Cerrar
Idioma
English
Español
Trastorno del procesamiento auditivo

¿Cómo puedo saber si mi hijo fue diagnosticado equivocadamente con el trastorno del procesamiento auditivo?

Por Ellen Koslo

¿Cómo saber si mi hijo fue diagnosticado equivocadamente con el trastorno del procesamiento auditivo?

Ellen Koslo

Profesora asociada de otorrinolaringología, Columbia University Medical Center

El trastorno del procesamiento auditivo (TPA) es difícil de diagnosticar. Algunas veces se le confunde con el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH). Además, algunos de los síntomas de este trastorno se manifiestan en otras condiciones, como por ejemplo un impedimento específico del lenguaje, el síndrome de Asperger y otros trastornos del espectro autista.

Los signos del TPA pueden aparecer tan temprano como en la etapa preescolar. Sin embargo, muchos audiólogos recomiendan no hacer las pruebas para detectar el TPA antes que los niños tengan 7 u 8 años de edad. Esto se debe a que existe una gran variación en cómo los niños pequeños desarrollan diferentes destrezas. Esas habilidades incluyen entender los sonidos que oyen y aprender a escuchar ignorando los ruidos de fondo.

Al cerebro le toma tiempo desarrollar y refinar estas y otras habilidades, y estos factores del desarrollo pueden conducir a un diagnóstico erróneo de TPA.

Por ejemplo, cuando se examina a niños muy pequeños para determinar la presencia de TPA, factores como la falta de cooperación, de atención y de comprensión pueden afectar la interpretación de los resultados de las pruebas.

Es por esto que los niños que son diagnosticados con TPA a la edad de 6 años o antes podrían requerir ser reevaluados posteriormente. Los expertos recomiendan hacerlo alrededor de los 12 años de edad para confirmar el diagnóstico. Quieren estar seguros que no se trata del TDAH o de otra dificultad que podría lucir muy parecida al TPA.

Diagnosticar el TPA incluye utilizar una secuencia de pruebas llamada batería. La batería de pruebas del TPA busca un desfase entre la habilidad para oír (la cual es en general normal para los niños con TPA) y la habilidad para interpretar o discriminar sonidos.

El desempeño de su hijo en estas pruebas de audición pueden verse afectadas por cosas como las dificultades de atención o los problemas con el habla o el lenguaje. Estas son algunas cosas que usted puede hacer para prevenir o corregir un diagnóstico equivocado:

Utilice a todo el equipo. Cualquier caso potencial de TPA debe ser evaluado por un equipo que incluya un audiólogo, un patólogo del habla y del lenguaje (SLP, por sus siglas en inglés), un psicólogo y un otorrinolaringólogo (médico especializado en oído, nariz y garganta).

Asegúrese que el audiólogo esté familiarizado con el TPA. No todos los audiólogos conocen lo suficiente sobre el TPA. Muchos audiólogos no referirán a un niño para que sea evaluado para el TPA si las pruebas indican que la audición es normal, a menos que específicamente estén tratando de determinar la presencia del TPA. Sin embargo, si usted describe los síntomas de su hijo con claridad, la mayoría de los audiólogos conocen los signos de alerta del TPA.

Descarte primero otros problemas. Antes de que su hijo sea evaluado para determinar si tiene TPA, el audiólogo debe hacer una prueba de audición para descartar la pérdida de la audición y el SLP debe evaluar si existe algún problema del habla o el lenguaje.

También sería buena idea que un psicólogo determine si su hijo tiene un déficit de atención. Si ese fuera el caso, y usted decide que su hijo tome medicación para su falta de atención, es mejor esperar para hacer la evaluación del TPA hasta que sepa cuál es la dosis adecuada para manejar sus síntomas del TDAH.

No deje de tomar la medicación del TDAH. Si su hijo ha sido diagnosticado con TDAH y está tomando medicamento, asegúrese que continúe tomándolo durante las pruebas para el TPA. Parar de tomar el medicamento o cambiarlo podría afectar los resultados de las pruebas.

Por supuesto, muchas familias eligen no medicar a sus hijos con TDAH. En ese caso, la precisión de la evaluación para el TPA dependerá de la habilidad del niño para prestar atención durante las pruebas.

Tome notas sobre las estrategias que usted está utilizando. Observe cuáles son las adaptaciones en el salón de clases que parecen ayudar y cuáles no. De la misma manera, observe cuáles son las estrategias que utiliza en la casa. Tomar notas y compartir sus observaciones puede ser muy útil para los especialistas.

Acerca del autor

Retrato de Ellen Koslo

Ellen Koslo

Ellen Koslo, Au.D., profesora asociada, Columbia University Medical Center

Más de este autor

¿Le resultó esto útil?

¿Tiene su propia pregunta?

Obtenga y dé respuestas en nuestra comunidad. Es un lugar seguro para conectarse con otras familias y expertos. Únase a nuestros grupos.

Comentario(s)

Lo más reciente en Understood

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email