que pudiera parecer una conducta desenfrenada o excesiva también puede ser el resultado de un trauma, negligencia o caos en el hogar. Los niños con más riesgo son los que tienen TDAH y además han experimentado un trauma, dice la Dra. Nancy Rappaport, profesora de la Escuela de Medicina de Harvard que se especializa en problemas de salud mental en las escuelas.

Dificultades del procesamiento sensorial: Algunos niños parecen tener problemas para manejar la información que captan a través de sus sentidos. Los niños con dificultades del procesamiento sensorial experimentan demasiada o muy poca estimulación a través de sus sentidos. Esto puede causar euforia, así como crisis emocionales. Los niños que son hipersensibles podrían cubrir sus oídos para evitar los ruidos y enojarse por las luces brillantes. Pero si el niño es poco sensible a los estímulos sensoriales, podría buscar más estimulación. Él podría:

  • Tener una constante necesidad de tocar personas o texturas
  • Desconocer cuán fuerte es
  • Ser inquieto, intranquilo e incapaz de quedarse quieto
  • Encantarle actividades que incluyan saltar y chocar contra objetos
  • Desea hacer movimientos intensos y/girar rápidamente sobre sí mismo
  • Encantarle ser arrojado en el aire y saltar sobre muebles y trampolines

Trastorno bipolar: Cuando un joven parece tener cambios de ánimo excesivos, una de las cosas que los doctores se preguntan es si se tratará del trastorno bipolar. ¿Es su euforia excesiva un estado de manía? y su irritabilidad ¿un síntoma de depresión?

El trastorno bipolar es una condición en la cual los episodios de depresión se alternan con episodios de manía. Es por esto que también es conocido como trastorno maníaco-depresivo.

Sin embargo, el doctor Ron Steingard, un psiquiatra de niños y adolescentes en Child Mind Institute, destaca que la manía y la sobreexcitación no es lo mismo. “Un episodio maníaco se caracteriza principalmente por una modificación profunda del humor, en el cual la persona no duerme, tiene nuevos y numerosos pensamientos, habla apresuradamente y tiene sentimientos exagerados de superioridad”, explica Dr. Steingard. “No se trata de un niño que se ríe demasiado o actúa haciendo tonterías excesivamente”.

Los signos de la manía incluyen:

  • Excitabilidad
  • Exagerada confianza en sí mismo
  • Percepción exagerada de su importancia y sus capacidades
  • Más conversador que lo usual
  • Pensamientos acelerados
  • Inquietud extrema
  • Poco prudente, falta de criterio
  • Dormir mucho menos que lo normal

Un episodio maníaco dura cuatro días o más. Los cambios de ánimo en los chicos que tienen TDAH o ansiedad usualmente duran poco, pueden pasar de la euforia a la irritabilidad el mismo día.

El TDAH es un trastorno común en la infancia, al igual que la ansiedad. Sin embargo, el trastorno bipolar es raro en los preadolescentes. Tiende a manifestarse al final de la adolescencia o al inicio de la adultez.

¿La euforia excesiva de su hijo dificulta que haga las cosas apropiadas para los niños de su edad? ¿Le está causando estrés a él y a la familia? Entonces es muy importante que sea diagnosticado a través de una buena evaluación. Hay muchos síntomas que coinciden y puede que los niños tengan más de una condición. Por ello es importante que vea a un especialista de la salud mental capacitado y con experiencia en este tipo de dificultades.

Una vez que tenga una idea más clara de lo que le está pasando a su hijo, podrá empezar a ayudarlo a que se sienta bien con él mismo y desarrolle su potencial al máximo.

Acerca del autor

Child Mind Institute logo

Child Mind Institute, socio fundador de Understood

The Child Mind Institute es una organización que se dedica a transformar los servicios de salud mental para niños.

Más de este autor

¿Le resultó esto útil?

¿Tiene su propia pregunta?

Obtenga y dé respuestas en nuestra comunidad. Es un lugar seguro para conectarse con otras familias y expertos. Únase a nuestros grupos.

Comentario(s)

Lo más reciente en Understood

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email