Cerrar
Idioma
English
Español
Trastorno del procesamiento auditivo

5 mitos comunes acerca del trastorno del procesamiento auditivo

Por El equipo de Understood

1.2kEncontró esto útil

En los últimos años, los investigadores han avanzado mucho en en cuanto al entendimiento del trastorno del procesamiento auditivo (TPA). Cada vez más niños son diagnosticados con TPA y son tratados con éxito. A pesar de esto, todavía hay muchos conceptos equivocados acerca de este trastorno. Aquí presentamos cinco mitos comunes y la realidad de cada uno de ellos.

1.2kEncontró esto útil
Acercamiento de una niña que parece confundida hablando con su madre
1 de 5

Mito #1: El trastorno del procesamiento auditivo es lo mismo que tener problemas de audición

Realidad: La mayoría de la gente con TPA no tiene pérdida de la audición. Hablarles en voz alta no los ayudará a entender lo que usted está diciendo. Los científicos no saben con certeza la causa del TPA. Por lo general, el cerebro procesa los sonidos sin dificultad y casi instantáneamente, de modo que la gente puede interpretar inmediatamente lo que escucha. Pero en las personas que tienen TPA, debido a un error en el sistema nervioso central el proceso se retrasa o desorganiza. En consecuencia, ellos frecuentemente confunden los sonidos y las palabras. Por ejemplo, para ellos “ ¿te quieres sentar en la silla?” puede sonar como “¿te quieres sentar en la villa?”.

Adolescentes hablando después de clase en un populoso pasillo de la escuela
2 de 5

Mito #2: El trastorno del procesamiento auditivo es muy raro

Realidad: Aunque es necesario hacer más investigaciones para poder determinar qué tan común es el TPA, se calcula que entre un 2 y 7 por ciento de los niños en los Estados Unidos están afectados con este trastorno. Además, las investigaciones sugieren que muchos niños con dificultades de aprendizaje también tienen un trastorno del procesamiento auditivo no diagnosticado. Un estudio del año 2009, mostró que el 43 por ciento de los niños con dificultades de aprendizaje también tenían TPA, y que el 25 por ciento de esos niños, también tenían dislexia.

Acercamiento de dos niños sentados en clase, uno haciendo una tarea y el otro mirando
3 de 5

Mito #3: Las personas con trastorno del procesamiento auditivo son menos inteligentes que sus compañeros

Realidad: El TPA no está conectado con la inteligencia de un niño. De hecho, muchos chicos con dificultades de aprendizaje y de atención tienen una inteligencia promedio o por encima del promedia. Es cierto, sin embargo, que los chicos con TPA pueden obtener una calificación más baja que sus compañeros en la evaluación oral del CI. También puede ser que parezcan ser “lentos” al tomar más tiempo para responder a las preguntas y para entender conceptos nuevos. Sin embargo, esto no pasa porque son menos inteligentes sino porque tienen dificultad para procesar e interpretar sonidos nuevos.

Grupo de adolescentes hablando afuera del patio escolar
4 de 5

Mito #4: El trastorno del procesamiento auditivo no es real; es solamente un nuevo nombre para TDAH

Realidad: Las personas con TPA y TDAH, frecuentemente muestran síntomas similares, incluyendo ser desatentos y distraídos. Se cree que hay una gran probabilidad de comorbidad, es decir, que muchos niños diagnosticados con TPA, también son diagnosticados con TDAH. Sin embargo, las investigaciones muestran que, mientras los niños con TDAH batallan con la atención en diferentes circunstancias, los niños con TPA tienen más probabilidades de tener dificultades con atención, especialmente con lo que se relaciona a lo auditivo. Ellos pueden que tengan habilidades limitadas para escuchar si hay ruido de fondo. Pueden batallar para seguir indicaciones orales y tener habilidades auditivas limitadas.

Acercamiento de un niño en clase que parece distraído y desanimado
5 de 5

Mito #5: Los niños con trastorno del procesamiento auditivo son perezosos y maleducados

Realidad: Los niños con TPA tienen problemas para procesar la información auditiva. Debido a esto, puede parecer que ignoran a los demás. Incluso, podrían dar respuestas incorrectas a preguntas que no escucharon bien. También pueden tener problemas para completar proyectos o tareas, especialmente si estos trabajos fueron asignados en forma oral y requieren varios pasos. Estas conductas podrían hacerlos ver como perezosos o maleducados, pero lo más probable es que no lo sean.

Empiece la presentación nuevamente o explore más

5 maneras simples para mejorar la capacidad de concentración de su hijo

Lograr que un niño con TDAH se concentre puede ser un gran reto. Aquí encontrará algunas estrategias simples y divertidas para ayudar a que su hijo mejore su capacidad para concentrarse.

Acerca del autor

El equipo de Understood Graphic

El equipo de Understood

El equipo de Understood está compuesto por escritores apasionados, editores y moderadores para la comunidad, mucho de ellos tienen hijos con dificultades de aprendizaje y de atención.

Más de este autor

Revisado por Joanne Restivo, Au.D. dic 18, 2013 dic 18, 2013

¿Le resultó esto útil?

Comentario(s)

Lo más reciente en Understood

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email