Cerrar
Idioma
English
Español
Dispraxia

6 puntos problemáticos comunes en chicos con dispraxia y cómo ayudar

Por Lexi Walters Wright

129Encontró esto útil

Los niños con dispraxia pueden tener problemas con las habilidades motoras gruesas, las habilidades motoras finas y las habilidades del lenguaje. Eso puede dificultar las situaciones cotidianas. Aquí hay seis puntos problemáticos comunes y consejos para ayudar a su hijo a superarlo.

129Encontró esto útil
Acercamiento de un niño con su hermana practicando hacer pulseras de amistad en la casa
1 de 6

Disfrutar el recreo

Si los amigos de su hija hacen pulseras durante el descanso, pero ella tiene problemas con las ligas pequeñas, podría empezar a disgustarle ese momento “divertido” del día. Lo mismo se aplica a cualquier actividad de ocio que su dispraxia haga complicada.

Qué intentar: Anime a su hija para que intente actividades sencillas y divertidas para ayudarle a desarrollar las habilidades motoras finas. Ofrézcale muchas oportunidades para que haga pulseras en casa. Cuando un niño tiene dispraxia, repetir una acción puede reforzar las vías cerebrales importantes. ¿Y si sigue siendo demasiado frustrante? Empáquele plastilina brillante o algo con lo que pueda divertirse en el recreo.

Entrenador felicitando a un nuevo miembro del equipo durante la inscripción
2 de 6

Jugar deportes en equipo

La dispraxia puede hacer que las habilidades físicas que necesita para los deportes sean complicadas, como atrapar, lanzar y hacer una carrera. Pero los deportes en equipo dependen también de la comunicación verbal. Y eso también puede ser complicado para los chicos que hablan demasiado suave (o muy fuerte) o que tienen problemas para formar palabras.

Qué intentar: Para una niño pequeño las actividades divertidas y sencillas en casa pueden ayudarle a mejorar las habilidades motoras gruesas. Si es mayor, ayúdela a seleccionar un deporte que use sus fortalezas. Anímela a reunirse con su entrenador para encontrar maneras para que pueda “hablar” mientras juega, como usar un gesto sencillo.

Grupo de estudiantes reunidos hablando fuera de la escuela
3 de 6

Relacionarse con amigos

Algunos chicos con dispraxia tienen problemas para pronunciar palabras o para controlar el tono de la voz. Esto puede hacerles sentir autoconscientes al intentar chatear con otros niños en persona o por teléfono.

Qué intentar: La preparación puede ayudar. Vea si su hija desea jugar roles usando conversaciones que podría tener con amigos en diferentes ambientes para que pueda practicar sus respuestas. Sugiérale tomar notas sobre lo que quiere decir antes de hacer llamadas telefónicas. Y anímela a encontrar maneras de hablar sobre sus dificultades. Entre más cómoda se sienta con su dispraxia, también otros lo estarán.

Grupo de niños y niñas en una clase de deportes
4 de 6

Sentirse ágil y segura

Los niños con dispraxia con frecuencia batallan con el equilibrio y la postura. Su hija puede tener dificultad controlando sus movimientos o usando sus manos. Y podría estar chocando con cosas frecuentemente. No es de extrañar que no quiera intentar bailar aeróbicos o ballet ni asistir al baile de la escuela.

Qué intentar: Practicar puede ayudar a los chicos con dispraxia a lograr ese plié o a sentirse más cómodos en la pista de baile. Recuérdele que es bueno realizar actividades que la hagan feliz, aunque no le sean fáciles de realizar.

Niña rumbo a la escuela con su mochila diciendo hola  aun amigo con la mano
5 de 6

Tolerar el contacto físico

La dispraxia podría hacer que su hija sea demasiado sensible al tacto. Eso puede provocar que las interacciones diarias, como caminar en los pasillos de la escuela o ser abrazado por un pariente la hagan sentir incómoda o le resulte insoportable.

Qué intentar: Reduzca la cantidad de estimulación física que experimente su hija tanto como sea posible. Sea selectivo sobre la ropa que le compra para que no sienta que le irrita la piel. Anímela a caminar con un hombro contra la pared de la escuela para limitar chocar con otros niños. Y comente a los miembros de la familia que su hija prefiere una sonrisa y una señal con la mano que un abrazo.

Niña pelirroja con el cabello en chongo mirándose al espejo
6 de 6

Expresarse

Imagine que su boca no siempre se mueva de la manera que usted quiere y que tiene problemas para escribir. ¡Hable sobre la frustración! Para algunos niños con dispraxia, sentirse escuchados es un verdadero reto.

Qué intentar: Ayude a su hija a practicar usando el lenguaje corporal y las expresiones faciales para mostrar cómo se siente. Si se siente cómoda escribiendo o usando un programa de reconocimiento de voz, anímela a que envíe un correo electrónico a sus amigos. Considere permitirle un mayor acceso a las redes sociales y los blogs para expresarse en línea (asegúrese de revisar con ella qué información personal no debe de comunicar en línea, y revise lo que está compartiendo).

Empiece la presentación nuevamente o explore más

8 maneras divertidas para desarrollar habilidades motoras finas

Los niños que tienen problemas con las habilidades motoras finas tienen dificultad para desarrollar músculos fuertes en las manos y las muñecas. Estas son algunas actividades que pueden ayudarlos a desarrollar los músculos que necesitan para las habilidades motoras finas.

5 mitos comunes sobre la dislexia

Los científicos conocen, ahora más que nunca, las causas y efectos de la dislexia. Pero algunos mitos persisten. La próxima vez que un maestro, un amigo o un familiar le den información obsoleta sobre esta dificultad con la lectura, comparta estos hechos con ellos.

Acerca del autor

Retrato de Lexi Walters Wright

Lexi Walters Wright

Lexi Walters Wright es una veterana escritora y editora para revistas y sitios de internet para padres.

Más de este autor

Revisado por Jim Rein, M.A. feb 20, 2015 feb 20, 2015

¿Le resultó esto útil?

Comentario(s)

Lo más reciente en Understood

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email